El motochorro especialista en robar supermercados chinos

El robo por el que fue procesado

00:55
Video
Gabriel Di Nicola
(0)
17 de junio de 2019  • 17:07

En noviembre pasado, Héctor Corroncini recibió una pena de tres años de prisión en suspenso por haber protagonizado un robo en un supermercado chino del barrio porteño de Caballito. En ese hecho, ocurrido en diciembre de 2016, su cómplice, Ariel Santos, murió cuando intentaba escapar en una moto. Había sido baleado por Carla Céspedes, agente de la Policía Federal Argentina. En el mismo juicio en el que a él lo condenaron, los jueces Miguel Ángel Caminos, Hugo Cataldi y Beatriz Bistué de Soler absolvieron a la mujer policía. Siete meses después de ese debate oral y público, el asaltante reincidió.

Según la Justicia, volvió a protagonizar un asalto a un supermercado chino, del que escapó con un botín de 22.000 pesos. Corroncini, de 35 años, fue detenido por personal de la Policía de la Ciudad y en las últimas horas fue procesado con prisión preventiva por la jueza en lo criminal y correccional porteña Alejandra Provítola.

Según explicaron fuentes judiciales a la nacion, Corroncini es investigado, por lo menos, por otro hecho de similares características. La Justicia cree que tenía, como especialidad, dar sus golpes en el preciso momento en que los supermercadistas recibían las remesas de gaseosas y bebidas espirituosas. Es sabido que los comerciantes chinos pagan a esos proveedores en efectivo.

La jueza Provítola procesó con prisión preventiva a Corroncini por robo agravado por haber sido cometido con armas de fuego cuya aptitud para el disparo no se puede tener por acreditada. El hecho ocurrió el 5 de este mes en Compre Más, supermercado situado en Álvarez Jonte al 2200, Villa del Parque. El asalto quedó registrado por las cámaras de seguridad del comercio.

Las imágenes de las cámaras fueron clave para que personal de la Policía de la Ciudad pudiese identificar al sospechoso y la patente de la moto en la que se movilizaba.

Las réplicas de armas, los relojes y la vestimenta secuestrada en la casa del sospechoso
Las réplicas de armas, los relojes y la vestimenta secuestrada en la casa del sospechoso

Ahora, según las fuentes consultadas, se intentará determinar si Corroncini también robó 30.000 pesos a otro comerciante chino. Ese atraco ocurrió el 21 de febrero pasado a las 9.30 -tres meses después de la sentencia- en el supermercado situado en Artigas al 3900, también en Villa del Parque. Esa vez, el ladrón también escapó en una moto.

El último robo

Faltaban cinco minutos para las 11 del miércoles 5 cuando Corroncini pasó por una de las cajas de Compre Más y pagó en efectivo una compra menor. Vestía jean azul, zapatillas blancas y una campera oscura. Llevaba un morral colgado de su hombro izquierdo un morral. Salió y, al llegar a la vereda, mira a un lado y a otro y, segundos después, reingresó en el establecimiento.

Las cámaras de seguridad registraron el momento en que Corroncini reingresó en el supermercado, sacó de su costado derecho un arma y exigió el dinero, $18.000, que el encargado del comercio, Cheng Sheng, le estaba pagando a un distribuidor de bebidas. Antes de escapar en una moto le sacó a Sheng otros 4000 pesos.

En su declaración testimonial, el empleado de la empresa distribuidora de gaseosas sostuvo que, cuando estaba cobrando los 18.000 pesos el delincuente le exhibió un arma y le espetó, casi a los gritos: "¡Dame toda la plata!" y lo obligó a internarse en el fondo del negocio.

Un oficial de la Comisaría Comunal 11A de la Policía de la Ciudad, después de analizar las distintas tomas de las grabaciones de las cámaras de seguridad del comercio, pudo determinar la chapa patente de la moto Bajaj Rouser 200 oscura utilizada por el delincuente.

Por medio del Sistema Informático de Planificación y Control de Patrullaje Policial (Sipcop) se determinó que la moto estaba a nombre de una mujer y que Corroncini tenía una autorización para conducirla.

El paso siguiente fue comparar las filmaciones del delincuente en el supermercado con la fotografía tomada por el Registro Nacional de las Personas (Renaper) cuando Corroncini hizo su DNI. Era la misma persona.

Por decisión de la Fiscalía en lo Criminal y Correccional N°30 se hicieron tareas de inteligencia criminal encubiertas. Dos oficiales de la Policía de la Ciudad fueron a la zona en la que vive el sospechoso, en Chacarita, y pudieron determinar que se movilizaba en un Alfa Romeo modelo 155.

El auto estaba a nombre de la misma mujer dueña de la moto usada en el robo en el supermercado Compre Más. Corroncini tenía, también, una cédula azul a su nombre que lo autorizaba a conducirlo.

El sospechoso fue seguido hasta un colegio situado en Dorrego al 800, al que fue a buscar a su hijo. Cuando el personal policial interceptó el vehículo, el ladrón se bajó y corrió en dirección a la avenida Corrientes. Poco después fue detenido por la Policía de la Ciudad.

La moto usada en el robo estaba guardada en un garaje situado en avenida Corrientes al 3600, Almagro. Como se dijo, hasta su detención Corroncini vivió en un departamento de Chacarita, donde el personal policial secuestró una tablet, un reloj dorado, cadenitas de oro, tres réplicas de armas y una constancia de inscripción de una moto de la misma marca y modelo que el utilizado en el robo del supermercado Compre Más, entre otras cosas.

Modus operandi

La modalidad utilizada en el último robo se trata del mismo modus operandi empleado en el robo donde la agente Céspedes mató al cómplice de Corroncini. El 22 de diciembre de 2016, los ladrones irrumpieron en el supermercado chino de Ramos Mejía al 500 cuando un proveedor estaba cobrando el dinero de una mercadería recién entregada.

La ministra Patricia Bullrich recibió a la agente Carla Céspedes
La ministra Patricia Bullrich recibió a la agente Carla Céspedes

Céspedes, quien se hallaba dentro del supermercado y desde hacía seis meses se desempeñaba como policía, comenzó a perseguir a los asaltantes y a disparar con su arma reglamentaria cuando estaban fueran del comercio.

Corroncini logró escapar, pero Santos recibió tres balazos cuando intentaba huir en una moto que había dejado en la vereda a pocos metros de la puerta del supermercado.

Céspedes llegó a juicio oral y público acusada de "homicidio agravado por exceso en el cumplimiento de una función. Fue absuelta en un fallo por mayoría al considerarse que actuó en legítima defensa. "Yo actué bien, no entiendo porqué estoy aquí. Sólo espero que esto se termine para volver a cumplir con mis funciones", había dicho Céspedes al decir sus últimas palabras ante los jueces Caminos, Cataldi y Bistué de Soler.

Después de la absolución fue recibida por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. "Estamos convencidos de que esto [el fallo] sienta las bases para un nuevo paradigma con respecto al accionar policial: aquellos que actúen en el marco de la ley serán defendidos. Desde el primer día seguimos el caso, porque tenemos el compromiso de cuidar a quienes nos cuidan", sostuvo la funcionaria nacional.-

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.