Santilli afirmó que Larreta se prepara para el ballottage

Larreta, ayer, en un café con vecinos de San Telmo
Larreta, ayer, en un café con vecinos de San Telmo Crédito: Juntos por el Cambio
El vicejefe dio por sentado que competirán contra Lammens en noviembre
Hernán Cappiello
(0)
8 de octubre de 2019  

El gobierno porteño dio casi por perdida la posibilidad de ganar en una primera vuelta las elecciones para jefe de gobierno de la ciudad el 27 de octubre y señaló que ya se prepara para disputar un ballottage en noviembre contra el candidato del Frente de Todos, Matías Lammens.

"Estamos en el número que veíamos, seguramente mejoremos algunos puntitos, pero estamos preparándonos para la segunda vuelta en noviembre", dijo ayer el vicejefe de gobierno, Diego Santilli, en una entrevista con Nelson Castro por Radio Continental.

El funcionario estaba explicando las razones por las cuales lograron reducir los índices de delito en la ciudad, y cuando se le preguntó si estaba sorprendido por cómo se complicó la elección porteña para Cambiemos tras las PASO, respondió: "No, nosotros sacamos 15 puntos de distancia en las PASO, una muy buena elección, y estamos dentro de los valores que ya veíamos".

Pero de inmediato agregó: "La ciudad de Buenos Aires tiene una tradición de dos vueltas en las elecciones. Nunca nadie ganó en primera vuelta y la Constitución nos pone la vara muy alta. Hay que tener el 50 por ciento más uno de los votos. Es una segunda vuelta real. Nunca antes pasó ganar en primera vuelta. Seguramente subamos algunos puntitos, pero nos estamos preparando para la segunda vuelta en noviembre", remató.

Las afirmaciones de Santilli fueron interpretadas en el Frente de Todos como una estrategia del Gobierno para "bajarse el precio" y aparecer con menos votos de los que tienen, y así poder "hablar de una victoria épica" si superan el 50 por ciento en la noche del 7 de octubre. Presentarse en desventaja, de hecho, es una práctica que Cambiemos encaró en otras elecciones en las que aparecía como favorito, para incentivar la participación.

Horacio Rodríguez Larreta obtuvo en las PASO el 45,92 por ciento de los votos, mientras que Lammens sacó 31,36 por ciento.

Si en octubre se mantiene la misma ecuación, Rodríguez Larreta alcanzaría el 50,6 por ciento de los votos afirmativos (en las elecciones generales ya no se computan los votos en blanco) y así ganaría en primera vuelta, mientras que Lammens alcanzaría el 34,6 por ciento.

Se trata, de todos modos, de un margen muy justo, que puede ser afectado por la cantidad de votantes, los indecisos y quienes elijan modificar su opción electoral.

De hecho, una encuesta que circuló en el Frente de Todos le da a Rodríguez Larreta un 48,7 por ciento de los votos, mientras que Lammens crece al 36,9 por ciento. Ninguno de los dos tendría los votos para evitar el ballottage.

Larreta, sin embargo, profundizó desde las PASO un perfil de campaña netamente local, mucho menos vinculado con la figura de Mauricio Macri, y con foco intensivo en los barrios donde perdió con Lammens. Selló una alianza, además, con José Luis Espert, que en las PASO obtuvo el 3,68% de los votos en territorio porteño.

En el corazón del gobierno de Rodríguez Larreta no se sorprendieron por estas declaraciones de Santilli. Recordaron que el funcionario siempre dice que esta es una elección de tres vueltas y que Rodríguez Larreta afirma que nunca nadie en la ciudad ganó en la primera votación. Por eso nadie se anima a pensar en vacaciones en el equipo de campaña, al menos hasta después del 24 de noviembre.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.