Zannini, en campaña: "¿Levanta más emoción la foto de Awada que la de Evita o Cristina?"

El exsecretario de Legal y Técnica de Cristina Kirchner reapareció en un "homenaje militante" a Timerman
El exsecretario de Legal y Técnica de Cristina Kirchner reapareció en un "homenaje militante" a Timerman Fuente: Archivo
Nicolás Tosi
(0)
28 de febrero de 2019  • 12:19

Carlos Zannini , exsecretario de Legal y Técnica de Néstor y Cristina Kirchner , estuvo anoche presente en el "homenaje militante" al excanciller Héctor Timerman , donde aprovechó para calentar la campaña electoral y criticar al gobierno. Su reaparición fue en un local partidario en Palermo, rodeado de unas 200 personas.

"Macri fracasó porque está aplicando un plan de ajuste furioso y está favoreciendo a los sectores que más tienen en perjuicio de los que menos tienen. Algún voto habrá perdido. Yo no veo que en las canchas de fútbol lo viven. Más bien, me parece que lo putean", ironizó Zannini.

El excandidato a vicepresidente del Frente para la Victoria llegó al local partidario PalermoK pasadas las 19 y fue recibido por una ovación de las 200 personas que se congregaron para escucharlo hablar.

La decoración del lugar contó con carteles colgados con las imágenes de todos los "presos políticos" del kirchnerismo.
La decoración del lugar contó con carteles colgados con las imágenes de todos los "presos políticos" del kirchnerismo.

Zannini fue el orador principal de la jornada que reunió a Javier Timerman, hermano del recientemente fallecido excanciller; Jorge Elbaum, exdirector de la DAIA; y Graciana Peñafort, abogada de Timerman, Amado Boudou y Luis D’Elía.

"Hablan de los cuadernos [de las coimas] y dicen que Cristina puede haber bajado muchísimo en la intención de voto. Pero en la percepción social de la calle, yo veo otra cosa. Pienso que a Cristina no la va a votar menos del 38 por ciento, que son los que nos votaron a nosotros en primera vuelta. Y para Macri, llegar al 30 por ciento va a ser un esfuerzo muy grande", sentenció Zannini.

En el frente del local partidario, ubicado sobre la calle Nicaragua, una bandera blanca con la frase "Con presos políticos no hay democracia" adornó el improvisado escenario, donde los disertantes se sentaron detrás de un escritorio de plástico blanco que se elevó, apoyado sobre unos cajones, para que los espectadores pudieran verlos sin dificultad.

Zannini, que pasó 107 días en prisión preventiva acusado de encubrimiento agravado en la causa que del memorándum de entendimiento con Irán, rompió el hielo con una pregunta retórica: "¿Tienen más corazón ellos que nosotros para ganar esta elección? ¿Levanta más emoción la foto de Juliana Awada que la de Evita o de la propia Cristina?". La interpelación despertó una ovación en el público que se ubicó en algunas sillas y de pie sobre la calle de adoquines.

La decoración del lugar contó también con carteles colgados con las imágenes de todos los "presos políticos" del kirchnerismo. Entre la veintena de afiches, se destacaron: la foto del exvicepresidente de Cristina con la consigna "Liberen a Amado Boudou"; el abrazo entre Julio De Vido y Néstor Kirchner con la leyenda "Juntos ejecutaron la mayor obra pública de la historia"; la cara sonriente del exministro de Planificación Federal que pedía "Liberen a Julio De vido"; el rostro en blanco y negro del expresidente de Brasil condenado por corrupción que solicitaba "Liberen a Lula"; y la expresión seria de la dirigente social de Tupac Amaru que decía "Liberen a Milagro"; entre otros.

"Es una persecución política. Cada una de las detenciones son prisiones políticas. Para algunos hay sobreseimientos express y acordados, y para otros hay cárcel antes de que haya juicios. Los que están presos son presos políticos porque las decisiones de que estén presos se tomaron en la política y no en los criterios jurídicos", acusó Zannini.

El exsecretario de Legal y Técnica propuso la unión de sectores de la oposición para derrotar al oficialismo. "Qué bueno sería encontrar una lugar donde podamos estar peronistas y no peronistas. Deberíamos juntarnos alrededor de un programa de gobierno que rescate lo nacional y popular y que ponga rumbo hacia otro lado. Porque acá vamos construyendo la exclusión. Y nosotros sabemos que la solución de los problemas es poner rumbo a la inclusión y poner a trabajar las fábricas", dijo Zannini.

Sobre el final del acto militante, Zannini arengó al público a "no esperar todo de Cristina" y a "tener más actividad para captar votos" para poder cambiar el rumbo económico, político y social. Contó, además, que antes de las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner, "el país venía muy mal pero pudimos salir adelante". Y llamó para "trabajar en convencer" a aquellos que están desencantados con el gobierno para "lograr un gran triunfo para que Argentina vuelva a ser el lugar feliz que queremos todos". Mientras los aplausos sonaban y todos los presentes levantaban sus dedos en V, un hombre gritó con fuerza: "Vamos a ganar".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.