Maradona, en política, siempre oficialista