Después de cinco años, la UIF falló a favor de un banco

Mariano Federici, titular de la UIF, se inclinó por no sancionar al HSBC en una investigación vinculada a operaciones del narco colombiano "Mi Sangre"
Mariano Federici, titular de la UIF, se inclinó por no sancionar al HSBC en una investigación vinculada a operaciones del narco colombiano "Mi Sangre" Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi
Hugo Alconada Mon
(0)
20 de diciembre de 2018  • 16:54

Tras un proceso administrativo que consumió más de cinco años e incluyó un contrapunto sin precedentes con su Consejo Asesor que casi lleva a su eliminación, la Unidad de Información Financiera (UIF) concluyó que el HSBC no falló al no reportar operaciones de lavado lideradas por un narco colombiano en la Argentina y que, por tanto, no debe ser multado.

La decisión del titular de la unidad antilavado, Mariano Federici, cerró así un expediente que lo llevó al choque con el Consejo Asesor de la UIF, que concluyó –dos veces y por unanimidad– que sí correspondía aplicarle una multa al HSBC e informarle a la Justicia, donde los miembros de la presunta red de lavado de Henry de Jesús López Londoño, "Mi Sangre", afrontarán un juicio oral.

Al contrario del Consejo Asesor, sin embargo, Federici respaldó a la línea técnica de la UIF, que abogó por exculpar al HSBC. Consideró que el banco actuó de manera correcta, aunque el expediente permanecía, sin resolución, desde mayo pasado.

El "caso HSBC" marcó un "punto de inflexión" en el vínculo de la "línea técnica" de la UIF con el Consejo, que desde entonces cuenta con menos días para analizar los expedientes. Antes los recibían dos semanas antes; ahora, 48 horas en ciertos casos, según reconstruyó LA NACION en base a cuatro testimonios.

Tras el doble rechazo de los consejeros a la propuesta absolutoria del HSBC la vida interna de la UIF registró una turbulencia inesperada. El oficialismo intentó eliminar al Consejo Asesor con la inserción de cuatro artículos en el proyecto de ley de Presupuesto, pero la oposición rechazó la iniciativa.

Consultados por LA NACION, junto a Federici indicaron que suele haber "discrepancias" entre la "línea" y el Consejo, que esta no fue la primera vez, y negaron cualquier vinculación entre el contrapunto sobre el banco y el intento de eliminar el Consejo. "Es muy costoso. Se lleva el 5 por ciento del presupuesto de la UIF y en un contexto de ajuste fiscal se consideró que podía ser una forma de ahorrar fondos públicos", argumentaron.

Los defensores del Consejo, por el contrario, replicaron que los salarios de los consejeros corren por cuenta de los órganos del Estado que los designaron en la UIF –entre otros, el Banco Central , la Comisión Nacional de Valores o la AFIP –, y que el Consejo aporta una visión complementaria al de la línea técnica que "enriquece" el análisis y le evita "dolores de cabeza" a las autoridades de la UIF.

En el caso del HSBC, las discrepancias comenzaron a explicitarse en mayo, cuando, tras analizar la defensa del banco, la línea técnica consideró que no correspondía multar a la entidad y elevó esa propuesta al Consejo, que se inclinó por la sanción. Consideró que debió reportar a la UIF que uno de sus clientes, Marcelo Oscar Chirizola, compró decenas de miles de dólares, en apenas dos meses y sin contar con antecedentes consistentes en la AFIP ni CUIT.

En la misma línea, el Consejo remarcó que el HSBC no emitió un reporte de operación sospechosa (ROS), como sí lo hicieron los bancos Patagonia, Santander y Galicia, entre otros, cuando las posibles maniobras de lavado de "Mi Sangre" en la Argentina ya aparecían en los medios de comunicación locales desde hacía un año. También ya eran públicos los avances de una causa penal, en manos del juez federal Sebastián Ramos.

Así, Ramos detuvo a "Mi Sangre" en noviembre de 2012, dictó la inhibición general de bienes de varios sospechosos –apoyado en un informe 92/2013 de la UIF cuya copia obtuvo LA NACION–, y decomisó cinco vehículos de alta gama y un lote en Nordelta valuado en 250.000 dólares.

Tiempo después, el juez ordenó la extradición de "Mi Sangre" a Estados Unidos y procesó a su esposa por presunto lavado junto a Chirizola y su mujer, Mirta Zulma Rada, al arquitecto Adrián Bianconi, y a Jorge y Valeria Soria, Claudio Grattarola, Claudia Luciana, Sergio Rullo, Gabriel Viazzo y Matías Broque. Todos se encaminan ahora a un juicio oral.

Consultados por LA NACION, en el HSBC defendieron su actuación. Plantearon que es incorrecto analizar el accionar de 2013 -o antes- sobre la base de los datos disponibles en 2018. "Ese señor era por entonces un cliente menor, casi un ‘NN’, que heredamos de la cartera que recibimos del BNL [por la Banca Nazionale del Lavoro], que hacía pequeñas operaciones de cambio por 500.000 pesos", indicaron. Es decir, poco más de US$ 100.000 al tipo de cambio entonces vigente

Dos frenos; dos actas

La línea técnica de la UIF admitió los argumentos defensivos del HSBC y en un dictamen del 30 de noviembre del año pasado sostuvo que "prima facie" estaba justificada su actuación, visión que no compartió el Consejo, que así lo volcó en un acta, por unanimidad, posición que Federici llegó a afirmar que compartía, según coincidieron tres fuentes oficiales consultadas por LA NACION en los últimos dos meses.

Sin embargo, cuando parecía que el expediente se había redireccionado hacia la sanción del HSBC, los colaboradores de Federici volvieron con la misma propuesta absolutoria en la siguiente reunión del Consejo. Y chocaron con la negativa, unánime, que también se asentó en un acta.

Este segundo encuentro registró momentos de tensión. El primero, cuando una integrante del Consejo comentó que la posición de la UIF era "rara", provocó la reacción de un director de la UIF que defendió a su equipo. Otro consejero aclaró que no debían malinterpretar ese comentario. Si hubieran detectado algo preocupante, añadió, hubieran radicado una denuncia penal, lo que no ocurrió.

Ahora, transcurridos más de seis meses desde esos dos cónclaves, el expediente sobre el HSBC, Federici se apartó del criterio del Consejo, defendió la posición de la línea técnica de la UIF y reafirmó, por acto fundado, la exculpación del banco que preside Gabriel Martino.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.