Macri repitió la cábala de 2015 y lanzó su campaña en Córdoba

Macri en Córdoba
Macri en Córdoba
Gabriela Origlia
(0)
12 de julio de 2019  • 13:06

CÓRDOBA. Repitiendo una cábala, el presidente Mauricio Macri lanzó hoy oficialmente en Córdoba su candidatura para ser reelecto. Hace cuatro años, en julio de 2015, eligió una caminata por Villa Allende (donde hoy fue a visitar a una emprendedora), y esta vez un acto con los candidatos a diputados y unos 700 dirigentes en el complejo Forja.

Al ritmo de un cuarteto, Macri subió al escenario después de que hablaran los cinco postulantes a diputados nacionales y su candidato a vicepresidente Miguel Ángel Pichetto, y como ya es tradición, habló de Córdoba como "su" provincia y recordó que en este distrito -que ya visitó 19 veces como Presidente- "nació el cambio" y le dio la diferencia en la segunda vuelta de 2015 para llegar a la Rosada. "¡Fuerza, cordobeses! Otra vez de acá para arriba", apeló.

Los sondeos que circulan en el ambiente político cordobés le dan al Presidente una intención de voto de entre 43% y 45%, con unos 20 puntos por encima de su rival directo, Alberto Fernández. Como el peronismo cordobés va con boleta corta, todas las fuerzas apuntan a que sus candidatos sean los elegidos por los votantes de ese segmento.

El gobernador Juan Schiaretti -con quien esta vez Macri no se encontró ya que está en el exterior en una actividad oficial- apuesta a renovar los dos legisladores que su sector pone en juego y dio libertad de elección para el tramo presidencial; la campaña oficial del peronismo es por los diputados.

Macri fue con Pichetto a Córdoba, un distrito históricamente adverso para el kirchnerismo
Macri fue con Pichetto a Córdoba, un distrito históricamente adverso para el kirchnerismo Fuente: Télam

Con tres millones de votantes, Córdoba es el tercer distrito electoral del país, representa 8,4% del total del padrón y Juntos por el Cambio busca sacar una amplia diferencia para compensar victorias más ajustadas o derrotas en otras provincias. Ese fue uno de los ejes de los discursos de hoy, el del rol crucial que jugará la jurisdicción; también todos subrayaron que la participación y el resultado de las PASO es fundamental.

"Estamos listos para emprender la época más grandiosa de nuestro país -dijo Macri-. Este es el camino del trabajo, de la verdad, de sentirnos orgullosos como argentinos". Como viene sucediendo en sus últimos actos, criticó al kirchnerismo y, esta vez, a "algunos dirigentes sindicales" del área educativa que intentan frenar cambios.

Todos los candidatos a legisladores y también Pichetto centraron sus exposiciones en castigar al kirchnerismo y resaltar los logros de la actual gestión, aunque admitieron que hay tareas pendientes, como la baja de la pobreza. En Córdoba, históricamente antikirchnerista, el refuerzo a las críticas era previsible.

Negri, por ejemplo, afirmó que Macri "no tiene que atravesar las dificultades de otros que vinieron y tuvieron que pedir disculpas", en clara referencia a Alberto Fernández. Además, insistió en que este gobierno no discriminó a la provincia y respetó el federalismo.

El operativo de seguridad en torno del complejo y en el control de la entrada fue visiblemente más intenso que en las anteriores visitas de Macri. Aunque en el acto los dirigentes cordobeses hicieron un explícito esfuerzo por disimular diferencias, las viejas heridas siguen a flor de piel.

Hugo Romero, tercero en la lista y representante del mestrismo, recordó que Ramón Mestre cumplió con su palabra de no ser después candidato a otro cargo, una indirecta para Negri y Luis Juez, quienes habían dicho que no se postularían y finalmente lo hicieron.

Macri también mencionó la interna que terminó con la ruptura de la alianza en la elección provincial: "Más allá de que haya habido algún problemita en la tropa", minimizó. Y Pichetto dedicó sus primeras palabras a Mestre, a quien le pidió "levantar el ánimo" y seguir peleándola.

Pichetto -quien intercambió elogios con Macri- ponderó los esfuerzos del gobierno nacional para estabilizar la economía y abogó por "un capitalismo moderno, inteligente, que defienda el interés nacional".

Fue el más directo al criticar al kirchnerismo y apuntó, otra vez, a Axel Kicillof: "Es muy importante escucharlo al que fuera ministro de Economía, hoy candidato a gobernador de Buenos Aires, cuando dice que el acuerdo con la Unión Europea es una tragedia. La verdad es inexplicable que pueda ser candidato de una provincia cuya potencia más importante es el agro y la ganadería".

"El camino emprendido es el camino de salida para los argentinos. Del otro lado está el distribucionismo vacío..., más planes y más pobreza. Es hablar de los pobres, pero no solucionar la pobreza", afirmó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.