Tras el desalojo de Guernica, el gobierno de Axel Kicillof ratificó que no dará el subsidio de $50.000 a quienes tomen tierras