Morales espera señales claras de Macri para decidir si desdobla o no

El Gobierno aspira a que las provincias oficialistas voten en octubre, pero el gobernador no definió
El Gobierno aspira a que las provincias oficialistas voten en octubre, pero el gobernador no definió Crédito: Rodrigo Néspolo
Alan Soria Guadalupe
(0)
20 de enero de 2019  

SAN SALVADOR DE JUJUY.- Con un déficit histórico de fondo, la provincia recuperándose del impacto que generó la devaluación del año pasado, un aumento del trabajo en negro y con Milagro Sala anunciando que quiere ser gobernadora, Gerardo Morales se prepara para dar comienzo a la campaña para su reelección.

Solo debe resolver cuándo dar el primer paso. El radical tomará en las próximas semanas una decisión sobre si desdoblará las elecciones provinciales de las nacionales. No lo tiene definido y de la última reunión que mantuvo con el presidente Mauricio Macri , el radical no se llevó una respuesta certera.

Morales evalúa dos opciones. La primera es adelantar las elecciones para julio con el objetivo de darle a Macri un triunfo en medio de otros comicios en el interior del país que la Casa Rosada ya da por perdidos. La segunda alternativa es postergar la votación hasta octubre para ir junto a la boleta de Macri y traccionar votos.

Morales esperará una nueva señal de Buenos Aires para actuar. En la Casa de Gobierno provincial afirman que el gobernador no buscará ir contra la voluntad del Presidente, pero sí hay quienes advierten sobre el valor real que pueda tener no desdoblar la elección en los números finales. Por su poca población (unas 720.000 personas), el porcentaje que pueda aportar el padrón de Jujuy es muy pequeño, pero si la batalla termina siendo voto a voto puede ser clave. Un desdoblamiento, en cambio, aportaría un empuje simbólico.

En el mientras tanto, la oposición local intenta rearmarse, aunque con dificultad. Pese a que el peronismo gobernó desde el regreso de la democracia en 1983 hasta que ganó Morales, en 2015, hoy el justicialismo está muy lejos de la unidad y no tiene figuras fuertes.

En el macrismo jujeño, en tanto, creen que el candidato opositor mejor perfilado puede ser Rubén Rivarola, presidente del PJ provincial y dueño del diario local El Tribuno. Pero su nombre genera resistencias. Lo mismo ocurre con el intendente de El Carmen, Adrián Mendieta.

El factor Tupac Amaru tampoco se descartó, aunque en el gobierno provincial ven improbable que Sala busque ser candidata ahora que tras ser condenada quedó inhabilitada para ejercer cargos públicos. "Que diga que quiere ser gobernadora. Nosotros nos frotamos las manos", ironizan cerca de Morales, que según las últimas encuestas goza de una popularidad del 55%. En 2015 ganó con el 58 por ciento de los votos. El poder político de Sala se limita hoy a un solo legislador provincial que le responde.

En el oficialismo local son optimistas, aunque evitan el exitismo. Confían en el peso del Frente Cambia Jujuy, que componen la UCR , Pro, el socialismo y el Frente Renovador, pero miran de cerca la evolución de la economía.

La crisis financiera provocó un aumento del desempleo informal en una provincia que todavía no pudo resolver el inmenso tamaño del Estado (el 60% de la población económicamente activa es empleada pública) y que cerró 2018 como una de las cinco provincias deficitarias, pese a ser una de las más favorecidas por los envíos de fondos nacionales. El gobernador había prometido en 2015 que acomodaría las cuentas provinciales en tres años.

La apuesta de este año para el gobierno provincial es que la reactivación (y los ingresos) lleguen de la mano del turismo, que está en alza como nunca antes. La oferta de vuelos se duplicó en los últimos tiempos de la mano de las aerolíneas low cost y el gobierno nacional tiene avanzadas las obras de ampliación del aeropuerto local.

También se espera que se desarrollen los proyectos de energía renovable con capitales extranjeros y locales, y de la producción de litio, para la que el gobierno provincial llegó a un acuerdo con YPF que será anunciado mañana.

El objetivo de largo plazo, explican cerca de Morales, es que esos tres sectores permitan una reubicación de la masa de empleados públicos en otros sectores para que el Estado provincial pueda achicar los gastos y vencer el déficit.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.