Presión del peronismo para que renuncie el procurador bonaerense

Conte Grand es un funcionario vinculado a Vidal, que ahora está bajo la mira de la oposición
Conte Grand es un funcionario vinculado a Vidal, que ahora está bajo la mira de la oposición Fuente: Archivo - Crédito: Fernando Massobrio/ LA NACION
María José Lucesole
(0)
4 de octubre de 2019  • 11:24

LA PLATA.- La puja por el control de la Justicia ante un posible cambio de color político del gobierno no se limita a la designación de decenas de jueces y fiscales: alcanza además al Procurador General de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand.

El Frente de Todos exige, cada vez con más fuerza, la renuncia del titular del Ministerio Público, en lo que es una puja puramente política, ya que no existe acusación formal para juzgar por un juicio político al exsecretario legal y técnico de María Eugenia Vidal. Este es el único instrumento previsto en la Constitución para remover a un funcionario que tiene un cargo vitalicio.

La posibilidad de una renuncia fue mencionada por el candidato a diputado Sergio Massa, a quien se sumó en las últimas horas Teresa García, presidente del bloque de Unidad Ciudadana en el Senado de la provincia de Buenos Aires.

Conte Grand es un funcionario vinculado a Vidal, que ahora está bajo la mira de la oposición
Conte Grand es un funcionario vinculado a Vidal, que ahora está bajo la mira de la oposición Fuente: Archivo - Crédito: Santiago Hafford / LA NACION

En esa Cámara, y por pedido de García, están frenados unos 42 pliegos de jueces que envió Vidal para designar, entre otros a Francisco Pont Vergés -actual secretario de Política Criminal, Coordinación Fiscal e Instrucción Penal de la Procuración y segundo de Conte Grand- en el Tribunal de Casación de la provincia de Buenos Aires.

"Conte Grand debe renunciar. No puede presionar a sectores de la justicia como lo hizo. Hasta la Suprema Corte llamó la atención del Procurador", afirmó a LA NACION la presidenta del Bloque de Unidad Ciudadana del Senado, Teresa García.

Massa fue el primero en sugerir un apartamiento voluntario de la cabeza del ministerio Público cuando dijo: "Conte Grand aseguró: 'Llegue con Vidal y me voy con la gobernadora porque soy un procurador político. Él debería mirar cómo afecta su credibilidad decir ahora que se quiere quedar porque el cargo es eterno", dijo el líder del Frente Renovador. Invitado en el programa Destino, que se emite por LN+. Massa después buscó minimizar sus palabras y aseguró: "No lo estamos presionando".

El candidato a gobernador por el Frente de Todos, Axel Kicillof, aún no se expresó sobre el accionar del Procurador General, que llegó meses después de la asunción de Vidal en 2015. "Hasta después de las elecciones no va a meterse en temas puntuales, porque esa es una respuesta que corresponde a un gobernador electo, no a un candidato", dijo un colaborador.

La tensión política también se replica en el ámbito de la Suprema Corte provincial que es presidida por Eduardo De Lázzari.

Este juez pidió explicaciones a Conte Grand en una resolución del 30 de agosto último, en referencia al expediente 134/19 donde solicitó al procurador General un informe sobre el accionar de Pont Verges una Instrucción Penal Preparatoria iniciada por torturas a una presa trans que sufrió severas lesiones físicas.

De Lázzari solicitó al procurador: "Un informe detallado respecto de la IPP en que se investigan los hechos de tortura denunciados por M.M.V con individualización de los eventuales responsables, y que dé cuenta del Estado procesal de la misma y en el que se especifiquen las medidas impulsadas para que ella y las personas detenidas que hubiesen sido testigos en los eventos en cuestión no sufran represalias".

De Lázzari había estado envuelto los últimos meses en una fuerte puja con Vidal. En el entorno de la gobernadora dice que esa tensión entre los máximos referentes del poder político y el poder judicial, sólo quedaría resuelta por las elecciones.

Tras el resultado de las PASO, donde Vidal perdió por 18 puntos frente a Kicillof, dejó en suspenso la pelea entre Vidal y De Lázzari, que llegó a la Corte durante el gobierno peronista de Eduardo Duhalde.

Ahora, a menos de un mes de las elecciones generales todas las miradas están puestas ahora Conte Grand. El funcionario- que llegó al cargo con el aval de de los legisladores de Vidal y de Massa- respondió por escrito los pedidos del presidente de la Suprema Corte. Sin denuncias formales por su accionar ni pedidos de jury tramitados ante el Senado sólo tiene una convicción: no piensa renunciar al cargo.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.