Revocan el procesamiento de Parrilli por el encubrimiento de Pérez Corradi

La Cámara Federal indicó en un fallo que existen sospechas contra el ex jefe de la inteligencia kirchnerista, pero pidió investigar más; le dictaron la falta de mérito
Hernán Cappiello
(0)
28 de marzo de 2017  

¿Sospechas? Sí. Pero no las suficientes como para procesarlo. Así lo entendió la Cámara Federal, que revocó ayer el procesamiento que pesaba sobre el ex jefe de inteligencia Oscar Parrilli , acusado del encubrimiento de Ibar Pérez Corradi , un narcotraficante que estaba prófugo en Paraguay.

No obstante, los jueces de la Sala II de la Cámara Federal, Martín Irurzun y Eduardo Farah, ratificaron la validez de las escuchas telefónicas dispuestas sobre el teléfono de Parrilli en plena investigación, mediante las que se grabaron conversaciones de alto voltaje político que mantuvo con la ex presidenta Cristina Kirchner.

El fallo de la cámara salió al cruce de Parrilli, que denunció que las escuchas fueron ilegales -lo que no es cierto, pues se hicieron con orden del juez Ariel Lijo- y que eran parte de un plan de espionaje del gobierno de Mauricio Macri. Una respuesta más política que adecuada al expediente.

Fuente: Archivo

Parrilli, defendido por Roberto Boico, uno de los abogados que el kirchnerismo había nombrado jueces de la Casación sin pasar por el Congreso, había dicho que era "el escándalo de espionaje político más espectacular de la historia democrática argentina".

Pero los jueces Irurzun y Farah dijeron que las intervenciones telefónicas eran medidas de prueba para las que el juez Lijo "estaba facultado" a fin de averiguar la verdad. Y es más: señalaron que estaba obligado a realizar las diligencias que pudieran servir para su objetivo, pues de lo contrario incurriría en una violación de la ley.

Lijo transcribió algunos tramos de las escuchas en su procesamiento -ahora revocado-, pero otras, que no estaban en el fallo y ventilaban cuestiones políticas, se conocieron por los medios. Esto hizo que Parrilli denunciara ante la Justicia el espionaje y que Cristina Kirchner dijera que ella era el objetivo de las pinchaduras.

Los camaristas dijeron que no hay méritos suficientes para procesar a Parrilli, pero tampoco para sobreseerlo, con lo que sigue imputado y bajo investigación. Aclararon que "había y sigue habiendo indicios para sospechar".

Los jueces consideraron que la investigación debe "avanzar en el grado de corroboración" de los cargos contra el ex jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) e instó al magistrado a "profundizar activamente la pesquisa" de modo de "contar con un panorama más amplio y general que refuerce o debilite las sospechas".

El fallo de la Cámara, a la vez, rechazó la solicitud de recusación de Lijo que había planteado la defensa de Parrilli y consideró "abstracto" el pedido de detención del acusado que había elevado el fiscal federal Guillermo Marijuan.

El tribunal dispuso que se profundice la investigación con respecto a todos los organismos que intervenían en la búsqueda para "enfocarse en la dimensión global de lo denunciado, que refiere al involucramiento de diferentes agencias". Así, ordenó "rastrear qué tipo de intercambios, comunicaciones o contactos pudieron existir entre los integrantes de las diferentes áreas encargadas de la búsqueda, a efectos de determinar o descartar si, como se planteó, hubo un patrón común, indicador de intencionalidades ajenas a las funciones de los involucrados".

Además, los jueces advirtieron que "había y sigue habiendo indicios para sospechar que Oscar Parrilli formó parte de una operación de encubrimiento de un prófugo de la Justicia que -según deberá la investigación confirmar o descartar- podría involucrar a otros funcionarios públicos".

Pérez Corradi, preso por narcotráfico, estuvo prófugo, acusado como supuesto autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez, aunque luego se le dictó la falta de mérito en esa causa.

Ahora los camaristas dijeron que Lijo debe escuchar a Pérez Corradi, analizar sus llamadas y ver con quién habló desde la clandestinidad. Parrilli fue indagado por Lijo por retener dos informes sobre el paradero de Pérez Corradi, los únicos dos que no dio a conocer a las fiscalías del caso.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.