Los obispos evitaron una definición sobre la elección

En el centro, el arzobispo de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani
En el centro, el arzobispo de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani Fuente: Archivo
El Episcopado se reunió dos días después de la votación, pero no incluyó en su informe final referencias al escenario político
Mariano De Vedia
(0)
14 de agosto de 2019  

En medio del impacto generado por el contundente triunfo de Alberto Fernández en las PASO del domingo, los 22 obispos que integran la comisión permanente del Episcopado comenzaron ayer una reunión de tres días. Sin embargo, evitaron cualquier evaluación sobre el convulsionado escenario político que envuelve hoy al gobierno de Mauricio Macri, luego del test electoral.

También los obispos guardaron silencio sobre la performance electoral que tuvieron las listas que promovieron durante la campaña la "ola celeste" y el rechazo al aborto.

La reunión, encabezada por el obispo de San Isidro y presidente del Episcopado, Oscar Ojea, estaba programada hace varios meses y se extenderá hasta mañana.

En tanto, el arzobispo de La Plata, Víctor Manuel Fernández, encabezó el lunes siguiente a las elecciones una misa en el Astillero Río Santiago, para celebrar la festividad del patrono San Cayetano, y pidió por las fuentes de trabajo.

Afirmó en su homilía que "propiciar que haya trabajo para todos es un objetivo central de la política, porque el trabajo hace posible una vida digna, aportando a la sociedad y llevando el pan a la familia".

El arzobispo Fernández, uno de los que suele expresar con mayor énfasis el pensamiento de Francisco, destacó la importancia del astillero como "un gran símbolo de la resistencia y de la lucha por los derechos sociales".

Pero advirtió que eso requiere, al mismo tiempo, de "un desarrollo productivo de la región que, junto con el puerto, genere un nuevo ciclo virtuoso de producción y trabajo", según informó la agencia católica AICA.

La reunión episcopal

Sin referencias al nuevo escenario político, el Episcopado informó que los obispos hicieron en la reunión de ayer "una evaluación profunda e integral" de la visita ad limina que realizaron al Vaticano, divididos en tres grupos, entre abril y mayo de este año, y que incluyó un encuentro con el papa Francisco.

Coincidieron en que el viaje fue "fecundo" y destacaron "la importancia del momento fraterno" que vivieron como pastores.

En aquella ocasión, los obispos le pidieron al Santo Padre que analizara una posible visita a la Argentina, que podría concretarse en la última parte del año próximo. El propio pontífice dejó trascender que su intención es visitar el país en 2020, según publicó en LA NACION el columnista Joaquín Morales Solá, a comienzos del mes pasado.

También analizaron ayer los obispos un informe sobre la reforma económica de la Iglesia y su sustentabilidad, luego del anuncio de la renuncia a los aportes del Estado. Evaluaron distintas propuestas sobre la articulación del trabajo de un fondo común solidario entre distintas diócesis.

En momentos en que varios indicadores sociales advierten sobre el crecimiento de la pobreza, el Episcopado avanza en la organización de la colecta Más por Menos, prevista para septiembre, con el fin de dar ayuda a las regiones más necesitadas del país. Se definieron las diócesis más postergadas, que recibirán una mayor asistencia, pero no revelaron cuáles son.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.