Macri lleva a Massa a Davos y tendrá más de siete bilaterales

Buscará inversiones y se reunirá con Biden, Valls, Peña Nieto y la reina Máxima, entre otros; también se mostrará abierto a la oposición local
Martín Dinatale
(0)
6 de enero de 2016  

Macri encabezó ayer una reunión de gabinete en la Casa Rosada
Macri encabezó ayer una reunión de gabinete en la Casa Rosada Crédito: Presidencia

El regreso de un presidente argentino después de 12 años al Foro Económico de Davos se dará con una cargada agenda internacional y muchos gestos hacia la diplomacia extranjera: Mauricio Macri prepara en esa cumbre más de siete reuniones bilaterales con presidentes, irá acompañado por el diputado opositor Sergio Massa y llevará a Suiza a todo su equipo económico.

Para Macri, el viaje a Davos será más que una visita a una cumbre de presidentes. Según coincidieron ante LA NACION varios funcionarios del Gobierno, el jefe del Estado quiere mostrar allí que "la Argentina está dispuesta a reinsertarse en el mundo luego de muchos años de aislamiento impuestos por el kirchnerismo".

Hay algunas razones específicas de Macri para pensar en un regreso a toda orquesta en el concierto internacional. El Presidente buscará en Davos reconstruir la agenda económica del país, buscará inversiones extranjeras y abrirá las puertas al mercado de capitales financieros.

Desde esta óptica, Macri ya armó una cargada agenda de reuniones bilaterales con varios jefes de Estado que concurrirán a Davos. "No tendrá tiempo ni para salir de compras", graficó un ministro. Hasta ayer, LA NACION pudo confirmar por lo menos cinco encuentros en agenda. Pero se informó que habrá más de siete.

Entre las reuniones ya pautadas que piensa entablar Macri en Davos figuran: un encuentro con el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden; una reunión con Manuel Valls, el primer ministro de Francia; con el presidente de México, Enrique Peña Nieto; con la reina de Holanda, Máxima Zorreguieta, y con el presidente de Suiza, Johann Schneider-Ammann, entre otros.

Con cada uno de ellos Macri buscará mantener un punto en común. Ayer se supo, por ejemplo, que el encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos en Buenos Aires, Kevin Sullivan, estuvo en la Casa Rosada para ajustar la reunión de Macri con Biden. No sólo ello: también trabajan ambas diplomacias por la visita oficial que hará este año a la Argentina el presidente Barack Obama y sobre la que aún no hay fecha definida. Según se supo, la reunión de Macri con Biden también servirá para relanzar la relación bilateral y buscar inversiones norteamericanas en las áreas de energía, industria e infraestructura.

Con Valls, el presidente argentino también buscará reforzar las relaciones y preparar la visita que hará en febrero a la Argentina el primer ministro francés, François Hollande. En ambos encuentros se abordará el tema del combate contra el terrorismo y la teoría que plantea la canciller Susana Malcorra sobre este tema: que los carteles de narcotraficantes de América latina financian el extremismo africano con ramificaciones en el terrorismo.

Se sabe también que la reunión que Macri tendrá con Peña Nieto rondará por las inversiones en Vaca Muerta que se esperan de México y, con la reina Máxima, el encuentro será de amistad, ya que Macri la conoce desde hace muchos años.

Dialoguista

El otro gesto que busca dar Macri en Davos es el de un presidente abierto a las críticas y dialoguista con la oposición. Ésta es la idea central por la que invitó a su ex rival del Frente Renovador. Massa se sumará, así, a la comitiva oficial que viajará a Suiza con la intención de "conseguir inversiones para el país", según dijo ayer (ver aparte).

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, calificó como "un gesto importante" que Macri realice el viaje a Davos con "un dirigente opositor" que está "planteando una agenda de disidencias". No obstante, desde el Frente renovador dijeron a LA NACION que Massa se sujetará a la agenda del Presidente y buscará mostrar un país con políticas de Estado a largo plazo y una firme intención de reinsertarse en el mundo. La invitación del Gobierno a un opositor para la cumbre de Davos también contemplaba a Daniel Scioli en la comitiva. Pero, según se supo, el escándalo de la fuga de los homicidas del triple crimen de General Rodríguez opacó todo ese gesto hacia el ex gobernador bonaerense y se frenó la decisión.

Por último, Macri mostrará en Suiza a todo su equipo económico, encabezado por Alfonso Prat-Gay. También irían Francisco Cabrera (Desarrollo), Guillermo Dietrich (Transporte) y Juan José Aranguren (Energía). La idea es armar en Davos una agenda de reuniones con inversionistas y contraponer, así, los años de ausencia de Néstor y Cristina Kirchner.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.