¿Qué es el Ballotage?

Qué es el ballotage y cuándo se daría en 2019
Qué es el ballotage y cuándo se daría en 2019 Crédito: Pixabay
Cómo funciona la segunda vuelta electoral; el 22 de noviembre será la primera vez que se realiza en la Argentina
Rodrigo Santos
(0)
9 de noviembre de 2015  • 15:16

El 11 de agosto se desarrollarán las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias ( PASO) para definir los candidatos presidenciales, gobernadores y, entre otros cargos, legisladores.

A partir de entonces, comenzará un derrotero electoral que podría extenderse en el caso de que sea necesario definir los comicios a través de una segunda vuelta. En esta caso, la fecha establecida es el 24 de noviembre. Ahora bien, ¿cuál es el origen del ballottage, cuándo se implementó en Argentina y qué significa el término?

Qué dice la Constitución sobre el ballotage

La Constitución Nacional consigna en qué casos se dirime una elección en segunda vuelta: en sus artículos 97 y 98 establece que "un presidente asume su cargo cuando su fórmula ha obtenido más del 45% de los votos afirmativos o por lo menos el 40% de los votos y una diferencia porcentual mayor a 10 puntos con respecto a la fórmula que le sigue en cantidad de votos".

"Pero si ninguna fórmula alcanzase esas mayorías, de acuerdo al artículo 150 y 151, se realizará una segunda vuelta dentro de los treinta (30) días en la que participarán solamente las dos fórmulas más votadas en la primera, resultando electa la que obtenga mayor número de votos afirmativos válidamente emitidos."

En este caso, el candidato ganador no necesita alcanzar un porcentaje determinado sino que se consagra con sólo lograr un voto de diferencia.

Un poco de historia sobre el ballotage

En 1852, el emperador francés Napoleón III, estableció un mecanismo electoral denominado "ballottage" o sistema de doble vuelta electoral. Consistía en exigir a quienes aspiraban a ejercer un cargo electivo, que accedieran con la mayoría absoluta de los votos válidos emitidos. De no darse tal circunstancia, debía realizarse una nueva elección complementaria limitada a los dos candidatos más votados en la primera vuelta.

Este sistema, originario del II Imperio Francés, fue luego tomado por las sucesivas repúblicas francesas. Actualmente sigue vigente en la Vª República Francesa, en virtud de la constitución del 5 de Octubre de 1958, para elegir el Presidente de la República

Quien introduce por primera vez la segunda vuelta en Argentina, en 1972, fue el presidente de facto general Alejandro Agustín Lanusse quien deroga la constitución de 1949 restableciendo la elección directa para presidente y vicepresidente fijada en la Constitución de 1853.

Sin embargo, este sistema electoral demoró un buen tiempo en aplicarse en comicios presidenciales. De hecho, recién se aplicó el 22 de noviembre de 2015, cuando Mauricio Macri se impuso sobre Daniel Scioli con el 51,34% de los votos.

En 2003, en rigor, existió la posibilidad de se utilizara por primera vez. En aquellos comicios, Carlos Saúl Menem y Néstor Kirchner fueron los dos candidatos presidenciales más votados. Sin embargo, nunca se produjo la segunda vuelta debido a que el ex presidente riojano decidió abandonar la contienda electoral ya que los sondeos previos le aseguraban un derrota contundente.

Origen etimológico

La palabra proviene del francés "ballottage", término actualmente aceptado en muchos países de habla hispana, debido a su aplicación en el ámbito electoral. Gramaticalmente, proviene de Balota y balotaje. De acuerdo al Diccionario de la Real Academia Española, esta última palabra del verbo ballotter significa votar con ballotets, bolillas (balotas) que algunas comunidades religiosas usan para votar.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.