Sergio Berni acordó con Sabina Frederic, pero dijo que hay "presos políticos"

Sergio Berni
Sergio Berni Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi
María José Lucesole
(0)
11 de febrero de 2020  • 23:12

LA PLATA.- El presidente Alberto Fernández impulsó que los ministros de Seguridad nacional, Sabina Frederic, y de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, firmen un convenio para coordinar el accionar de 6500 agentes federales en este territorio. En otras palabras, dio la orden de cese del fuego político: deben suscribir un armisticio a la guerra de egos que comenzó no bien asumieron los dos funcionarios.

Sin embargo, antes de ingresar al encuentro, Berni abrió otra polémica al asegurar que en la Argentina hay "presos políticos", en oposición a la postura del Presidente. Y en declaraciones radiales, defendió enfáticamente al exministro Julio De Vido, quien cumple prisión domiciliaria y había cuestionado al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Sí, creo que en la Argentina hay presos políticos, que estuvieron presentes durante el gobierno del ingeniero Macri y ahora la justicia tendrá que resolver el problema
Sergio Berni

Fue un desencuentro en medio de una jornada en la que el esfuerzo se había puesto en acercar posiciones. Por la mañana, Fernández había acordado con el gobernador Axel Kicillof los términos de la reunión entre Berni y Frederic en La Plata, durante un encuentro político en la Casa Rosada. "Fue una reunión exitosa -afirmó Berni en un comunicado de prensa difundido por la gobernación-. Lo que veníamos solicitando desde el Ministerio de Seguridad era coordinar la actividad de prevención y seguridad ciudadana con las fuerzas federales", dijo. Sin reconocer que dio marcha atrás con el pedido formal expresado por nota para que se retiraran los gendarmes de este territorio, Berni agregó: "Estamos trabajando para generar las condiciones para que los 6500 efectivos federales puedan trabajar de manera articulada".

El 5 de febrero, el mismo funcionario había enviado una nota a su par nacional para pedir el retiro de las fuerzas nacionales de seguridad. En esa misiva, Berni se había quejado porque no había contado "las fuerzas policiales y de seguridad federal presentes en esta provincia". Berni consideró inviable el proyecto Bases para el Funcionamiento de la Mesa Operativa Conjunta de las Fuerzas Federales y la Policía de la Provincia de Buenos Aires, y fue muy duro: "Ante la escalada delictiva que recibe la provincia de Buenos Aires, la única respuesta es burocracia". El ministro fue categórico: "La presencia de las fuerzas de seguridad federales en esta jurisdicción sin una conducción clara no solo resulta estéril, sino que agrava y complejiza la operatividad diaria".

No tengo ninguna duda, lo conozco hace muchos años, más allá de que tengo muchas diferencias, pero creo en su inocencia y la verdad que todavía no tiene una definición en las causas de corrupción
Sergio Berni

Kicillof dio por terminada la controversia en el mismo comunicado oficial en que se difundió la palabra de Berni. "Nuestro objetivo es llevar tranquilidad a los bonaerenses, y para eso estamos trabajando junto a la Nación en materia de seguridad, como en cada una de las áreas de gobierno", dijo.

En las próximas horas se firmará un convenio de cooperación similar al que se firmó con Santa Fe, que dispondrá el accionar de una mesa conjunta para coordinar el despliegue de los uniformados en los municipios del Gran Buenos Aires. Berni y Frederic se volverán a ver el jueves en una reunión del Consejo Nacional de Seguridad, en Tucumán. Pero la orden de Fernández es que el acuerdo con la provincia de Buenos Aires se firme antes.

El gobierno de Kicillof buscaba tiempo para citar a los intendentes en la foto, rodeando a Berni en un gesto de distensión política. "Esta vez Berni se cortó solo", se admitió en la Casa de Gobierno bonaerense. La jugada, al filo de la tensión política, terminó a favor del exministro de Seguridad de Cristina Kirchner: obligó a Frederic a dar explicaciones de los uniformados desplegados en este territorio y a coordinar su accionar en un comando conjunto. Pero en esta capital empieza a sonar cierto malestar con el funcionario que resulta ingobernable. Fuentes allegadas a Kicillof aseguraron que la carta dirigida a Frederic no pasó antes por el despacho del jefe del Estado provincial.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.