Solo en Off. El kirchnerismo jugó a la "mancha venenosa" para despegarse de Juan Ameri

El protagonista del escándalo sexual en la Cámara de Diputados se quedó con pocos amigos en el bloque kirchnerista
El protagonista del escándalo sexual en la Cámara de Diputados se quedó con pocos amigos en el bloque kirchnerista
Jaime Rosemberg
(0)
28 de septiembre de 2020  • 07:37

"A este lo trajeron ustedes", chicaneó Eduardo Valdés en medio del escándalo protagonizado por el ahora exdiputado salteño Juan Emilio Ameri, y con los legisladores camporistas como centro de sus dardos. "Estás equivocado, este pelotudo nació en CABA", le contestaron sin medias tintas al diputado porteño, que aceptó con una sonrisa la devolución de gentilezas.

El intercambio, ocurrido el jueves, ilustra los movimientos ensayados por distintos sectores en el Frente de Todos para desligarse de Ameri, una especie de "mancha venenosa" de la que todos quisieron escapar luego de la bochornosa imagen sexual del dirigente kirchnerista que terminó con su carrera en la Cámara de Diputados.

Rápido de reflejos, Sergio Massa dio la orden y el nombre de Ameri quedó borrado casi al instante en el sitio web de la Cámara de Diputados, aunque las huellas en 64 proyectos de ley, resolución y declaración presentados por el hoy defenestrado exdiputado quedaron allí, reflejando relaciones y vínculos que muy pocos quisieran recordar por estas horas.

El protagonista del escándalo sexual en la Cámara de Diputados se quedó con pocos amigos en el bloque kirchnerista
El protagonista del escándalo sexual en la Cámara de Diputados se quedó con pocos amigos en el bloque kirchnerista Crédito: Facebook

Allí están, por ejemplo, pedidos al Poder Ejecutivo para abrir laboratorios de procesamiento de muestras en Tartagal para luchar contra el Covid-19, firmados junto al peronista Andrés Zottos, con quien también solicitó el aumento de penas para actos discriminatorios. También aparecen varios proyectos vinculados a la igualdad de género, en los que Ameri apoya iniciativas de Mirta Tundis o Gabriela Estévez, ambas del Frente de Todos, y hasta un proyecto de su autoría en el que impulsó el reforzamiento de la custodia policial para los autores de violencia contra las mujeres, iniciativa que apoyaron no solo legisladores kirchneristas como Carolina Moisés o Mabel Caparrós, sino además macristas como Martín Grande o Virginia Cornejo.

"La culpa la tuvo (Carlos) Heller", bromeaban desde el bloque K en referencia a la coincidencia del increíble episodio sexual en plena sesión con el discurso del diputado y banquero. Otra forma -graciosa- de despegarse del caso que enrojece las mejillas de los diputados que lo trataron.

Fontdevila, el viejo "padrino" de Rodríguez Larreta que hoy lo critica

Los memoriosos recuerdan que compartieron la última etapa del gobierno menemista y que apoyaron a Ramón "Palito" Ortega en aquella campaña de 1999 donde el cantautor acompañó a Eduardo Duhalde en su fallida batalla presidencial contra Fernando de la Rúa.

Muchos años después, Pablo Fontdevila y Horacio Rodríguez Larreta transitan caminos separados, tanto que el "excerebro" del orteguismo -hoy subsecretario del Ministerio del Interior, fanático de Cristina Kirchner y amigo personal de Amado Boudou- critica a su antiguo "ahijado político" en las redes sociales.

Cristina Kirchner y Pablo Fontdevila, durante un acto del plan Conectar Igualdad, en 2011
Cristina Kirchner y Pablo Fontdevila, durante un acto del plan Conectar Igualdad, en 2011 Crédito: Archivo/Presidencia

"(Sergio) Massa y Rodríguez Larreta se sumaron a la campaña de Duhalde gracias a Fondtevila y se hicieron amigos ahí", recuerda un veterano dirigente peronista, perplejo porque el ahora funcionario a las órdenes de Eduardo "Wado" de Pedro aplaudió esta semana tuits que acusaban al jefe de gobierno porteño de "mandarle a pegar" a las enfermeras y firmó una columna web en la que, junto a Boudou, criticó la "apropiación" de fondos de la ciudad durante el gobierno de Cambiemos.

"Pasó mucho tiempo", justificaron con una sonrisa desde el peronismo en torno a Fontdevila, que curiosamente tiene entre sus funciones el Archivo General de la Nación, encargado de la memoria histórica nacional.

Lejos del poder, Laura Alonso invita a conocer su "lado B"

La siempre difícil vuelta al llano que siguió a la derrota de octubre del año pasado obligó a muchos miembros del gobierno de Cambiemos a reciclarse. Algunos prefirieron abrir consultoras y mantener un bajo perfil, como Marcos Peña, Nicolás Dujovne o Rogelio Frigerio; otros se mantienen cerca del expresidente Mauricio Macri, como Fernando de Andreis o Francisco "Pancho" Cabrera; pero a ninguno se le ocurrió mostrar su "lado B", como propone la extitular de la Oficina Anticorrupción Laura Alonso en su flamante newsletter.

Laura Alonso
Laura Alonso Fuente: Archivo

"¡Hola, soy Laura!. Quiero presentarte mi Lado B. Ideas, historias, libros y música, películas y series, viajes y gastronomía. ¡También política y economía!", escribió la exfuncionaria en la presentación de su proyecto, acompañado de imágenes de una taza de café humeante, máscaras de carnaval y la leyenda "vive libre" junto a su rostro sonriente.

Sin abandonar su perfil opositor, y cercana al discurso de los "halcones" de Juntos por el Cambio en sus duras críticas al gobierno de Alberto Fernández, al que acusó de querer "matar a la clase media", la exdiputada nacional se mantiene lejos de la "rosca" por las candidaturas para el año que viene. Al menos por ahora, lo suyo son columnas en los medios y sus "facetas ocultas".

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.