La otra herencia: qué hizo Macri con los programas más emblemáticos de la administración kirchnerista

Macri y Cristina Kirchner protagonizaron una transición con escaso diálogo
Macri y Cristina Kirchner protagonizaron una transición con escaso diálogo Fuente: Archivo - Crédito: Rodrigo Néspolo
Agustina López
(0)
5 de noviembre de 2018  • 14:37

El kirchnerismo transformó en banderas políticas cada uno de los programas político y social que inauguró a lo largo de su mandato.

Durante los 12 años de administración de Néstor y Cristina Kirchner, algunas de esas iniciativas se volvieron emblemáticas y fueron -aún lo son- esgrimidas como logros de gestión a la hora de medir fuerzas frente a las urnas.

Para conocer cómo evolucionaron algunos de esos programas durante la gestión del presidente Mauricio Macri y qué destino tuvieron, la nacion tomó cinco de ellos y evaluó sus cambios, continuidades y presupuestos.

La lupa se posó en los siguientes cinco programas:

  • La Asignación Universal por Hijo (AUH), que tuvo una expansión de beneficiarios durante la gestión de Cambiemos y que representa actualmente un dique de contención social frente a la crisis económica.
  • Conectar Igualdad, que ya dejó de distribuir netbooks y ahora contempla "aulas digitales".
  • El plan Procrear, donde sigue siendo dificultoso para obtener facilidades y alcanzar la vivienda propia.
  • Las becas Progresar, que sufrieron un ajuste presupuestario, además de haberse modificado los criterios de los montos según el rendimiento del alumno.
  • Y la Televisión Digital Abierta (TDA), que impulsó el ex-Ministerio de Planificación Federal, que encabezaba Julio De Vido, y que ahora dejó de ser una prioridad, según los expertos en la temática.

Son apenas cinco iniciativas, pero marcan las diferencias de las gestiones, así como la continuidad en algunos de sus aspectos principales. La discusión del presupuesto vuelve ahora a someterlos a debate.

Una comparación de los presupuestos, los cambios y las continuidades de cinco iniciativas que fueron bandera de la gestión de Cristina
Una comparación de los presupuestos, los cambios y las continuidades de cinco iniciativas que fueron bandera de la gestión de Cristina

Los cinco programas en la mira

Asignación Universal por Hijo (AUH)

El subsidio comenzó a implementarse a partir de 2009 con fondos de la Anses. La asignación era para cada niño de "grupos familiares que se encuentren desocupados o se desempeñen en la economía informal". La obligación de los beneficiarios para cobrar la totalidad del subsidio era cumplir con el calendario de vacunación y certificar que los niños fueran al colegio.

En 2009, la asignación era de $180 por hijo y al final del gobierno llegó a $837. El kirchnerismo terminó su gobierno con 3.648.930 de beneficiarios de la AUH y, según datos alternativos al Indec, los aumentos le ganaron a la inflación, excepto en 2010 y 2011.

Cuando asumió Mauricio Macri el programa se continuó e incluso se expandió a los monotributistas. Actualmente, la asignación promedio para los que menos ingresos tienen es de $1684 (varia por zona geográfica) y a marzo de 2018 se habían incorporado 156.917 nuevos beneficiarios.

Actualmente la AUH se convirtió en uno de los diques de contención social del Gobierno frente a la crisis económica: el ministerio de Desarrollo Social anunció un refuerzo de $1200 en septiembre y $1500 en diciembre. Sin este adicional, la AUH pierde ante la inflación: a septiembre recibió 19,9% de aumento mientras que el incremento generalizado de precios, según el Indec, llegó a 24,3% hasta agosto.

¿Qué queda para el año que viene? El presupuesto 2019 prevé que 4,1 millones de niños recibirán la AUH y el presupuesto para asistencia social será de un 34,6% más que el año anterior. Así, en la teoría, superaría la inflación prevista para el año próximo de 23%.

Conectar igualdad

En 2010 se estableció por decreto el programa Conectar Igualdad que prometía entregar netbooks a todos los alumnos de escuelas secundarias públicas y de institutos de formación docente.

En abril de este año el programa fue reemplazado por Aprender Conectados y se cambió la dinámica de funcionamiento: se detuvo la entrega de notebooks (más de 5 millones hasta el 2016) y se reemplazó por el concepto de "aulas digitales". A partir de ahora todo el equipamiento queda en la escuela, se brindan capacitaciones y se apunta a la "alfabetización digital" de los alumnos desde el jardín de infantes.

"(Conectar Igualdad) no dio buen resultado porque los chicos perdían sus netbooks o se rompían y no había reparaciones. Las escuelas no estaban conectadas y era muy costoso para el Estado comprar los equipos que se desactualizaban de manera vertiginosa", explicó un funcionario de la cartera de Educación vinculado al programa. Según datos que averiguó LA NACION, en promedio se gastaban 500 dólares por cada equipo.

Para este año se destinó al programa un presupuesto de $4000 millones y se esperaba cumplir con la provisión total de equipo y capacitaciones para todas las escuelas en 2019. Sin embargo, según publicó LA NACION, el Plan Nacional de Educación Digital tendrá una reducción del 58,8% nominal y del 68,8% real, según cifras del presupuesto 2019.

Procrear

El acceso al crédito hipotecario fue casi una odisea durante los gobiernos de Cristina Kirchner a tal punto que cuando se lanzaron los Procrear, en 2012, se convirtieron en el 80% del crédito disponible. Las tasas de los Procrear se actualizaban, pero siempre por debajo de la inflación y eran financiadas por la Anses.

Cuando llegó el nuevo gobierno se mantuvo el Procrear original, pero se incluyó un cambio fundamental para hacerlos sostenibles: su actualización se hizo en Unidad de Valor Adquisitivo (UVA), es decir que la cuota se modifica acorde a la inflación.

El Gobierno luego relanzó el Procrear, pero ahora el Estado da un subsidio y el crédito se gestiona por medio de un banco. El valor del subsidio depende del tipo de vivienda que se quiera adquirir (viviendas más económicas reciben más subsidio) y de la composición del grupo familiar. Actualmente este Procrear representa el 30% del crédito disponible y desde noviembre de 2016 se entregaron 31167 subsidios, según datos del ministerio del Interior. Del Procrear surgieron otros programas como el de Ahorro Joven destinado a personas de hasta 35 años o el Mejor Hogar, con microcréditos para refaccionar viviendas.

¿Qué pasará ahora con la política de ahorro fiscal que pretende el Gobierno? "Se están buscando alternativas para que se puedan dar subsidios con el menor impacto fiscal" sintetizó Alejandro Sparacino, director operativo del Procrear. "Por ejemplo utilizar tierras que el Estado ya tiene para que desarrolladores privados construyan sobre esos lotes y luego al momento de la adjudicación se compense a la persona con el valor del terreno".

Becas Progresar

En 2014 se lanzaron las becas Progresar con el objetivo de ayudar a que los estudiantes con menos recursos (un ingreso familiar de tres salarios mínimos) puedan terminar sus estudios primarios o secundarios y luego asistir a la universidad. En ese entonces se daban 12 cuotas de un monto fijo de dinero ($900 por mes ese año) a los alumnos de hasta 24 años que aprobaran al menos dos materias por año.

Con la llegada del nuevo gobierno se mantuvieron las becas, pero se implementaron cambios. Ya no se pagan 12 cuotas sino 10 (se descontaron los meses de verano) y se abrió el cupo para los estudiantes universitarios avanzados de hasta 30 años. Otro cambio es que no todos reciben los mismos montos: quienes aprueben solo dos materias por año, el mínimo, cobran menos que aquellos que completen al menos el 50% de la currícula. Los montos van desde $1250 hasta becas de $7400 para quienes se formen en la docencia.

Una crítica que recibió el Gobierno es que dio de baja una cantidad significativa de becas. Ante esto autoridades del ministerio de Educación señalaron que en realidad ahora "un verdadero cruce del padrón con el rendimiento del alumno".

Sin embargo, más allá de las bajas que pueda haber lo cierto es que según lo contemplado en el presupuesto 2019 el programa se ajustará: este año el presupuesto contempló $9.900 millones para becas Progresar. La partida asignada a la totalidad de las becas estudiantiles para el año próximo es $10.090 millones, un aumento menor al 2%.

Televisión Digital Abierta (TDA)

En 2009 Cristina Kirchner anunció la creación Sistema Argentino de Televisión Digital Terrestre con el objetivo de generar la transición de la televisión analógica a la digital en 10 años. Toda la inversión satelital, de antenas terrestres y de fibra óptica necesaria para este proceso estuvo a cargo del Estado y bajo la órbita del ministerio de Planificación.

Cuando llegó Cambiemos, la TDA pasó a manos primero del ministerio de Comunicaciones y luego quedó a cargo del Sistema Federal de Medios de Hernán Lombardi . A diciembre de 2015 se habían instalado 92 antenas terrestres y este gobierno sumó en casi tres años 5 estaciones más y se distribuyeron 80 mil decodificadores para beneficiarios de planes sociales o jubilaciones mínimas.

En diciembre del año pasado se denunció un vaciamiento de los contenidos de la TDA por el despido de más de 150 personas. En su momento Lombardi dijo que algunas de las estructuras de la TDA eran costosas de mantener "en un nuevo contexto", aunque sostuvo que el programa no se cerraría. Lo que sí parece complicado de alcanzarse es la digitalización total y el apagón analógico ya que se demanda una inversión estructural aún mayor.

Al respecto, Martín Becerra, investigador del Conicet y especialista en medios, consideró: "La TDA no es una prioridad de este gobierno. Se ha descuidado la inversión en infraestructura y en su proyección y, aparte, se le fue quitando atractivo a la grilla de canales que la TDA transporta".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.