Massimo Ianni: "La tendencia es hacia lugares más íntimos"

Silvina Vitale
(0)
4 de noviembre de 2019  

Las experiencias más simples, las que conectan con la esencia y cultura de un país son las más buscadas. Esa es la visión de Massimo Ianni, referente de la hotelería de lujo en el mundo. Nacido en Italia, criado en Francia y formado en las escuelas de hotelería más prestigiosas de Suiza, asegura que el turismo cambió: "hay que volver atrás, estamos en la industria de la hospitalidad, el jugo de naranja fresco, un café bien hecho, una cama bien tendida, más la pasión latina, ahí está la receta del éxito". El hombre que en 1993 fue director del Hyatt de Buenos Aires y entre otros desafíos, tuvo a cargo la remodelación del Faena y de los hoteles Armani alrededor del mundo estuvo de paso por la Argentina para relanzar Hub Porteño, un petit hotel de 11 habitaciones en Recoleta. El establecimiento se sumó a la propuesta de Casas Latinas, el proyecto que lidera Ianni y que ofrece a dueños independientes de casas, pequeños hoteles y estancias, la gestión bajo el concepto de hotelería basada en la atención personalizada al huésped, la hospitalidad y una conexión fuerte con la comunidad local. En nuestro país, Ianni inició esta experiencia en la Estancia La Fortuna, diseñada por el arquitecto francés Le Bergere y construida en 1902, ubicada en Salto, en la provincia de Buenos Aires, a 200 km. de la Capital. Además, Casas Latinas tiene otras sedes en la Isla Margarita, en Venezuela, y en el Lago Orta en el Norte de Italia. En su balance del turismo local, asegura que la región y la Argentina tienen un gran potencial. Tanto es así que planea abrir otras casas en Uruguay, Chile y Perú.

-¿Por qué apostó por la Argentina?

-Fue una decisión que pasó más por el corazón que por la cabeza. Desde el 1991 voy y vengo entre Italia y la Argentina y estoy convencido de que es un país con un potencial enorme. Tiene altibajos constantes, pero creo que hay un valor que hoy está más potenciado que nunca que es la belleza, la naturaleza y la diversidad del país. Además, es un destino en el que ha crecido muchísimo el transporte interno que es clave porque la conectividad es súper importante: no hay destino que funcione sin ella. De hecho, en un momento llegamos a tener la mejor oferta de hoteles que cualquier otro país de Sudamérica pero sin conectividad. Creo que hoy estamos muy bien en ambos aspectos.

-¿Qué trajo la conectividad?

-Un beneficio al turista que hoy tiene menos tiempo para hacer más cosas. Antes si ibas a un destino tenías que volver a Buenos Aires para ir a otro, y la gente no tenía tanto tiempo, se hacía muy largo, pasaban muchas horas viajando. El hecho de que hoy puedas hacer el recorrido Mendoza-Salta es una genialidad. Hace todo más simple, para el turista y para quien tiene un proyecto en el interior.

-¿Cómo ve al sector?

-Lo que hace doler al bolsillo de muchos es beneficioso para nosotros, la devaluación es beneficiosa para el turismo extranjero porque somos más económicos, más atractivos y con un producto de calidad. Hay que tener en cuenta que solo el 3 por ciento del turismo mundial viene a Sudamérica, entonces esta región tiene un futuro impresionante.

-¿Cómo se impulsa el turismo receptivo?

-Es importante que cualquier gobierno que esté en el poder cuide mucho la imagen del país, sobre todo en cuanto a seguridad. Por ejemplo, que se haya hecho el G20 en el país dio una imagen súper positiva. La Argentina necesita resolver cuestiones internas pero lo más importante es lograr la paz social. Hay tanta gente que no sabe a dónde ir porque ya vio todo y éste definitivamente es un buen destino. Además, no solo es la Argentina porque hoy se vende el continente como una experiencia. Si un turista viene desde Europa va a querer conocer un país cercano como Chile,+ Brasil, Perú, es un trabajo conjunto.

-¿Cuáles son las tendencias en el mundo?

-Soy hotelero de raíces, de toda mi vida, y en los últimos años noté una tendencia que es muy clara a nivel mundial y es que la gente elige alojarse en lugares más chicos. La tendencia es hacia lugares más íntimos, conectados con las comunidades locales. Por eso trabajo en Casas Latinas que se caracteriza por su unicidad, todas son distintas, y de tamaño chico, todas tienen 11 suites, y tienen una propuesta muy fuerte de relacionamiento con las comunidades locales. Además, cada casa no supera los 1500 o 1800 metros cuadrados, son realmente unidades muy chicas. Trabajé para hoteles grandes y más allá de la voluntad cuando tenés más de 40 habitaciones es muy complicado brindar un servicio personalizado. Ese es un slogan que ha perdido valor, todo el mundo lo pone pero realmente es imposible. Nos caracterizamos por una serie de conceptos que están implementados desde la visión de una casa o una propiedad privada.

-¿De qué forma?

-La sensación es que se está en la casa de un amigo, el house manager te sirve el desayuno, te lleva la valija, te hace el check in. Por ejemplo, tenemos al amigo porteño, que son colaboradores que dedican su tiempo, una vez por semana, a compartir su pasión con nuestros huéspedes. Una de ellas hace una degustación de vinos, pero genuina y casera, no tiene probablemente el valor de un sommelier pero tiene mucho más valor humano, que es lo que el huésped valora. Otra experiencia puede ser ir a recorrer el barrio, ir de visita a la casa de vecinos, a tiendas. Por ejemplo, también hacemos una degustación de mate. Apelamos a las cosas simples. Los latinos tenemos la capacidad de valorar los momentos, el abrazo, el asado, el mate, el café. Los momentos son humanos, la vida es un momento y eso es lo que le apasiona a la gente. Muchas veces encuentro a los huéspedes en la cocina, porque les gusta, lo definen como un lugar en el que se encuentran con las cosas simples, eso que les despierta curiosidad.

-¿Qué expectativas tiene?

-Miramos Perú, Uruguay y Chile. Estamos previendo una inversión de US$4 millones. Otro foco será Europa: España y Portugal, También vamos a sumar casas en Italia: estamos viendo tres propiedades con una inversión de US$10 millones.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.