Mariano Recalde: "El 'vamos por todo' fue malinterpretado; la idea era profundizar, mejorar"

Mariano Recalde
Mariano Recalde Crédito: Ignacio Sánchez
El candidato kirchnerista a senador dice que La Cámpora hizo autocrítica, pero puertas adentro; afirma que hoy se vive "el peor momento" de la libertad de expresión en democracia
Hernán Cappiello
(0)
15 de septiembre de 2019  

Mariano Recalde, uno de los dirigentes más encumbrados de La Cámpora durante la gestión Cristina Kirchner, defiende el rol de la agrupación como parte de un "espacio amplio y plural". Asegura que el " vamos por todo" fue tergiversado intencionalmente y considera que hoy se vive el peor momento para la libertad de expresión en democracia. Dice que hay "presos políticos", pero reconoce también que hubo funcionarios que cometieron delitos.

Como candidato a senador porteño por el Frente de Todos, el espacio que postula a Matías Lammens como jefe de gobierno porteño, Recalde ya tiene asegurada su banca. Recibe a LA NACION mientras toma mate con un termo con una calcomanía de Cristina Kirchner. Señala que tras cuatro años de Mauricio Macri en el poder, se debería reivindicar al kirchnerismo. Y asegura que en la ciudad enfrentará una política "lujosa" de Cambiemos que le da la espalda a las necesidades de la gente.

-¿Tomó distancia de La Cámpora?

-No entiendo por qué la pregunta. Formamos parte de una generación que eligió un rumbo y ahora estamos abocados al Frente de Todos y trabajando con la conducción de Alberto Fernández y Cristina Kirchner en un frente amplio.

-Pero en el kirchnerismo La Cámpora tuvo protagonismo.

-Se sobredimensionó, nuestro rol es de acompañamiento absoluto.

-Con Axel Kicillof en la provincia, los legisladores e intendentes tendrán una presencia territorial que nunca tuvieron...

-Forma parte de la evolución, de la madurez política de dirigentes y de espacios que van creciendo. Hoy Axel representa una fuerza política mucho más amplia.

-¿Y su presencia como senador porteño es una evidencia de eso?

-Nuestra vocación es construir proyecto amplio con posibilidad de gobernar. Nos mueve la idea de cambiar el gobierno en la ciudad, que se vuelva a poner prioridad en la educación, en la cuestión social descuidada por una gestión que tiene una presentación lujosa de sus proyectos mientras los ciudadanos tienen una vida pobre.

-¿Hace alguna autocrítica del rol de La Cámpora?

-No autocriticarse es de necios, toda persona tiene que tener un espíritu crítico y autocrítico.

-¿Cuál es la autocrítica de La Cámpora?

-Muchas. Las hacemos, pero para adentro. En este momento le preocupa más a la gente la autocrítica que tiene que hacerse el Gobierno. No creo que nosotros hayamos hecho nada que le complique la vida a la gente. Sí lo hizo este gobierno. Ya estamos en el colmo de poner en duda si va a haber transporte público a la noche, la gente se muere de frío en la calle o la policía reprime a un vendedor de paltas.

-¿El "vamos por todo" estuvo bien o mal?

-Es una expresión tergiversada, sacada de contexto. La idea era profundizar, mejorar, un "vamos por más". No tuvo la connotación que se le quiso dar. Vamos por todo lo que hace falta, lo que está mal, mejorar.

-Se interpretó vamos por todo el poder...

-Se malinterpretó con una mala intención, tergiversando ese mensaje que no tenía en absoluto esa cosa absolutista y autoritaria que le quisieron dar. Lo contrario. Después de cuatro años de gobierno macrista uno debería valorar más lo que hicimos. En esta etapa no hay voces disidentes. Los periodistas dueños de medios están presos, se encarcela a los ciudadanos por expresarse a través de Twitter, debería haber una reacción que no vemos. En esta etapa se afectó la pluralidad de voces. La libertad está más afectada que en cualquier otra en la democracia.

-¿En qué lo ve?

-En la falta de espacios para que se expresen voces opositoras, hay pocos canales, medios y programas opositores, antes había más.

-C5N es opositor y es líder de rating y tiene pauta oficial.

-Sí, por eso no critican a Rodríguez Larreta en C5N. ¿Qué pasó cuando se conoció en Página 12 los que blanquearon? Creo que hoy hay menos libertad. No ocurría antes que tuiteabas contra el Gobierno y Patricia Bullrich te metía preso.

-En el kirchnerismo Cristina Kirchner criticó a un jubilado por comprar dólares y le cayó la AFIP..., igual a Campanella.

-Campanella hizo más películas que nunca, es un gran director, la AFIP inspeccionó a todo el mundo. No te metían preso, había un clima distinto, hoy el clima es más complejo. Antes te expresabas en la calle y la policía no te corría con gases, como en la marcha por la reforma previsional o las protestas de los movimientos sociales; hay un clima distinto.

-¿Cómo se aglutina la diversidad del Frente de Todos?

-La idea de un modelo de país que queremos recuperar en la Argentina, que protege la industria nacional, que fomenta el consumo como motor de la economía, que desendeuda al país. Pensar el Estado como facilitador del desarrollo y no un costo que achicar. No ver el salario como un costo.

-¿Y en la ciudad?

-En 12 años se redujo el presupuesto de educación y de salud, y el resultado son las falencias que tenemos con 23.000 chicos sin vacantes, las escuelas se caen a pedazos y cuando se ajusta el presupuesto se recortan las viandas en los colegios donde los chicos van más a comer que a estudiar. No construyeron un hospital en 12 años y ahora hay 500 camas menos, son cinco hospitales menos.

-¿De dónde sale la plata?

-Hay distintos instrumentos. Dando un aumento a las jubilaciones, reactivando las paritarias, congelando los servicios públicos. Eso también es ponerle plata a la gente en el bolsillo para calentar la economía.

-¿Cuál será el rol de Cristina?

-Es la candidata a vicepresidenta. Quiero ratificar que va tener ese rol, acompañando al candidato en la campaña. Si se confirman las PASO presidirá el Senado.

-¿Tendrá incidencia en el gabinete?

-No sé, habla con Alberto Fernández. Su opinión será tenida en cuenta como la de muchos otros.

-¿Y en la ciudad qué incidencia tendría La Cámpora?

-Me encanta ese optimismo de que es posible ganar la ciudad. Con mucha humildad aspiramos a entrar en el ballottage y hay una mayoría en la ciudad que no quiere a este gobierno. Hay chances de ganar la ciudad con Lammens como jefe de gobierno.

-¿Cristina Kirchner puede ser vicepresidenta y acusada en un juicio oral?

-Macri fue electo procesado.

-Acá está en juicio, más avanzado.

-Creo que no es un impedimento. Y no creo que haya una condena, creo en la inocencia de Cristina. Pero la verdad es que no conozco la causa.

-¿Hay presos políticos?

-Sin ninguna duda. Se cambió una interpretación del Código Procesal para encarcelar a dirigentes políticos.

-¿Quiénes son?

-No quiero hacer nombres. Una parte del Poder Judicial metió a gente presa sin condena por el solo hecho de formar parte de un gobierno.

-Los que no tienen condena son Cristóbal López, Fabián de Sousa...

-Entre otros dueños de medios.

-José López, Julio De Vido y Amado Boudou están condenados.

-Hay presos políticos y dirigentes políticos que están presos por los delitos que cometieron, eso no lo voy a discutir.

-¿Está de acuerdo con la protesta en los shoppings?

-Es un reflejo de la situación dramática que viven los argentinos, que hizo que el oficialismo aprobara una ley de emergencia alimentaria. No comparto a veces los métodos que se utilizan para llamar la atención sobre esta situación.

-Juan Grabois integra el Frente de Todos.

-Lo que demuestra que es parte de la pluralidad de nuestro frente.

-¿Qué cosas no debería volver a hacer el kirchnerismo en un gobierno y qué cosas sí?

-Hubo discusiones que se dieron internamente que se llevaron por encima de otras prioridades. Espacios políticos o vanidades personales que se pusieron por encima del proyecto de país. Eso hizo que gobernara la derecha en la Argentina. Hay que seguir avanzado con la idea de desarrollo del país que tuvimos 11 años.

-Pero la gestión terminó mal económicamente...

-No comparto. Hubo dificultades, pero los salarios le seguían ganando a la inflación.

-Pero no se medía la inflación, y no había reservas en el BCRA.

-Había una proyección de la industria. Se desaceleró el crecimiento del empleo, pero crecía. Reconozco dificultades en un contexto global muy complejo. Pero el kirchnerismo lejos de usarlo como excusa para ajustar buscó atenuarlo con políticas anticíclicas como Ahora 12 y Precios Cuidados. Había una dirección clara de proteger el trabajo. Hoy te dicen que hay que generar las condiciones para despedir. Había condiciones para las pymes y hoy te dicen que si algo es importado es mejor. "Compremos importado", como se decía en la dictadura, con las tarifas dolarizadas.

-¿Qué hay que hacer con la deuda?

-Discutirla con una reestructuración razonable y pagarla de acuerdo con las posibilidades de nuestro país.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.