Advertencia vecinal: "Rastero, no llamamos a la policía, arreglamos nosotros"

En el barrio Atalaya, en Isidro Casanova, los vecinos instalaron un pasacalle para evidenciar su enojo por el aumento del delito
En el barrio Atalaya, en Isidro Casanova, los vecinos instalaron un pasacalle para evidenciar su enojo por el aumento del delito Crédito: Twitter/@pedrosandro1
(0)
24 de julio de 2020  • 18:08

Los vecinos del barrio Atalaya, en Isidro Casanova, expusieron su malestar por el aumento de la inseguridad. Un pasacalle instalado en el cruce de las calles Albarracín y De las Casas aparece como una advertencia: "Rastrero, si venís al barrio a robar, olvidate, no llamamos a la policía, arreglamos nosotros". Una pistola y la simbólica firma Pablo Escobar otorgan mayor dramatismo al mensaje público en días en que se da un fuerte debate social por el incremento del delito y la violencia en el conurbano.

"Todos los vecinos estamos hartos de la inseguridad. No se puede esperar un colectivo porque te roban. A las siete de la tarde ya no se puede salir a la calle. Esto se puso peor después de la segunda cuarentena", dijo a TN una de las vecinas que se autoconvocaron ayer bajo ese pasacalle para evidenciar su inquietud por lo que ocurre en esa zona de La Matanza.

Los carteles exponían hoy también mensajes de apoyo a la policía bonaerense. El polémico pasacalle fue instalado a mediados de este mes, antes de conocerse los últimos casos de vecinos que mataron a ladrones.

Ese mensaje público tiene similares características al expuesto en diciembre pasado en elbarrio Escalante, en la ciudad de Santa Fe. "Rastrero, en esta zona no llamamos a la policía, si te enganchamos te cabe plomo", fue el mensaje visibilizado allí. Al igual que en el caso de Isidro Casanova, la imagen de una pistola completaba la advertencia vecinal.

El pasacalle instalado en diciembre pasado en el barrio Escalante, en la ciudad de Santa Fe
El pasacalle instalado en diciembre pasado en el barrio Escalante, en la ciudad de Santa Fe

El problema de la inseguridad en el conurbano explotó en el debate público a partir del caso del herrero jubilado, de 71 años, que mató de dos balazos a uno de los cinco delincuentes que lo torturaron. Poco después, otro adulto mayor, de 81 años, abatió con un disparo de escopeta a un ladrón que intentaba ingresar en su casa, en el barrio Colinas de Peralta Ramos, en Mar del Plata. En ambos casos fueron acusados por homicidios agravados, aunque solo se dictó la prisión preventiva al herrero deQuilmes.

El temor y fastidio de los vecinos bonaerenses por la repetición de hechos de violencia llevaron al gobierno nacional a enviar otros 1500 efectivos federales para colaborar con la prevención en las calles de ocho municipios. Si el despliegue es equitativo y tomándose en cuenta que los uniformados trabajan en tres turnos, el apoyo práctico en cada uno de esos distritos es de unos 60 agentes.

Esos efectivos de las fuerzas federales colaborarán en la vigilancia en Avellaneda, Quilmes, La Matanza, Almirante Brown, Moreno, Esteban Echeverría, Florencio Varela y Lomas de Zamora. La semana que viene, en tanto, se incorporarán, entre otros, los partidos de Lanús y Tres de Febrero, según anunció el Ministerio de Seguridad de la Nación, luego de quejas de los intendentes de la oposición.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.