Macri: "En cada fallo, la Corte debe pensar en el equilibrio y la gobernabilidad"

Macri saluda al presidente de Vietnam, Nguyen Phu Trong
Macri saluda al presidente de Vietnam, Nguyen Phu Trong Fuente: Reuters - Crédito: Kham
Aunque evitó el choque, Macri alertó sobre el impacto económico de las decisiones del tribunal
Santiago Dapelo
(0)
22 de febrero de 2019  

HANOI, Vietnam.- El Presidente hace un esfuerzo por mantener distancia y mostrarse respetuoso de las decisiones que toma la Justicia. Sabe que cualquier declaración en contra del fallo de la Corte Suprema que obligó al Estado nacional a pagarle 15.000 millones de pesos a la provincia de San Luis puede generar un conflicto entre poderes. Pero el empeño que pone por evitar un cuestionamiento se diluye con el paso de los minutos.

La duda queda planteada sobre la nueva dinámica con la que comenzó a trabajar el máximo tribunal desde que Ricardo Lorenzetti perdió la presidencia a manos de Carlos Rosenkrantz . La repetición de resoluciones en contra de los intereses del Poder Ejecutivo que votó la ya consolidada mayoría de la Corte integrada por Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti genera dudas.

Y las perspectivas son aún más complejas, ya que la Corte todavía tiene que resolver sobre la misma cuestión sobre Santa Fe, lo que podría generar un agujero fiscal de 45.000 millones de pesos.

Esa cifra es causa común en el oficialismo. La demanda presentada inicialmente por Santa Fe, en cambio, ubica el reclamo en 75.000 millones de pesos. Actualizado por la inflación, el monto se eleva.

El gobierno santafesino que encabeza Miguel Lifschitz considera vencidos todos los plazos de la negociación que se abrió tras el fallo de la Corte que le dio la razón a la provincia, en noviembre de 2015, días antes de que Macri pusiera un pie en la Casa Rosada. La sentencia en favor de San Luis abre la puerta para que el gobierno socialista apure la demanda.

Pese a esos nubarrones, en la Casa Rosada destacan que el fallo puntano no especificó plazos de pago y que, por ende, su cumplimiento quedó supeditado a una negociación política con la provincia.

-Siempre con los votos de Lorenzetti, Maqueda y Rosatti, a quienes algunos llaman la "mayoría peronista", la Corte resolvió a favor de San Luis y podría fallar a favor de Santa Fe. ¿Observa al tribunal como un factor de poder adverso al Gobierno?

-Primero digo, cuando pasa algo así, que respeto los fallos de la Corte. Segundo, esto tiene que ver con atropellos del gobierno anterior. Y tercero, cuando se titula que el fallo es un "golpe al Gobierno...", el presupuesto nacional no es del Gobierno, es el de todos los argentinos. En cuanto a la decisión, yo me siento hoy en el mismo nivel que el más federalista de los presidentes, porque creo que el desarrollo de la Argentina pasa por el desarrollo de la economía riojana, chubutense o catamarqueña. No pasa por el centralismo atropellador que planteó el kirchnerismo. Lo he demostrado en hechos: cuando asumí había 20 provincias en un estado económico y financiero muy precario. Hoy tenemos 20 provincias con superávit.

-¿Pero cómo calificaría la acción de esos jueces?

-Lo que digo es cuidemos el federalismo y cuidemos el equilibrio. Y creo que la Corte también tiene que pensar en cada decisión que toma en garantizar el equilibrio del país y su gobernabilidad.

-Insisto, ¿cree que Lorenzetti, Maqueda y Rosatti actúan de forma coordinada con intencionalidad política?

-Quiero pensar que no.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.