UCR: un debate áspero y fervoroso que terminó con la marcha radical

Los críticos lanzaron cuestionamientos a Macri; los dialoguistas justificaron el apoyo a la Casa Rosada
Los críticos lanzaron cuestionamientos a Macri; los dialoguistas justificaron el apoyo a la Casa Rosada
(0)
28 de mayo de 2019  

El debate fue caldeado: las críticas al presidente Mauricio Macri y su gestión fueron el denominador común de la mayoría de los discursos que se pronunciaron frente a los más de 300 convencionales radicales que se dieron cita ayer en Parque Norte. De todas maneras, en el documento final imperó la moderación y, tras entonar la marcha radical, el mitin finalizó con aplausos generalizados.

El documento se aprobó por mayoría a mano alzada, y si bien no hubo votación nominal, se supo que de los 314 convencionales presentes, 271 votaron a favor y otros 14 en contra, mientras que 29 convencionales se ausentaron a la hora de votar. Entre los que se retiraron de Parque Norte figuran los enrolados en el sector más rebelde del partido, los que, con Ricardo Alfonsín a la cabeza, pretendían la ruptura lisa y llana de la UCR con Cambiemos . Igualmente, la magnitud del resultado final refleja el consenso alcanzado entre halcones y palomas que conviven en el partido.

En líneas generales imperó la postura que, en definitiva, impulsaba el jefe del partido, Alfredo Cornejo . El gobernador de Mendoza accedió a que el documento final ratificara la pertenencia de la UCR en Cambiemos, como pretendía el sector dialoguista. Pero logró que, en sus considerandos, el escrito incorporara párrafos críticos hacia la gestión del Gobierno, párrafos que el propio Cornejo se encargó de enfatizar en su discurso.

"Necesitamos corregir los errores políticos garrafales que se cometieron en este gobierno -señaló Cornejo, tras reconocer que la gestión actual no pudo resolver el problema de la pobreza-. Por ejemplo, la relación con las provincias: la estrategia de negociar ley por ley con la oposición no hizo otra cosa que engordar los bolsillos de los gobernadores peronistas en lugar de construir un acuerdo nacional que nos permitiera salir de esta situación".

Los convencionales de la línea dialoguista tuvieron discursos más amables hacia el Gobierno, aunque no dejaron de señalar las falencias de la coalición oficialista y las errores en la gestión. "Se dice acá que el Gobierno ha fracasado y es cierto que la gestión económica ha sido decepcionante. Pero sepamos que si la desazón se convierte en desánimo y desesperanza, no habrá forma de superar las dificultades que tenemos. Acá no hay fracaso, hay una mala performance económica que reconocemos. Pero está dado el sostén propicio para que en adelante este país se recupere", enfatizó el diputado Facundo Suárez Lastra, del sector dialoguista.

"El mejor antídoto contra el populismo es la UCR -insistió, por su parte, Rodolfo Terragno-. No podemos debilitar al Gobierno en esta instancia al sugerir que Cambiemos esta acéfalo. Tampoco podemos fraccionar Cambiemos ni cambiar nuestra posición cuando faltan 26 días para el cierre de las listas. Hay que cambiar Cambiemos, para ello el radicalismo deberá ser un factor de peso en el próximo gobierno".

"Hoy lideramos 446 intendencias en todo el país, tenemos más de 200 funcionarios en el Gobierno y presidimos los dos interbloques en el Congreso. ¡Cómo no vamos a ser parte de este gobierno! ¡Cómo no lo vamos a sentir como nuestro! Cambiemos somos nosotros", enfatizó, por su parte, la diputada Karina Banfi, emocionada, como sus compañeras de partido, porque previamente la convención aprobó un mandato para establecer la paridad de género en los cargos partidarios y electivos.

Desde la vereda contraria llovieron las críticas. El más enfático fue Cornejo, pero antes de él se escucharon discursos incendiarios contra el Gobierno. "Cambiemos está muerto y liquidado, y Macri equivocó el camino", enfatizó Jorge Landra, convencional de Corrientes. "Cambiemos es un cadáver que ya tiene mal olor", asestó el convencional Carlos Fascendini. La convencional Lucía Alberti subió al atril con un paraguas para cubrirse de "la lluvia de inversiones" prometidas por el Presidente al comienzo de su gestión.

"No quiero más Macri", enfatizó. Por su parte, Luciana Rached, presidenta de la Juventud Radical, exigió que la UCR presente su propia lista. "Necesitamos constituir una coalición superior a Cambiemos y tener nuestros propios candidatos", indicó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.