La ruta del dinero K: sin Lázaro Báez, su defensa inició el alegato final en el juicio por el lavado de casi US$60 millones

La abogada de Lázaro Báez criticó a la Justicia y a los medios de comunicación por el avance de la causa por lavado de dinero
La abogada de Lázaro Báez criticó a la Justicia y a los medios de comunicación por el avance de la causa por lavado de dinero Fuente: LA NACION
Candela Ini
(0)
19 de agosto de 2020  • 16:32

Sin la presencia de Lázaro Báez, que se negó a ser trasladado al sector del Penal de Ezeiza -donde se encuentra detenido- para conectarse de manera remota, se reanudó vía Zoom el juicio oral por la causa "Ruta del dinero K", y su defensa expuso el alegato en la fase final del proceso por lavado de dinero.

"Lázaro se negó a ser trasladado a la sala de videoconferencias por una cuestión de salud: él tiene mucho miedo al contagio y hemos tenido conocimiento de que dos personas del establecimiento murieron por el Covid-19", dijo su abogada, Elizabeth Gassaro, al inicio de la audiencia. Báez no presenció ninguna de las audiencias que ocurrieron de manera remota desde que este juicio fue reanudado.

Con una defensa principalmente basada en acusar a quienes llevaron adelante la investigación judicial y a los medios de comunicación, la abogada calificó a la causa en la que el empresario santacruceño está acusado de lavar casi 60 millones de dólares como una "operación parajudicial".

Según Gassaro, la investigación tuvo como origen "una gran operación de inteligencia estatal y paraestatal, con participación de todos los medios de comunicación".

La defensa de Báez está representada por Gassaro y por Juan Villanueva. Adelantaron que su alegato durará al menos tres audiencias. Ambos intercalaron sus exposiciones a lo largo de la audiencia, que comenzó a las 9.30 horas y se extendió hasta las 15 horas.

Villanueva dijo que se violó el derecho a la defensa durante la investigación por las escuchas que se difundieron sobre conversaciones entre Báez y sus abogados, y se refirió a la causa por presunto espionaje ilegal tramitada en Lomas de Zamora, donde el Colegio Público de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires es parte querellante.

También calificó al arrepentido Leonardo Fariña como un "mentiroso compulsivo", y dedicó un largo tramo de su exposición a atacar sus dichos. "Lo dicen los propios imputados: ellos han sido coaccionados y direccionados para introducir hipótesis criminales falsas que jamás han sido corroboradas", dijo Villanueva. Y agregó, en otro tramo de la exposición, que en esta causa se buscó incriminar a la vicepresidenta Cristina Kirchner en la causa con un objetivo político.

La defensa de Báez se apoyó, más que en cuestiones técnicas referidas al objeto procesal, en una presentación que incluyó capturas de pantalla de notas periodísticas y recortes de programas de televisión.

"Lejos de haber una acusación válida a partir de la prueba producida en este debate, los acusadores han logrado guiarse por una lógica investigativa defectuosa", dijo Gassaro.

En esta causa las partes querellantes -Oficina Anticorrupción (OA), AFIP, y la Unidad de Información Financiera (UIF)- formularon sus pedidos de penas, así como también lo hizo el fiscal Abel Córdoba, quien pidió para Lázaro Báez una pena de 12 años de prisión y una multa millonaria.

Cuando las defensas de todos los acusados en esta causa hayan finalizado sus alegatos, será la oportunidad para que ellos digan sus últimas palabras antes de escuchar la sentencia del Tribunal.

Báez, mientras tanto, espera una definición judicial que lo saque de la cárcel, donde se encuentra con prisión preventiva hace más de cuatro años. Esa situación se encuentra, ahora, en manos del Tribunal Oral Federal 4, después de un fallo de la Cámara de Casación, que ayer ordenó fijar un monto de caución menor al que ya habían establecido, y que la defensa de Báez consideró "imposible de pagar".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.