Buscan seguir el rastro de las armas y municiones que alimentan el poder de las bandas narco de Rosario