Elecciones 2019: el Gobierno espera con prudencia los resultados y no quiere anticipar sus movimientos

El bunker del oficialismo, en Costanera, a la espera de los resultados
El bunker del oficialismo, en Costanera, a la espera de los resultados Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
Maia Jastreblansky
(0)
27 de octubre de 2019  • 17:58

El Gobierno buscó transmitir mucha cautela por los resultados de las elecciones y evitaba anticipar la dinámica que se abrirá en caso de que Mauricio Macri vea clausuradas las chances de una segunda vuelta electoral.

Las primeras mesas testigo, pudo saber LA NACION, le arrojaban a Juntos por el Cambio una mejora en provincias de la franja central del país, como Mendoza, Córdoba y Santa Fe. Pero aguardaban los datos de la provincia de Buenos Aires, la provincia de mayor peso electoral.

"Los resultados van a estar a partir de las 21 y ahí se hará el análisis correspondiente. Nos parece apresurado apresurar esas expectativas", dijo el jefe de Gabinete, Marcos Peña, en respuesta al optimismo que exhibieron en el campamento del Frente de Todos. En el búnker de Costa Salguero, con música a todo volúmen, se esperaba la llegada del Presidente. Más temprano llegaron la gobernadora María Eugenia Vidal y del jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta al VIP pabellón 5 del complejo.

"La elección no termina hasta que termina", sentenció este domingo, en medio de la jornada electoral, uno de los estrategas de la campaña de Juntos por el Cambio, con la intención de no hacer lecturas anticipadas.

Antes de que hablaran los jefes de campaña de Nación, provincia y Ciudad, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio anunció que la participación fue superior al 80%.

El jefe de Gabinete y jefe de campaña, Marcos Peña, reiteró esta tarde que "es posible" que para tener certezas sobre el resultado "haya que esperar hasta el escrutinio definitivo". "Si llega a haber una tendencia muy finita (el escrutinio definitivo) será un mecanismo para esclarecer dudas", dijo el jefe de Gabinete desde el búnker.

Un asesor de la campaña especificó el ánimo que tuvo Peña con su declaración. "Si hay chance de ballottage, es probable que la diferencia sea tan finita alrededor de los 45 puntos que unos u otros van a querer contar los votos", especificó. Algo de esto se conversó el viernes en la reunión de estrategas de campaña que tuvo lugar en Olivos, donde estuvo el histórico gurú de Pro, Jaime Durán Barba.

A diferencia de las primarias, el Gobierno no realizó la reunión previa de equipo en la Quinta de Olivos. Una muestra de la prudencia que atravesó la jornada.

La lectura de la elección

Los resultados que arrojen las urnas esta noche demostrarán si la prédica del "Sí, se puede" que Mauricio Macri difundió tras las PASO alcanzó para conseguir un milagro electoral o si, en cambio, las chances de reelección del Presidente quedaron definitivamente sepultadas con una derrota en primera vuelta.

Aún si el Presidente pierde con Alberto Fernández, los porcentajes que se conozcan esta noche también serán cruciales para determinar la fortaleza política de Macri y su posicionamiento para una eventual transición en un contexto de extrema sensibilidad económica.

Los dos grandes interrogantes de la noche son si, en el caso de saldar el pleito en primera vuelta, habrá una convocatoria al kirchnerismo en lo inmediato y si se tomarán medidas orientadas a controlar el mercado de cambios.

Horacio Rodríguez Larreta, Marcos Peña y Diego Santilli en el desayuno de Juntos por el Cambio en el café Tortoni
Horacio Rodríguez Larreta, Marcos Peña y Diego Santilli en el desayuno de Juntos por el Cambio en el café Tortoni Crédito: Prensa Juntos por el Cambio

Si, como señalan todos los pronósticos, el pleito se cierra hoy en primera vuelta, en el oficialismo mirarán con atención los números. Observarán si Alberto logra superar el umbral del 50% (una mayoría simple), y analizarán a qué distancia queda Juntos por el Cambio para los tiempos políticos que vendrán.

Sin grandes cumbres previas

A diferencia del 11 de agosto, donde los resultados de las PASO contradijeron a todas sus expectativas, hoy el núcleo duro de Macri evitó las amplias cumbres previas en Olivos y espera a que sus mesas testigo confirmen una tendencia clara para comenzar a hablar de números.

Macri votó cerca de las 12 en la escuela Wenceslao Posse, ubicada en la calle Juncal 3131, y retornó a su quinta Los Abrojos para almorzar con Juliana Awada y sus cinco hijos. El Presidente optó por compartir tiempo en familia en una jornada que puede marcarlo a fuego.

Peña comenzó el domingo con un desayuno en el tradicional Café Tortoni junto a el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, que espera saldar la elección esta noche y renovar su mandato en la Ciudad sin segunda vuelta. El jefe de Gabinete pidió "no darle mucha bola a todos los falsos rumores de números, de encuestas, que además de ser ilegales, en general son truchas y es para generar distracción".

El búnker de Juntos por el Cambio
El búnker de Juntos por el Cambio Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

Cerca de Peña señalaron que, en principio, no estaba prevista una amplia reunión del equipo de campaña en la quinta presidencial antes de dirigirse al búnker montado en Costa Salguero, como es tradición en Pro. El domingo de las PASO, en Olivos habían existido felicitaciones cruzadas en lo que fue una celebración prematura.

Ese día, Peña había hablado de "boca de urna truchas" para desestimar los números que circulaban por los grupos de WhatsApp. Pero a medida que se acercó la hora de publicar los datos oficiales, los colaboradores del oficialismo comenzaron a asimilar la diferencia con el kirchnerismo.

Esta vez, en el comando de campaña señalan que esperarán a las 19, e incluso a las 20, para aludir a los resultados. Dicen que aguardarán a que avancen los números de las mesas testigo de Juntos por el Cambio, que monitorea la asesora de la jefatura de Gabinete, Mora Jozami. Los primeros datos oficiales se esperan para las 21.

Los colaboradores del presidente señalaron a LA NACION que también esperarán a los resultados para terminar de delinear el discurso que dará Macri esta noche. Más allá de los porcentajes finales, en el oficialismo contemplan que las palabras y la actitud que exhiba el Presidente tendrá incidencia en la apertura de los mercados de mañana.

Hoy el ministro de Hacienda de la Nación, Hernán Lacunza, aseguró que el oficialismo está "preparado para cualquier escenario".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.