Moyano levantó los bloqueos tras un gesto de Macri

El gobierno porteño terció en favor de Camioneros en el conflicto con Maxiconsumo
Nicolás Balinotti
(0)
20 de febrero de 2013  

Aún sin acuerdo en la pulseada con el Sindicato de Comercio por el encuadramiento de 1000 empleados de la cadena Maxiconsumo , el gremio de los camioneros, que lidera Hugo Moyano, levantó ayer los bloqueos en las 37 sucursales de la empresa mayorista tras un inesperado gesto del gobierno de Mauricio Macri.

La medida de fuerza fue suspendida después de que la Subsecretaría de Trabajo porteña intimara a la empresa a cumplir el convenio 40/89 y afiliar al personal en disputa en el sindicato que encabeza el jefe de la CGT opositora.

El abierto enfrentamiento de Moyano con el Ministerio de Trabajo de la Nación, que había avalado el planteo del gremio mercantil, derivó en un nuevo frente de conflicto entre el gobierno porteño y la Casa Rosada.

En una movilización de protesta a la sede de la cartera laboral, Moyano denunció ayer un "ataque sistemático" a su organización gremial y apuntó sus críticas al ministro Carlos Tomada , al que calificó de "mentiroso y cómplice de la patronal y de [Armando] Cavalieri", máximo referente del gremio de Comercio. Y desafió a la Casa Rosada: "Si quieren meterme preso, que me metan preso, pero no busquen excusas que no existen".

Tomada había acusado al jefe de los camioneros de intentar "afectar la normal distribución de alimentos" con los bloqueos durante tres días en las diferentes sucursales de Maxiconsumo. El funcionario, además, había rechazado el deseo de Moyano de afiliar a los trabajadores de la firma a pesar de que una resolución de 2007, avalada por su organismo, sostiene lo contrario. "Quiere afiliar a empleados que se desempeñan como cajeros, personal de venta o repositores. Se trata de un conflicto intersindical y las instancias de solución deberían ser las administrativas, la CGT o la vía judicial", dijo el ministro.

Las autoridades de Maxiconsumo no concurrieron ayer a la audiencia en la Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad a pesar de la citación de Ezequiel Sabor, el responsable del área. Según informaron a LA NACION, inspectores porteños no fueron ayer autorizados a supervisar el padrón de los empleados de la empresa. Por el gremio de camioneros asistieron a la reunión con Sabor los dirigentes Pedro Mariani y Marcelo Aparicio, y Hugo Moyano (h.), el asesor legal del gremio.

"Se firmó un acta en la subsecretaría de la ciudad. Nos pidió diez días para inspeccionar todos los locales. Si la empresa no cumple, será multada y tendrá que dar explicaciones. En 2007 se firmó un convenio con todas las cámaras de mayoristas por el personal que está en los depósitos, pero por intromisión del Ministerio de Trabajo se incumplió el acuerdo", dijo en Radio 10 Pablo Moyano, número dos en el escalafón jerárquico de los camioneros.

Maxiconsumo, a través del gerente nacional de Operaciones, Pedro Sapiro, avisó que reconocerá únicamente lo que disponga el Ministerio de Trabajo y señaló que el gobierno porteño no tiene competencia para actuar.

Una versión similar ofreció ayer un jerárquico del gremio de Comercio ante la consulta de LA NACION: "No puede resolver el conflicto porque afecta a la empresa en todo el país y no sólo en la ciudad", dijo. Cavalieri se excusó de opinar sobre la pulseada con Moyano porque se encuentra de vacaciones, según informaron dos de sus secretarios.

Camioneros argumentó que recurrió a la Subsecretaría de Trabajo porteña porque Maxiconsumo tiene su domicilio en este distrito. El funcionario macrista Sabor responde directamente al ministro de Desarrollo Económico, Francisco Cabrera, que forjó un buen vínculo con Moyano cuando elogió el proyecto del gremio para quedarse con el Club Comunicaciones, que finalmente fue readjudicado a los socios tras un fallo judicial.

Si en los próximos diez días el conflicto con los empleados de Maxiconsumo no está resuelto, Moyano advirtió anoche a sus más estrechos colaboradores que comiencen a evaluar un posible paro general en el área de logística de todos los mayoristas del país. Esto afectaría la distribución y reposición de mercadería en caso de que la medida se extienda unos pocos días.

El sindicato cuenta con unos 17.000 afiliados que se desempeñan en diferentes supermercados del país. Es así a partir de una reforma estatutaria que el Ministerio de Trabajo avaló en marzo de 2003. La cartera laboral definió por entonces que al gremio de Moyano le corresponde la afiliación no sólo de los que conducen los vehículos, sino también de los empleados del área de logística, es decir, de carga y descarga, y quienes cumplen tareas de depósito.

"Nosotros no hemos cambiado, ha cambiado el Gobierno. Con Néstor Kirchner esto no sucedía", dijo ayer Hugo Moyano, subido a un improvisado escenario, en la puerta del Ministerio de Trabajo, como no lo hacía desde que denunció al gobierno de la Alianza por la ley de reforma laboral.

Las claves del conflicto

Hay una disputa por el encuadramiento gremial

  • Disputa de afiliados

    El gremio de Camioneros exigió a Maxiconsumo el pase a su gremio de unos 1000 empleados que están hoy afiliados al Sindicato de Comercio, integrante de la CGT kirchnerista
  • Bloqueos, paro y marcha

    Ante la indefinición, los camioneros bloquearon las 37 sucursales de la mayorista y se movilizaron ayer en protesta al Ministerio de Trabajo
  • La firma, con Tomada

    La firma rechazó el pedido del gremio ante la intervención del ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, que rechazó el pedido de Moyano. Maxiconsumo, además, desconoció la competencia del gobierno porteño
  • Del editor: qué significa

    Mundo al revés: el kirchnerismo condena los bloqueos que solía apoyar. Y Macri sale al rescate de Moyano, sin hablar de una práctica que solía repudiar.

    ADEMÁS

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.