Altamira está logrando el milagro

"Creemos que lo superamos", se entusiasmó el candidato de la izquierda; pasada la mitad del escrutinio, los datos confirman el augurio; cuáles son las fuerzas que se están quedando fuera de juego
(0)
15 de agosto de 2011  • 02:00

Si se hiciera un paralelismo con el fútbol en el debut de las elecciones primarias, lejos de los punteros que pelean por el campeonato, existe en el fondo de la tabla un pelotón que disputó la clasificación. Había que lograr el 1.5% de los votos, estimado en unas 400.000 adhesiones, para poder quedar habilitado a seguir participando y presentarse en octubre. Quienes no pasaran esa barrera quedarían eliminados de los comicios generales.

Por estas horas, pasada más de la mitad del escrutinio, se van aclarando las aguas para las fuerzas minoritarias como el Frente de Izquierda, liderado por Jorge Altamira; Proyecto Sur, el partido de Pino Solanas, con Alcira Argumedo a la cabeza; Campo Popular, del empresario simpatizante de Aldo Rico José Bonacci, y Acción Vecinal, del cordobés Sergio Pastore.

Los resultados indican hasta el momento que el Frente de Izquierda logra ampliamente su objetivo y llega al 2,42%. Las cosas son distintas para Proyecto sur, que llega apenas al 0,86%, mientras que Asociación Vecinal y Campo Popular están entre el 0,32 y 0,24%, respectivamente. Con el correr de las horas, si bien puede haber cambios, las tendencias se han ido acentuando.

Pasadas las 22, Altamira habló desde su sede y celebró por haber alcanzado una cifra mayor a la esperada. El referente enmarcó el "avance del socialismo" en un plano internacional de una "bancarrota capitalista", plasmada -según sus palabras- en "los levantamientos contra las dictaduras árabes, en los indignados de España y en la extraordinaria lucha estudiantil en Chile", entre otros hechos que últimamente han sacudido al mundo.

El líder de la izquierda hizo hincapié en las cifras publicadas hasta ese momento. "La izquierda en la Argentina ha conquistado porcentajes extraordinarios", sostuvo. "Inscribimos estas elecciones en un contexto de ascenso del socialismo en el plano mundial", destacó, y subió la apuesta hacia octubre: "Vamos por el 3% a nivel nacional, vamos por números más altos, a posicionarnos como cuarta fuerza".

El piso, condición para seguir. La nueva ley puso a las fuerzas minoritarias en aprietos. El porcentaje mínimo que debían alcanzar vale tanto para las candidaturas presidenciales como para las boletas legislativas. En el caso de estas últimas, debían llegar a un 1,5% del total de votos en cada distrito.

En sus declaraciones, el referente del Frente de Izquierda repitió el reclamo que hizo durante la campaña: "Es un ataque a la democracia". Antes había usado otro adjetivo contra las elecciones primarias: "Son proscriptivas". Enojado por el desafío impuesto por la flamante ley que rige los comicios, el candidato de la izquierda inició una acción en la Justicia que, afirmó ante la prensa, continuará aunque pueda competir en octubre.

Luego de emitir su voto este mediodía en la escuela 32 de Villa Domínico, el candidato se permitió una humorada: "Ahora faltan 399.000 votos". Además, destacó el "sacrificio" hecho por la fuerza durante la campaña, y señaló: "Tenemos más fiscales que nunca".

Tanto Altamira como Solanas habían advertido sobre posibles irregularidades durante la jornada electoral. En sus declaraciones, Altamira hizo hincapié en lo ocurrido en José C. Paz. "Es una cosa increíble. Me llamaron y me decían que no estaba la boleta, y cuando lo decían les contestaban que voten por otro", dijo a la prensa. El candidato dijo que "un grupo de militantes se movilizó escuela por escuela" para que no hubiera dificultades. "No nos van a doblegar porque no vivimos del aire sino del sacrificio. Somos un partido de militantes. Esto no es un verso", afirmó.

Un milagro para Altamira. Hace algunos días, Altamira fue furor en Twitter. El hashtag (tema comentado en Twitter) #unmilagroparaAltemira se impuso en la red social la semana pasada, luego de que Jorge Rial entrevistara al candidato presidencial en su programa de La Red. Al dar el pase al programa de Gustavo Sylvestre, Rial se percató de que sus seguidores superaban los 800.000, el doble de lo que necesitaba Altamira para mantenerse en pie como presidenciable. Y, por sugerencia del referente del PO, Rial convirtió la conversación en un hashtag , que en pocas horas escaló como trending topic (los temas más mencionados en Twitter).

Hoy, el hashtag volvió a aparecer en la red social, tras el impacto que tuvo días atrás. Los usuarios se preguntaban si efectivamente se cumplirá el "milagro" enunciado. Todo indica que así será.

Cuerda floja. Fue un día repleto de incógnitas. El 13% de los votos obtenido por Pino Solanas como candidato a jefe de gobierno porteño les daba algo de confianza a la fórmula Argumedo-Cardelli, que tras haberse escrutado el 80% de las mesas no alcanzaba el 1%.

Como ellos, los debutantes Bonacci y Pastore esperaron con ansiedad el recuento de votos que les dio la sentencia definitiva a su sueño de alcanzar el sillón de Rivadavia. Con el 80% de las mesas escrutadas, los dos quedaron afuera.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.