Coparon una planta de comunicaciones de la Prefectura y se llevaron armas

Sorprendieron a tres prefectos en un puesto de comunicaciones ubicado en Ezeiza
Sorprendieron a tres prefectos en un puesto de comunicaciones ubicado en Ezeiza Crédito: Ministerio de Seguridad
Daniel Gallo
(0)
11 de julio de 2020  • 23:15

Delincuentes sorprendieron a tres prefectos en la planta de comunicaciones que la fuerza de seguridad tiene en Ezeiza y se llevaron las pistolas reglamentarias y chalecos antibala de esos agentes. El hecho ocurrió en la noche del viernes en un predio de 300 hectáreas que está ubicado en el kilómetro 24,5 de la autopista Riccheri. El personal de la Prefectura que fue reducido por al menos tres asaltantes se ocupa de funciones técnicas en ese lugar, que forma parte de la red de comunicaciones de esa fuerza federal. No había allí un despliegue especial de seguridad, confirmaron fuentes de la Prefectura.

Los agentes fueron atados por los delincuentes, que se retiraron del lugar con el armamento como botín. La causa es investigada por el juzgado federal N°2 de Lomas de Zamora, a cargo de Juan Auge. La pesquisa apunta a identificar, mediante las grabaciones de cámaras de seguridad, la ruta de llegada y de escape de los atacantes.

El robo de armamento a personal uniformado es poco frecuente, pero existen varios casos de policías que fueron asaltados en busca de sus armas reglamentarias. También se notificaron episodios de robos en las guardias de unidades militares.

Uno de los casos más conmocionantes ocurrió en 2016 en la ciudad entrerriana de Chajarí, donde fue ejecutado el soldado voluntarioFabricio Bermani para robar su FAL y chaleco antibala. Fueron detenidos piratas del asfalto por ese crimen y uno de los sospechosos había integrado ese regimiento de caballería, por lo que conocía que la guardia militar no tenía sus armas con los cargadores colocados. Era un blanco fácil.

Entre 2007 y 2009 se repitieron varios episodios derobos de fusiles en puestos de guardia del Ejército en Campo de Mayo, en todos los casos las posteriores investigaciones habrían señalado la responsabilidad de soldados voluntarios que estaban vinculados por lazos familiares con bandas narco y que entregaron a sus compañeros, según contó un oficial que estuvo al tanto como ningún otro en ese momento de las pesquisas en busca de esos FAL.

En octubre de 2007 también se registró uno de los más violentos y enigmáticos robos de armas policiales de los últimos años. También ocurrió, como en el caso de la Prefectura, en una planta de comunicaciones, pero en esa oportunidad el blanco fueuna central de enlace de la policía bonaerense en la localidad de Arana, donde fueron asesinados tres agentes.

En el caso sucedido en la planta de transmisión que la Prefectura tiene en el municipio de Ezeiza no sufrieron lesiones los uniformados, según ratificaron fuentes de esa fuerza de seguridad federal.

Los efectivos fueron sorprendidos por los delincuentes cuando se encontraban desarrollando las habituales tareas de verificación técnica en esa oficina.

Los investigadores intentan establecer si ese grupo de tres asaltantes que fueron visualizados por los prefectos contaba con apoyo en el exterior del predio, algo que los detectives judiciales buscan determinar con la observación de las cámaras de seguridad vial instaladas en la autopista Riccheri.

Fuentes de la fuerza de seguridad estiman que los delincuentes buscaban solo el armamento de los prefectos, quizá con el convencimiento de que en esa unidad podían encontrarse fusiles o ametralladoras. No se encontraban en ese lugar armas de esas características y los atacantes se retiraron con las tres pistolas reglamentarias y una escopeta.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.