Cumplir un sueño. Una pareja transformó una minivan en una casa rodante de diseño para viajar hasta Alaska