Ordenan detener a Luis D Elia en la causa por la toma de una comisaría en 2004

DElía, durante la toma de la comisaría 24 de La Boca; fue en 2004
DElía, durante la toma de la comisaría 24 de La Boca; fue en 2004 Fuente: Archivo
(0)
22 de febrero de 2019  • 13:16

El piquetero Luis D'Elía tendrá que cumplir la condena por la toma de la comisaría 24° de La Boca, ocurrida en 2004. La Justicia deberá definir si le otorga el beneficio de la prisión domiciliaria o si ordena su detención. Esa decisión quedó atada al resultado de estudios médicos del titular del partido Miles, que estarían disponibles en una semana, según pudo saber este diario.

El cambio en la situación de D'Elía se debe a que la Cámara Federal de Casación Penal rechazó un planteo de la defensa del dirigente kirchnerista y dejó vigente el fallo de 2017 que lo había condenado. Los autores del fallo de la Casación fueron los camaristas Carlos Mahiques, Liliana Catucci y Eduardo Riggi.El 6 de noviembre de 2017, D'Elía fue sentenciado a cuatro años de prisión por los delitos de atentado contra la autoridad agravado, lesiones leves, instigación a cometer delitos, privación ilegal de la libertad y usurpación. La decisión de primera instancia fue tomada por el Tribunal Oral Federal Nº 6, formado por Julio Panelo, José Martínez Sobrino y Fernando Canero.

La Sala III de la Cámara de Casación confirmó esa condena, pero le redujo la pena a D'Elía a tres años y nueve meses de prisión. El único delito que los camaristas consideraron que podía adjudicársele es el de instigación a cometer delitos. El resto -señalaron en el fallo- ya prescribió. En diciembre, Casación había rechazado el recurso con el que D'Elía pretendía llegar a la Corte Suprema de Justicia, por lo que quedó firme la condena original en su contra.

Envían a juicio oral a tres hijos de Luis DElía
Envían a juicio oral a tres hijos de Luis DElía Fuente: Archivo

La defensa de D’Elía, a cargo del abogado Adrián Albor, presentó una nueva queja por el rechazo de ese recurso, y es la queja que ahora fue declarada improcedente. La Cámara de Casación entonces ordenó devolver las actuaciones al tribunal de juicio, que ahora deberá resolver si ordena la detención de D’Elía o le concede el beneficio de la prisión domiciliaria, por motivos de salud.

En 2004, el líder piquetero era subsecretario de Tierras para el Hábitat Social en el gobierno de Néstor Kirchner. La madrugada del 26 de junio irrumpió junto a un grupo de seguidores en la seccional policial para reclamar por el crimen de uno de sus compañeros, el dirigente comunal Martín "Oso" Cisneros. D’Elía siempre aseguró que Cisneros fue asesinado por un narcotraficante de la zona que gozaba de protección policial de la comisaría 24. Los manifestantes coparon la comisaría, agredieron al cabo primero Rubén Braga y generaron destrozos. Según la causa, llegaron a orinar las pertenencias del comisario y un cuadro de Quinquela Martín desapareció del local.

D’Elía viene de pasar tres meses detenido en el marco de la causa por la firma del memorándum con Irán, iniciada a partir de la denuncia del fiscal Alberto Nisman, acusado de encubrir a los sospechosos iraníes que habrían planificado y ejecutado el atentado contra el edificio de la mutual judía AMIA, en 1994. Fue excarcelado en marzo del año pasado.

D’Elía venía de lanzar una dura advertencia a los jueces y fiscales que investigan a los exfuncionarios kirchneristas, así como quienes prestaron colaboración en esas causas. Les auguró un futuro tras las rejas. "Para los que se prestaron a meter presos a los compañeros, ni piedad. Esos van a ir a la cárcel", dijo en su programa de la radio AM 740.

"Hay que poner en disponibilidad a toda la Justicia, empezando por la Justicia Federal. A revisar todos los pliegos", señaló y acusó a "esos que privan ilegítimamente de la libertad a los compañeros, con causas truchas, con pruebas truchas, con testigos truchos". En un mensaje que extendió también a los "moderados" del kirchnerismo, D’Elía anticipó un futuro retorno de Cristina a la presidencia. "Cuando volvamos, con todo, muchachos", arengó.

La decisión de la Cámara de Casación generó reacciones en el kirchnerismo. Una de las primeras en cuestionar el fallo fue la abogada Graciana Peñafort, que embistió contra la Justicia Federal en su conjunto. "Mientras avanzan las pericias sobre los celulares de [Marcelo] D’Alessio, Comodoro Py sigue intentando producir una noticia que tape el alud de escándalo que ya tienen encima. Primero fue Amado [Boudou], no funcionó. Ahora es Luis D’Elía. Así de salvajes son los señores que habitan en Py", escribió Peñafort en su cuenta de Twitter.ß

La toma

El hecho que se le atribuye en esta investigación consiste en haber promovido la toma de la comisaría 24, de La Boca, para reclamar la detención del asesino del dirigente Martín "Oso" Cisneros. Los hechos sucedieron el 26 de junio de 2004, cuando D'Elía era diputado provincial bonaerense.

De acuerdo con la investigación, el líder piquetero "instigó públicamente" a unas 40 personas a que tomaran la comisaría y "a romper y prender fuego los bienes que a ella pertenecían, incluidos los vehículos policiales y la seccional policial". Dentro de la dependencia policial hubo destrozos y quema de muebles. Se impidieron la entrada y la salida de gente, y hubo policías que debieron escapar por los techos de las casas linderas.

Catucci, que firmó el primer voto del fallo, afirmó que "las apreciables demoras" de la causa "se debieron al desvío de la investigación, que en vez de enfocarse, como debía, en determinar los coautores de los intolerables atropellos contra una institución pública, se orientó hacia la posible responsabilidad penal de los funcionarios de la Policía Federal y del Poder Ejecutivo". Según Catucci, se pretendió avanzar contra Norberto Quantin y José María Campagnoli, por entonces secretario y subsecretario de Seguridad Interior, y contra el titular de la comisaría, Cayetano Greco. "Esos despropósitos fueron los que perjudicaron el debido proceso", escribió Catucci.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.