La Ley de Lemas sobrevive en tres provincias con oficialismos hegemónicos

Martin Boerr
(0)
24 de junio de 2019  • 13:54

Hace una semana se realizaron las elecciones en Formosa y la Ley de Lemas volvió a ser eje de las polémicas por lo que sucedió en el municipio de Pirané, la tercer ciudad de esta provincia, donde el actual intendente Juan Zaragoza fue el más votado con 5.342 votos, equivalentes al 45%.

Sin embargo, por la Ley de Lemas el intendente será Mario Diakovsky que sacó menos de la mitad, con 2.196 sufragios o el 18,5%.

La polémica Ley de Lemas permite que cada frente o lema inscriba sublemas. A la hora del escrutinio se suman los votos de cada sublema y gana el lema que tiene más votos, aún cuando el candidato ganador no sea el más votado.

Diakovsky en Pirané sumó los sufragios de Bernardino "Itu" Galeano, que obtuvo 1.982 votos y los 1.295 de Jorge Andrés Herrera. Así, el lema del Partido Justicialista para la localidad de Pirané terminó sumando 6.177 votos y se quedó con la intendencia.

Dónde funciona

En la actualidad, solo en 3 provincias de la Argentina sobrevive la polémica ley de lemas, que tuvo su auge a comienzos del menemismo y fue derogada en casi todos los distritos justamente por el rechazo que generó entre los votantes.

En todos los casos en donde persiste la Ley de Lemas gobiernan fuerzas políticas hegemónicas que están desde hace más de dos décadas: Santa Cruz, Misiones y Formosa.

En Santa Cruz gobierna el kirchnerismo desde 1991, cuando Néstor asumió su primer mandato. En Misiones desde el 2003 gobierna la Renovación, creada por Carlos Rovira cuando rompió con el puertismo. Justamente Ramón Puerta fue el que impulsó la Ley de Lemas en Misiones. Si se suma el primer mandato del Rovira como gobernador, son 20 años ejerciendo el poder en la provincia, en los últimos 12 años, como titular de la Legislatura.

En Formosa, como se sabe, Gildo Insfrán ganó su séptima elección y extenderá su gobierno a 28 años cuando finalice el 2023 (está desde 1995), récord absoluto desde el regreso de la Democracia.

"No es casualidad que en las tres provincias en las cuales subsiste la Ley de Lemas haya oficialismos que gobiernan desde hace décadas", dijo a LA NACION Humberto Schiavoni, titular del PRO Nacional y candidato a gobernador por Misiones, antes de las elecciones del 2 de junio pasado en las que fue derrotado por Oscar Herrera Ahuad por amplia mayoría.

Santa Cruz, la única que tiene Ley de Lemas para gobernador

Sin embargo, Santa Cruz es la única provincia que admite la Ley de Lemas para la categoría a gobernador. En cambio en Misiones sOlo se pueden inscribir sublemas para las categorías de intendente y concejales.

En el caso de Formosa, hace unos años Gildo Insfrán hizo derogar la ley de Lemas para la categoría a gobernador, temiendo que pudieran aparecerle varios rivales bajo un mismo lema que traccionaran más votos para desplazarlo. Se dio cuenta que le convenía enfrentar a todas las fuerzas bajo un mismo candidato. Formosa admite sublemas para diputados provinciales, intendentes y concejales.

En Misiones, otra polémica el 2 de junio

En la tierra colorada también se dio un caso parecido al de Pirané en las elecciones del 2 de junio pasado en la localidad de San Vicente, la cuarta ciudad más poblada de la provincia.

El actual intendente Valdomir Dos Santos, del Frente Renovador de la Concordia, fue el candidato más votado en la llamada Capital de la Madera. Sin embargo, los otros tres lemas que llevaba el partido oficialista no le sumaron mucho. En cambio el partido agrario Pays sumó más parejo con 2 de sus tres sublemas. Finalmente Sergio Fabián Rodríguez será el nuevo alcalde de San Vicente a partir del 10 de diciembre, a pesar de que sacó aproximadamente 850 votos menos que Dos Santos.

En el caso de Santa Cruz, en las elecciones del 2015 el más votado fue el radical Horacio Costa, que sacó 67.174 votos, dejando atrás a Alicia Kirchner que obtuvo 56.969 sufragios. Sin embargo, la hermana del ex Presidente sumó los votos de Daniel Peralta y alcanzó los 84.433 votos para desplazar a Costa. Al radical no le pudo sumar mucho Osvaldo Pérez (7.816).

Confusión y aparato

En general, los opositores se quejan de la Ley de Lemas y dicen que favorece a los oficialismos por tres motivos.

El primero es que al tener más recursos para la campaña, puede apuntalar a varios candidatos sin temor a que se "resten" votos entre sí, como sucedería en caso de que no haya Ley de Lemas si un Gobierno apoya al candidato A, B y C.

El segundo motivo es que genera mucha confusión por la gran cantidad de boletas que hay en el cuarto oscuro. "La gente se confunde con la Ley de Lemas y termina votando a los que ya conoce", dijo a LA NACION Adrián Bogado, que enfrentó a Gildo Insfrán el domingo pasado y sacó el 30 por ciento de los votos.

En Misiones en las últimas elecciones llegó a haber 627 sublemas de los tres partidos que compitieron (Renovación, Cambiemos y Pays), pero hubo mucho más en anteriores comicios.

"El oficialismo en Misiones decidió bajar la cantidad de sublemas, en 2007 hubo más de 2.500 boletas distintas. Un aspecto positivo de la aplicación es que permitió la participación de muchos dirigentes que de otra forma no hubieran tenido espacio", explicó Juan Carlos Arguello, analista político y director de Economis.com.ar.

Por último, otra posibilidad que le da la Ley de Lemas al oficialismo es la capacidad de no tener que "tachar" a ningún dirigente de una lista o una postulación, lo cual podría generar un eventual rival. A un movimiento hegemónico se le hace más fácil contener a los dirigentes con aspiraciones, al poder habilitarles a que compitan con la Ley de Lemas.

Tener que elegir a uno y postergar a otros, siempre puede generar resquemores y eventuales opositores dentro de un espacio político. La Ley de Lemas permite, en lo formal, que parezca que se les están dando oportunidades a todos.

Por último, los detractores de la Ley de Lemas señalan que tergiversa el voto porque un ciudadano termina ayudando a llegar a una municipalidad o una gobernación al candidato que ex profeso no quiso apoyar.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.