En Estados Unidos, crean un vecindario para vivir sin auto

El desarrollo de US$140 millones de inversión está ubicado en Tempe, Arizona, albergará a 1000 personas y tendrá un parque para perros
El desarrollo de US$140 millones de inversión está ubicado en Tempe, Arizona, albergará a 1000 personas y tendrá un parque para perros
Kristin Toussaint
(0)
7 de diciembre de 2019  

Se dice que el automóvil es el rey en los Estados Unidos. En la mayoría de los lugares la vida parece imposible sin uno. Incluso en las urbes más pobladas los códigos municipales, a menudo, incluyen requisitos que determinan cuántos lugares de estacionamiento deben tener los nuevos proyectos residenciales. Pero esta tendencia poco a poco parece estar cambiando y eso lo pone de manifiesto un nuevo vecindario ubicado en Tempe, Arizona. Quien quiera vivir en ese sitio, deberá resignar su automóvil.

Culdesac Tempe, un desarrollo para 1000 personas que se inaugurará en el otoño de 2020, se anuncia como el "primer desarrollo inmobiliario post-automóvil del mundo". Los fundadores Ryan Johnson y Jeff Berens dicen que quieren ofrecer a las personas la opción de vivir un estilo de vida sin automóviles. El vecindario de uso mixto es un proyecto de US$140 millones de inversión (capitalizado por inversores inmobiliarios), que incluirá un parque para perros, restaurantes, mercado, tienda de comestibles y gimnasio, con acceso a un tren que conecta con el centro de Tempe, el aeropuerto y la universidad estatal de Arizona.

Pero no se preocupe, entienden que el automóvil sigue siendo vital: aunque a los residentes, por contrato, se les prohibirá poseer o estacionar un automóvil en el sitio, el vecindario de Culdesac Tempe seguirá siendo accesible para vehículos de emergencia, automóviles de servicio y viajes compartidos, que tendrán ubicaciones designadas para recoger y dejar alrededor del perímetro. También habrá una pequeña flota de vehículos compartidos que estará disponible como una opción de transporte para los residentes cuando quieran ir más allá de donde el tren del vecindario pueda llevarlos.

Los estacionamientos tampoco se extinguirán por completo. "Debido a que este es un vecindario de uso mixto y tiene muchos restaurantes ,contará con un pequeño estacionamiento para que lo usen los visitantes de los espacios gastronómicos, los amigos de los residentes", dice Berens. "La sensación de la comunidad es como si estuvieras viviendo en un parque. No hay calles de asfalto en su interior. Allí se utilizan adoquines permeables o de granito descompuesto", agrega.

En ciudades de todo el país, las opciones de estacionamiento en la calle y en el garaje ocupan una parte considerable de bienes inmuebles. Por ejemplo, el 40 por ciento de la superficie terrestre en Seattle se usa actualmente para parkings. "Mientras que un desarrollo urbano normal realmente tendría que usar mucho terreno para estacionar. Pero al no tener que diseñar espacios para automóviles, se libera lugar para parques o para senderos para bicicletas y pasarelas y tiendas y otras cosas que la gente quiere tener a pasos de su casa", dice Berens.

Estudios recientes dan cuenta que la vida sin los automóviles mejoraría notoriamente. No es novedad que en los últimos años el tráfico ha empeorado. La contaminación amenaza tanto nuestra salud personal como la del planeta. Además, los autos están demostrando ser una amenaza continua para la seguridad de peatones y ciclistas. Por eso cada vez más comunidades se preguntan por qué nos hemos dedicado tanto al automóvil en primer lugar.

Culdesac Tempe se inspiró en el modelo antiautomóvil que lleva adelante el barrio de Friburgo, Alemania, donde han erradicado este medio de transporte. Otros casos similares e inspiradores para este proyecto fueron los que se observan en algunas áreas de Oslo, Barcelona y Copenhague, entre otros lugares, donde este tipo de vehículo fue dejado fuera de servicio.

La ciudad de París, por ejemplo, implementó una medida simbólica y prohibió los automóviles por un día. La desarrolladora de Culdesac, espera ayudar a allanar el camino para que más municipalidades se queden sin automóviles.

"La historia de las ciudades y el desarrollo urbano es uno de los lugares pioneros de algo nuevo y luego otros lugares que lo replican y lo hacen aún mejor", dice Berens. "Esperamos que lo que estamos haciendo en Tempe establezca un precedente para un tipo diferente de desarrollo. Hasta el momento, muchas ciudades ya nos han contactado para comenzar a incorporar algunas de las cosas que estamos haciendo", analiza uno de los fundadores del complejo.

Este primer vecindario de Culdesac ya tiene interesados.. Los fundadores dicen que ya hay una "enorme" demanda para vivir dentro de sus fronteras sin automóviles. La mayoría de las unidades son de una habitación y tendrán un "precio competitivo" en comparación con los nuevos edificios de apartamentos en el área. Escogieron a Tempe porque Berens y Johnson son nativos de Arizona pero también porque el gobierno local ha demostrado ser progresista. Esto marca el primer y único acuerdo del país entre una ciudad y un desarrollador para construir una comunidad de vecindario sin estacionamiento residencial.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.