Coronavirus en la Argentina: cómo es el plan de Rodríguez Larreta para volver a la fase 1 de la cuarentena

El jefe de gobierno porteño busca ganar tiempo para que la adhesiòn a la marcha atrás con la flexibilización sea masiva.
El jefe de gobierno porteño busca ganar tiempo para que la adhesiòn a la marcha atrás con la flexibilización sea masiva. Fuente: Archivo - Crédito: Alejandro Guyot
Jaime Rosemberg
(0)
24 de junio de 2020  • 11:52

"Si siguen estos números, no vamos a tener alternativa", comentaba, resignado, un miembro de la mesa chica que acompaña a Horacio Rodríguez Larreta en las decisiones estratégicas. Descontado el regreso a la fase 1 del combate al coronavirus, acordado ayer con el presidenteAlberto Fernández y su par bonaerense Axel Kicillof, y sin dejar de mirar día a día el desgastado humor social de los porteños que le marcan las encuestas, el jefe de gobierno apuesta a ganar tiempo: un regreso "gradual" a lo peor del confinamiento, pero después de una semana en el que queden en evidencia los números de multiplicación de contagios en la zona metropolitana.

"Si fuera por nosotros, lo ideal sería anunciar este fin de semana una prórroga de una semana en las mismas condiciones. Y el otro domingo (5 de julio) volver a la fase 1", comentaban, por lo bajo, cerca del jefe de gobierno, que en las últimas horas estuvo repasando de manera virtual los números de las encuestas con Federico Di Benedetto, secretario de Comunicación y uno de los seis funcionarios porteños afectados por el virus. Hay en esos sondeos una "pequeña suba" en la adhesión hacia la cuarentena, pero después de varias semanas de bajas pronunciadas de la confianza social en las medidas de aislamiento.

Si fuera por nosotros, lo ideal sería anunciar este fin de semana una prórroga de una semana en las mismas condiciones. Y el otro domingo (5 de julio) volver a la fase 1

¿Por qué aplazar la decisión ya tomada una semana antes? "Básicamente, tenemos que lograr que la gente cumpla lo que proponemos. Ellos quieren cerrar todo sin explicar, así no va", coincidieron dos miembros del gabinete porteño en relación al gobierno bonaerense. En la misma línea, el ministro de Salud Fernán Quirós habla de "mostrar acciones" por parte de los gobiernos y "dar un plazo y una puerta de salida" antes de imponer otra vez el regreso al inicio de la cuarentena, el ya lejano 20 de marzo. El gobierno porteño le asigna mucha importancia al hecho de no quedar fuera de sintonía con la sociedad, y lo exponga a anunciar medidas que no se cumplen. "El riesgo mayor que tenemos es perder el control de la cuarentena", reconocen en la administración de la ciudad. El mismo Rodríguez Larreta afirmó por la mañana, en declaraciones a radio La Red, que "la evidencia es muy preocupante", pero se mostró partidario de monitorear "día a día", y prefirió no adelantar las medidas a tomar.

"Las decisiones fueron tomadas en conjunto, tanto del gobierno nacional, de la Ciudad y de la provincia. Lo que se comparten son los distintos criterios y las diferentes informaciones. Más que los diferentes criterios, se comparte la situación en cada lugar antes de tomar la decisión pero las decisiones son conjuntas. Y por suerte se viene trabajando de manera muy coordinada, y todas estas decisiones consensuadas permiten coordinar también los esfuerzos, alinearlos", afirmó, diplomático, el jefe de gabinete Felipe Miguel, en declaraciones a CNN radio.

Más allá de la declamada "buena voluntad compartida", en la ciudad se oponen a las posiciones "extremas" del ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, y su vice, Nicolás Kreplak.También ponen bajo signos de interrogación la implementación del "índice conjunto del AMBA" anunciado días atrás. Dejan a salvo al ministro de Salud, Ginés González Garcìa, a quien adjudican "una mirada integral" de la pandemia, incluidos sus aspectos psicológicos y económicos.

Además del temor a la "reacción social", en el gobierno porteño aseguran que sería "imprescindible" que la Nación revise los permisos antes de intentar retroceder. "Se dieron más de cinco millones de permisos, pero cualquiera puede decir que trabaja en un lugar y no hay forma de chequear si es cierto", afirman desde la administración porteña, donde proponen cruzar las autorizaciones con los datos laborales en manos de la Anses.

Búsqueda

En relación a los números de contagios (el lunes superaron los 1000 sólo en la ciudad), en el gobierno porteño aseguran que nos los sorprendió. "Estamos yendo a buscar a los contagiados, y vamos a acelerar este plan para encontrarlos y aislarlos. Sólo así podremos saber dónde estamos parados", aseguró un funcionario porteño, con el eje puesto en geriátricos, barrios vulnerables y centros de salud.

También el lunes, Fernández, Kicillof y Rodríguez Larreta quedaron en volver a encontrarse este jueves para tomar una decisión, que sería anunciada luego de ese cónclave, aunque también puede postergarse para el fin de semana. En la ciudad esperan que sus interlocutores le concedan un plazo para "preparar a la gente" para un "último esfuerzo", en palabras del ministro de Salud porteño

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.