Condenaron a 13 años a la mujer que amputó el pene a su amante en Córdoba

Barattini escuchó la sentencia acompañada de su abogado; en el recinto estaba su mamá.
Barattini escuchó la sentencia acompañada de su abogado; en el recinto estaba su mamá. Fuente: LA NACION
Gabriela Origlia
(0)
25 de septiembre de 2019  • 16:13

CÓRDOBA. Brenda Barattini, la joven de 28 años que le amputó el pene a su amante con una tijera de podar, fue condenada a 13 años de cárcel. La decisión la tomó un tribunal de Córdoba con ocho integrantes populares (cuatro mujeres y cuatro hombres). La fiscal Laura Battistelli había pedido ese mismo monto de pena ayer, a la hora de su fuerte alegato, en el que reafirmó su convicción de que se había tratado de una tentativa de homicidio agravado. El fallo fue unánime y la defensa de la mujer adelantó que apelará "hasta llegar a la Corte Suprema", una vez que se conozcan los fundamentos de la sentencia. Hubo tensión en la sala y algunos incidentes.

La carátula de la causa, en la segunda audiencia, cambió de "lesiones gravísimas calificadas por el vínculo y alevosía" a "tentativa de homicidio calificado por el vínculo y alevosía" a solicitud de la fiscal del juicio, a poco de iniciado el debate.

Hoy, en su última declaración antes de la sentencia, Barattini dijo: "Jamás en mi vida hubiera querido matar a alguien. No fue mi intención y pido que se haga justicia". En el tribunal estaban su madre, una tía y unos primos.

La joven está detenida desde noviembre de 2017, cuando se produjo el hecho. En los primeros tiempos de reclusión su novio la visitaba porque creía en su versión de que se había defendido de un intento de violación. Pero cuando ella admitió la verdad del vínculo que tenía con la víctima de la mutilación y las circunstancias del hecho, la relación de la pareja se quebró. Ese joven declaró durante este juicio y complicó a su exnovia.

Cuando la víctima, de 42 años, declaró, afirmó que Brenda, después de seccionarle casi totalmente su miembro viril, le gritó "¡morite, hijo de puta!". El hombre debió someterse a una cirugía de reconstrucción, ya que el ataque le afectó el 90% del pene.

Cuando Barattini habló ante el tribunal afirmó que había sentido vulnerada" su intimidad. Dijo que él le exigía que le enviara fotos íntimas y que ante su negativa, se enojaba. "Cuidó más de su celular que de su propio miembro que estaba lastimado", apuntó, con respecto a lo que pasó en el palier del departamento inmediatamente después del ataque.

"Pensé en lastimarlo y planifiqué lastimarlo, herirlo, no más que eso", sostuvo. "El daño que pude haberle hecho no era mayor que el que él me había hecho a mí en un principio", agregó Barattini. En su relato afirmó que fue ella la que abrió la puerta después del ataque. "Yo fui a pedir ayuda", sostuvo.

Con la marcha de la investigación se encontraron elementos que abonan la presunción de que Barattini había planeado el ataque. Según declaró la víctima, el viernes 24 de noviembre ella lo invitó a su departamento porque tenía "unos jueguitos" para hacerle. Él llegó alrededor de las 21.30, ella le volvió a preguntar por sus sentimientos y después -ya en la cama- le dijo: "Te voy a tapar los ojos y vos tenés que descubrir con qué parte te estoy tocando".

La joven estaba sobre él cuando Sergio F. (como se identifica a la víctima) sintió un ruido, "dolor y el chorreado". Explicó: "Era algo como que me estaba mojando. En la reacción creo que la empujé, creo que le pasé por encima, pasé a otra posición y me paré. Yo no sabía bien qué había pasado". En su declaración agregó que la mujer no lo dejaba salir del departamento y que cuando pudo hacerlo lo ayudaron unos vecinos.

La policía encontró una agenda personal de Barattini con anotaciones que denotan una eventual planificación del ataque y acciones posteriores en procura de impunidad. Los apuntes, que ella reconoció como propios, incluyen puntos como "preguntarle cómo se borran los chats", que es lo que intentó hacer cuando, según testigos, ella trató de quitarle al hombre el celular de la mano después de atacarlo".Pasarme sangre/lastimarme?", dice otro ítem; el expediente da cuenta de que ella tenía marcas de sangre en su cuerpo "no compatibles con la agresión que manifiesta haber sufrido".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.