Coronavirus: el fiscal pide que Amado Boudou vuelva a la cárcel y dice que su prisión domiciliaria es "arbitraria"

Con motivo del coronavirus, el juez Daniel Obligado le había concedido a Amado Boudou la prisión domiciliaria en un fallo que el fiscal Marcelo Colombo consideró hoy "arbitrario"
Con motivo del coronavirus, el juez Daniel Obligado le había concedido a Amado Boudou la prisión domiciliaria en un fallo que el fiscal Marcelo Colombo consideró hoy "arbitrario" Fuente: Archivo - Crédito: Hernán Zenteno
Hernán Cappiello
(0)
8 de abril de 2020  • 15:15

Con un dictamen de inusual dureza, el fiscal federal Marcelo Colombo apeló hoy la prisión domiciliaria dispuesta en beneficio del exvicepresidente Amado Boudou -otorgada, entre otros motivos, por el avance del coronavirus -, al considerar que esa medida es arbitraria y que se ordenó con un trámite "inaudito" que debe ser declarado nulo.

Boudou está condenado a 5 años y 10 meses de prisión por haber intentado quedarse con el 75 por ciento de las acciones de la empresa Ciccone, que fabrica papel moneda.

El juez Daniel Obligado le concedió el arresto domiciliario sin haber consultado previamente a la fiscalía. Este es uno de los argumentos que esgrimió Colombo para cuestionar la decisión y pedir que la Cámara Federal de Casación la revoque para que Boudou vuelva a la cárcel.

El fiscal dijo que la decisión del juez Obligado es "arbitraria por contradecir lo ya resuelto por su tribunal superior sobre esta misma cuestión" y que no hubo "ninguna novedad" que permitiera alterar la condición de Boudou. Recordó que los jueces de la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal ya habían dicho, el 18 de febrero del año pasado, que la prisión preventiva de Boudou no vulneraba el principio de inocencia consagrado en la Constitución Nacional. Colombo destacó que nada cambió desde aquella decisión.

El fiscal recordó que el juez Obligado le concedió el arresto domiciliario a Boudou sobre la base de dos argumentos: la "falta de firmeza" de la condena en el caso Ciccone y la emergencia sanitaria por el coronavirus. "Los argumentos brindados en relación a estos dos puntos a lo largo de la resolución son arbitrarios por violar principios lógicos", dijo el fiscal.

Según Colombo, la decisión de mandar a Boudou a su casa es arbitraria por su "absoluto desapego respecto de las circunstancias objetivas del caso" y porque se violaron las reglas del proceso cuando se prescindió de la intervención de la fiscalía, cuya opinión es obligatoria antes de disponer el arresto domiciliario, afirmó el fiscal.

Por orden del juez Obligado, Boudou fue trasladado a un inmueble del barrio de Barracas, donde cumple prisión domiciliaria
Por orden del juez Obligado, Boudou fue trasladado a un inmueble del barrio de Barracas, donde cumple prisión domiciliaria Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

Además, Colombo dijo que la reciente decisión de Obligado contradijo otro pronunciamiento dictado por el mismo juez la semana pasada. El 27 de marzo, cuando le negó la excarcelación, Obligado dijo que la defensa de Boudou no había expresado argumentos suficientes como para cambiar la decisión de la Casación que lo había dejado preso. Es decir, que reconoció la autoridad de su tribunal de alzada y que además estaba pendiente un recurso de Boudou ante la Corte.

"Sin embargo, por raro que parezca, en su decisión el Sr. Juez hizo todo lo contrario, controvirtiendo los argumentos de su tribunal superior", escribió el fiscal.

Obligado dedicó un capítulo para explicar por qué no se podía ejecutar la sentencia de 5 años y 10 meses de prisión de Boudou, porque no se encontraba firme, y dijo que no había riesgo de fuga. Todos estos argumentos, afirmó el fiscal, ya "habían sido sopesados y rechazados por los votos de los jueces Gustavo Hornos y Mariano Borinsky" en el fallo de Casación de febrero de 2019, que colocó a Boudou de nuevo en prisión.

Y nada novedoso pasó entre la semana pasada y esta, dijo Colombo. "Pero hay más sobre contradicciones en un plazo tan corto", abundó el fiscal, que dijo que se relacionan con las consecuencias que tiene la pandemia sobre Boudou.

El 27 de marzo, al rechazar la excarcelación de Boudou, Obligado dijo: "Surge del informe médico remitido por el Servicio Penitenciario Federal que el encausado no presenta patologías crónicas, ni tratamiento médico actual…no cursa enfermedad infectocontagiosa aguda, no presenta enfermedad predisponente en caso de infección de Covid-19… se encuentra compensado hemodinámicamente en buen estado general, afebril, sin intercurrencias clínicas agudas…por lo que no encuentro en este caso motivo alguno para dictar una decisión en el sentido pretendido por la defensa".

Sin embargo, la semana siguiente afirmó, sobre la base de un informe socio-ambiental efectuado por penitenciarios que visitaron a la familia del exvicepresidente, que "la emergencia sanitaria de pandemia incrementa los riesgos personales de Boudou en relación a su núcleo familiar conviviente, compuesto por su esposa mexicana y sus mellizos de dos años". El juez habia argumentado que la mujer vive en México y tiene dificultades para viajar por la enfermedad de su padre y la prácticamente mundial prohibición de subirse a un avión. Y sumó que Boudou tiene dos hermanos, uno el interior y con el otro con quien no mantiene vínculo, por lo que "el único sostén económico y emocional para los niños de dos años resultó ser su madre".

Contradicciones

Según el fiscal, "las pautas objetivas sobre las que [el juez] apoyó su cambio de criterio eran suficientemente conocidas por él al momento de su primera intervención", cuando le negó la libertad a Boudou, ya que es de público conocimietno su circunstancia familiar. "Ambas resoluciones afirman razonamientos y conclusiones contradictorias y absolutamente incompatibles entre sí, bajo idénticas premisas, lo cual representa el ejemplo paradigmático de lo arbitrario", criticó el fiscal Colombo. "De tan obvio es difícil desarrollarlo conceptualmente sin caer en redundancias", dijo.

Y abundó en sus críticas. Señaló que el juez actuó con "desapego respecto de las circunstancias objetivas que el caso" y que hubo "irracionalidad en el patrón de análisis para considerar la coyuntura pandémica".

Sostuvo además que no podía beneficiarse a Boudou con fundamento en el principio de inocencia porque "esa interpretación es definitivamente contraria a la interpretación que, de ese mismo principio, y de sus alcances y posibilidades de restricción para este caso en concreto, hicieron los superiores de alzada" en la Casación.

"Es de toda obviedad, por otra parte, que una interpretación del principio de inocencia anclada en precedentes de la Corte Suprema que datan del año 1987 (caso Lopez) reforzada por precedentes del año 2007 (Olariaga) no puede seriamente ser considerada como una circunstancia novedosa", ironizó el fiscal. En todo caso, quien puede corregir esas ideas es la propia Corte y no un juez de grado inferior -sostuvo- "por el evidente y grave daño que ello conlleva a la necesaria estabilidad de la que debe gozar cualquier decisión" judicial.

El fiscal rechazó además el argumento de la afectación familiar de Boudou frente a la pandemia. Dijo que no esta dentro de los grupos de riesgo, que estaba detenido compartiendo con sus pares salones de uso común, como el sector de visitas, la sala de audiencias o la sala de videoconferencia, y que el lugar donde estaba preso registra "la tasa de ocupación más baja en comparación con otras Unidades del Servicio Penitenciario Federal, con sólo un 55 por ciento de su capacidad" ocupada.

"Por estas razones, la decisión adoptada por el juez al disponer una prisión domiciliaria en base al impacto que la pandemia Covid-19 ha tenido en el grupo familiar del imputado, y porque su pareja 'resulta único sostén económico y emocional', resulta tan arbitraria como impertinente y alejada absolutamente de la circunstancias particulares del caso", escribió Colombo.

"La situación de quien resulta detenido y tiene familia a cargo trae siempre como inevitable (y lamentable) consecuencia asociada la afectación de su núcleo familiar en términos económicos y emocionales, más allá de cualquier virus que circunde o no", dijo Colombo. "Como resulta una obviedad luego de este análisis, la causal invocada para conceder el arresto domiciliario no encuadra, ni pasa cerca, de ninguna de las causales contenidas" en la ley, afirmó.

"La oficiosa y solitaria decisión de disponer casi a escondidas este arresto domiciliario sin la intervención del Ministerio Público Fiscal, en el marco de un incidente de ejecución de la pena, pena que por otra parte se afirma no se estaría aún ejecutando, viola las reglas del debido proceso penal", escribió el fiscal, que definió la resolución de Obligado como "invariablemente nula". Será ahora la Cámara Federal de Casación la que resuelva el destino del exvicepresidente.

Sensación ambigua

Boudou cumple el arresto domiciliario en un departamento del barrio de Barracas, en el que viven su mujer y sus hijos, mellizos de dos años. Quedó sujeto al Programa de Asistencia a Personas bajo Vigilancia Electrónica.

Luego de pasar su primer día en arresto domiciliario , Boudou declaró que se sentía "feliz" por haberse reencontrado con su familia pero, a la vez, "triste" porque aún hay "presos políticos" en la cárcel. Apoyó, además, la gestión del presidente Alberto Fernández frente a la pandemia de coronavirus y pidió "acompañar al Gobierno".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.