Un trato que se gestó en medio de las presiones