Coronavirus en la Argentina: cientos de padres y estudiantes pidieron por el regreso al aula

En la Ciudad de Buenos Aires, el encuentro es en la puerta del Ministerio de Educación; participan padres y alumnos
En la Ciudad de Buenos Aires, el encuentro es en la puerta del Ministerio de Educación; participan padres y alumnos Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
María Nöllmann
(0)
24 de octubre de 2020  • 15:14

Los padres de alumnos de jardines de infantes, primarias y secundarias tomaron las calles en varios puntos del país. En la ciudad, la protesta comenzó, a las 17, con un grupo de estudiantes, docentes y padres, que se acercaron a la Plaza Jardín de los Maestros, enfrente del Ministerio de Educación de la Nación, para exigir la vuelta a las clases de todos los niveles educativos.

"Recién pasé por el Abasto Shopping y había una fila de dos cuadras para entrar. Creo que el Gobierno tiene que fijar sus prioridades y la educación tiene que considerarse esencial. Ese es nuestro principal reclamo", señala Diego Tosí, papá de dos chicos, de 15 y 12 años, y miembro de Padres Organizados, de la Capital, el grupo que convocó la manifestación.

A un costado, unos estudiantes atan un cartel a las rejas que rodean el mástil de la plaza, en el que se lee un mensaje claro: "Los casinos están abiertos y las escuelas cerradas".

La movilización se replicó en Resistencia, Córdoba, San Miguel de Tucumán, Santa Fe, Rosario y Reconquista. A pesar de que los pedidos varían según la ciudad, todos los manifestantes comparten un mismo reclamo: la declaración de la emergencia educativa y de la educación como actividad esencial.

Marcha de padres para pedir por el regreso a clases

01:26
Video

"Existe el mito de que es peligroso volver porque los docentes pueden correr el riesgo de contagiarse. Pero lo que no entienden es que los docentes tienen que ser declarados personal esencial, como los enfermeros, médicos y tantos otros profesionales", manifestó Mónica Marquina, forzando la voz para que las personas reunidas, unas 100, la escucharan. Marquina es docente universitaria y una de las oradoras del encuentro.

Los oyentes la aplaudieron y cantaron: "Nico Trotta, Nico Trotta, no te lo decimos más. Los pibes no somos rehenes del apriete sindical".

La protesta también contó con el apoyo de la agrupación Aula Abierta, conformada por docentes de escuelas públicas.

" Los sindicatos no asumen la responsabilidad social que tienen los docentes -opinó Patricia Bullrich , presidenta del Pro, que también participó del encuentro-. Estoy absolutamente a favor del reclamo. Hay una ideología de la no educación. La provincia de Buenos Aires, por ejemplo, rechaza todo intento por empezar las clases de los municipios".

Protesta frente al ministerio de Educación, en la ciudad de Buenos Aires
Protesta frente al ministerio de Educación, en la ciudad de Buenos Aires Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

El interior

En Córdoba, la lluvia intensa no impidió que se reunieran los representantes de Padres Organizados y la Asociación Civil Jardines Maternales (Acijam) -con el apoyo de la Federación Universitaria- para reclamar por el comienzo presencial de las clases. Gabriela Pestrini, de Padres Organizados, explicó que pidieron a la provincia que aplique el semáforo epidemiológico definido por el Consejo Federal de Educación para la vuelta al aula de los estudiantes de los últimos años.

En la Ciudad de Buenos Aires, el encuentro es en la puerta del Ministerio de Educación; participan padres y alumnos
En la Ciudad de Buenos Aires, el encuentro es en la puerta del Ministerio de Educación; participan padres y alumnos Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

Admitió a LA NACIÓN que está "complicada" la situación de contagios en la ciudad de Córdoba, pero en "muchos lugares del interior de la provincia hay condiciones bajas y medias y se podría volver" a las escuelas. Pestrini apuntó que lo principal es que se comience a planificar el inicio de clases para el año próximo, "con diseños de protocolos para todos los niveles. Empezar a ver ya la infraestructura escolar" para que se destine el presupuesto necesario.

"Volver a la escuela es una necesidad para los chicos, tanto sea de escuelas privadas como públicas", afirmó e insistió en que reclaman también la declaración de la emergencia educativa "porque no se trata solo de los chicos, sino de los docentes, de los transportistas escolares, de todo el sistema".

Protesta frente al ministerio de Educación, en la ciudad de Buenos Aires
Protesta frente al ministerio de Educación, en la ciudad de Buenos Aires Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

Romina Rosado, de Acijam, indicó a este medio que ya cerraron unos 100 jardines maternales en la provincia y que los 500 que quedan la están pasando "muy mal". Apuntó que en algunos puntos del interior provincial regresaron con la modalidad taller que, "aunque no es suficiente en lo económico, ayuda a los chicos y también a los papás".

"Como educadores conocemos los riesgos epidemiológicos; pedimos reabrir bajo estrictas medidas de seguridad y también pedimos subsidios para poder atravesar esta coyuntura", sostuvo Rosado, quien agregó que hay unas 30.000 familias que requieren sus servicios y que están en riesgo alrededor de 4000 puestos docentes. El gobierno local anunció hace unas semanas la entrega de subsidios no reintegrables de entre $25.000 y $40.000 para el sector que hace dos meses hizo un "pintorazo" en la puerta de la Legislatura.

Protesta de padres y alumnos por el regreso de las clases en el Monumento a la Bandera, en Rosario
Protesta de padres y alumnos por el regreso de las clases en el Monumento a la Bandera, en Rosario Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera

En las ciudades de Santa Fe y Rosario se realizó adelante una caravana integrada por padres y madres de alumnos de escuelas secundarias y primarias que reclaman que el regreso a las aulas en 2021 empiece a ser discutido ahora.

Las caravanas de autos confluyeron en el puente Colgante en Santa Fe y en el Monumento a la Bandera en Rosario, donde decenas de vehículos tocaron bocina en reclamo del regreso a las aulas, sobre todo de los alumnos de séptimo grado y de quinto y sexto año.

El lunes pasado en la provincia regresaron estudiantes de escuelas primarias de 56 escuelas rurales del norte, donde hay menor cantidad de casos de Covid-19. La ministra de Educación Adriana Cantero planteó que no están dadas las condiciones para el regreso de los alumnos a las aulas en las ciudades con circulación comunitaria del virus como la capital de la provincia y Rosario.

Patricia Bullrich presente en la protesta frente al Palacio Pizzurno
Patricia Bullrich presente en la protesta frente al Palacio Pizzurno Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

Lo que plantean los padres y las madres que se manifestaron es que "es imprescindible" que empiece a prepararse y a discutirse el regreso de la educación presencial en las escuelas para el ciclo 2021. En Santa Fe el gremio de Amsafé planteó su oposición al retorno del dictado presencial, mientras haya circulación comunitaria.

Mariano Cejas, uno de los padres que se manifestó en Santa Fe, planteó, en diálogo con LA NACION, que "es tiempo de pensar que la educación debe estar garantizada para el año próximo. Planteamos que es necesario que se dispongan los recursos para las escuelas que estuvieron cerradas casi todo el año y que se instrumenten protocolos y se realicen capacitaciones para docentes y alumnos para empezar a pensar en el retorno a las aulas".

Cejas señaló: "En la provincia de Santa Fe se dio un fenómeno particular, porque se suspendieron las clases a mediados de marzo cuando había muy pocos casos. Creemos que el tema se cerró y no se discutió más. En este momento la situación con la pandemia es otra, con una mayor cantidad de casos en Rosario y Santa Fe, pero consideramos que es necesario preparar el terreno para que la educación vuelva el año próximo".

San Isidro

Hasta el mediodía, en San Isidro, el grupo Padres Activos por la Educación recolectó firmas en siete esquinas estratégicas del municipio para lograr adhesiones a la acción de amparo que planean interponer al gobierno bonaerense. "Las exigencias sanitarias previstas en el protocolo elaborado por la provincia de Buenos Aires resultan irrazonables. En la medida que los protocolos municipales cumplan con los estándares sanitarios que prevé la Sociedad Argentina de Infectología, el gobierno provincial debería autorizar el regreso a las clases", escribieron esta semana en una publicación que invita a los padres de San Isidro a ser parte del amparo.

Durante la jornada de hoy, lograron juntar más de 1000 firmas, indicó Rosario Zavalía, una de las integrantes de la agrupación. "Hay un montón de grupos de padres de la provincia que quieren presentar un amparo y estamos en contacto con todos. Pero, por ahora, somos los únicos que ya hicimos la recolección de firmas", afirma Zavalía. Según estima, el amparo va a presentarse el miércoles próximo.

"Todos los que se acercaron a firmar hoy tuvieron que traer su DNI, la partida de nacimiento de sus hijos en edad escolar y el certificado de escolaridad de sus hijos. Teniendo en cuenta todos estos requisitos, haber logrado 1000 adhesiones es muchísimo", señaló.

Protesta por el regreso de las clases en San Miguel de Tucumán
Protesta por el regreso de las clases en San Miguel de Tucumán Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Font

Protesta por el regreso de las clases en San Miguel de Tucumán
Protesta por el regreso de las clases en San Miguel de Tucumán Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Font

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.