Rubén "Pollo" Sobrero: "Vamos a seguir empujando hasta que caiga el Gobierno"

Fuente: Archivo
Las polémicas palabras del ferroviario Pollo Sobrero tiñeron el acto de cierre de los sindicatos de izquierda
María Belén Álvarez Echazú
(0)
26 de junio de 2018  

El sindicalismo combativo y la izquierda buscaron darle un carácter activo a la medida de fuerza de ayer con cortes de rutas y calles, una movilización al Obelisco, críticas al gobierno de Mauricio Macri y a la "burocracia sindical" y la propuesta de extender a 36 horas la próxima huelga.

En el acto de cierre, el primer orador fue Rubén "Pollo" Sobrero, secretario general de la Unión Ferroviaria Seccional Oeste, que lanzó el exabrupto que tiñó la jornada: "Vamos a seguir empujando con un plan de lucha hasta que caiga el Gobierno", gritó Sobrero, en declaraciones que rápidamente fueron advertidas por la Casa Rosada.

"Vamos por esa huelga de 36 horas. Vamos por ganar las calles y la Plaza de Mayo. Vamos por tirar abajo todos los planes de esta derecha de mierda y de todos sus cómplices. Hay que echar a la mierda del gobierno de Macri", insistió Sobrero con el mismo tono.

Poco después, desde la Casa Rosada, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, consideró que las palabras de Sobrero demostraban las "actitudes antidemocráticas de algunos" dirigentes que adhirieron a la protesta.

"A vos te queda poco, Mauricio botón. Te cortamos los puentes, te paramos el país, estamos contra el ajuste y el Fondo Monetario Internacional", cantaron a cada minuto los militantes en el Obelisco.

La movilización del sindicalismo combativo y de la izquierda arrancó bien temprano. A las seis de la mañana, los manifestantes se plantaron en los distintos accesos de la ciudad de Buenos Aires para subir la temperatura de la protesta.

Con banderas y pecheras, armaron filas para frenar el tránsito en el Puente Pueyrredón; en el Acceso Oeste, a la altura del Hospital Posadas; en la avenida General Paz y Constituyentes, cerca del INTI; en la Panamericana y 197, y en el Obelisco.

Sin embargo, en cada punto se desplegó un fuerte operativo de los efectivos de las fuerzas federales, que impidieron el corte total.

"Esta movilización está en contra de los paros que no tengan continuidad, en contra de Macri y en contra de los gobernadores", dijo Romina Del Plá a LA NACION, diputada por el Frente de Izquierda, para diferenciarse del peronismo.

Por su parte, Ileana Celotto, secretaria general de la Asociación Gremial Docente de la UBA (AGD-UBA), sostuvo: "Desde las 6.30 estuvimos en los principales puntos del país. Estamos contra los despidos, contra el tope salarial del 15% y, por supuesto, contra los aumentos de las tarifas".

Los pañuelos verdes, símbolo de las proclamas a favor de la despenalización del aborto, también fueron protagonistas de la jornada del sindicalismo combativo y de la izquierda.

Cada referente que tomó el micrófono en el acto de cierre celebró la media sanción de la Cámara de Diputados.

En ese sentido, en pleno corte en el Puente Pueyrredón, también hubo una pañuelazo de la agrupación Pan y Rosas, referente de la lucha por el derecho al aborto legal.

"Somos mujeres trabajadoras que hoy venimos a gritar ?plan de lucha ya' y todas juntas a hacer que tiemble el gobierno nacional", cantaron las militantes con el icónico el pañuelo verde de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, en pleno cruce de las avenidas Callao y 9 de Julio, justo antes de que se diera inicio al acto que selló la movilización.

"Hay una enorme presencia del movimiento de lucha de las mujeres y nos aprestamos a redoblar la lucha para que el Senado lo vote. Vamos a estar presentes en toda la jornada de hoy y mañana a partir de las 18 con el pañuelazo federal para que los acuerdos del Vaticano con [Gabriela] Michetti y con distintos sectores del oficialismo sean derrotados", subrayó Del Plá, una de las primeras cuatro firmantes del proyecto, que ya cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.