Urtubey se mudó a España tras distanciarse de Lavagna, pero no dejará la política

Macedo y Urtubey, en Sevilla
Macedo y Urtubey, en Sevilla Crédito: Instagram
El exgobernador será profesor de una universidad de Sevilla y volverá en los próximos meses
Alan Soria Guadalupe
(0)
30 de enero de 2020  

La partida de Juan Manuel Urtubey de la Argentina para vivir unos meses en España fue una decisión que el exgobernador de Salta tomó con el objetivo de alejarse brevemente de la política argentina, tras un distanciamiento de su excompañero de fórmula presidencial Roberto Lavagna.

Uno de los factores que detonaron la elección de Urtubey fue la sintonía que Lavagna y su entorno directo mostraron con el gobierno de Alberto Fernández. Un dirigente cercano al salteño explicó que Urtubey no estuvo de acuerdo con el desvío del exministro de Economía del "tercer espacio" para acercarse al nuevo gobierno.

Aunque siempre se mostró dispuesto a mantener una línea de diálogo abierta con la Casa Rosada en manos de Fernández -incluso se especuló en su momento con un posible cargo para él en el Consejo Económico y Social que busca crear el Presidente-, Lavagna accedió a que el kirchnerismo incorporara a dirigentes de Consenso Federal en el reparto de cargos.

Así fue como Marco Lavagna, hijo del exministro, terminó como titular del Indec; Zenón Biagosch, del riñón de Lavagna, fue designado en el directorio del Banco Central; Carlos Hourgbeigt, en la Comisión Nacional de Valores, y Matías Tombolini, en la vicepresidencia del Banco Nación. Según las fuentes, la reacción de Urtubey fue contraria a la estrategia de Lavagna y resolvió apartarse de la política local por unos meses para integrar el claustro de profesores del Foro Internacional de Mediadores Profesionales en la Universidad de Loyola Andalucía, que lo convocó por "poner en valor su labor en favor de la cultura del acuerdo en la provincia de Salta", según dice la invitación.

La sintonía de Consenso Federal con Fernández se vio reflejada también en el Congreso, donde los legisladores lavagnistas apoyaron el proyecto de ley de solidaridad social y reactivación productiva -lo que le valió críticas de dirigentes de Juntos por el Cambio, como Miguel Ángel Pichetto-. Los diputados anticiparon que aprobarían, además, el proyecto de restauración de la sostenibilidad de la deuda pública extranjera que presentó el ministro de Economía, Martín Guzmán, la semana pasada y se votó ayer.

"Urtubey tiene una visión política más cercana a un tercer sector. Es muy independiente y está convencido de que tiene que seguir siendo así, aunque ahora estemos en un incómodo tercer espacio porque no hemos crecido", dijo un excandidato provincial de Consenso Federal.

El exgobernador se mudó a Sevilla la semana pasada junto con su esposa, Isabel Macedo, y la hija de ambos, Isabelita. El otro factor que motivó su alejamiento fue personal, admiten en su entorno. Urtubey ya tenía decidido tomar distancia de la política local poco después de las elecciones presidenciales. Se lo comunicó a los dirigentes más cercanos a mediados de noviembre, en Salta, cuando Gustavo Sáenz ganó la gobernación. Urtubey hizo referencia a que tenía una invitación de la universidad en la que él tenía la oportunidad de transmitir su experiencia al mando de una provincia por 12 años consecutivos. LA NACION intentó sin éxito contactarse con el exgobernador. Cerca de Urtubey, sin embargo, admiten que el alejamiento de la política no será definitivo.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.