Identifican al chofer del auto del que cayó una mujer que luego fue arrollada

Fuente: Archivo - Crédito: Google Maps
Fernando Rodríguez
(0)
6 de noviembre de 2019  • 13:51

La policía ya identificó al conductor del Renault 9 del que cayó una mujer, embarazada de ocho semanas, que una vez en la calzada fue arrollada por un camión de basura en Gregorio de Laferrère. Según testigos, la víctima, de 35 años y madre de seis hijos, se habría arrojado del auto en movimiento, a las 3 de la madrugada, cuando iba a la Comisaría de la Mujer de San Justo, también en La Matanza, a hacer una denuncia por violencia de género contra su pareja.

Fuentes policiales confirmaron a LA NACION que el chofer fue identificado como Gustavo Adrián Ibáñez, de 22 años, remisero de la zona de Laferrère con una causa abierta el 14 de octubre pasado por resistencia a la autoridad, en Ezeiza. El lunes a la madrugada Ibáñez llevaba en su Renault 9 a la víctima, Laura Vanina Roberto, a denunciar a su pareja, Sergio Adrián Iriarte, de 48 años; ya lo había hecho tres veces antes.

Según testimonios recogidos por los investigadores del caso, la noche anterior al incidente mortal la mujer había ido con su pareja a un bar situado en Andrada y Santo Tomé. Pero algo pasó entre ellos. Según una amiga de ambos, Fanny del Valle Herrera, de 58 años, Laura no quiso bajarse de la camioneta en la que habían llegado porque se había peleado con Iriarte. Dos horas después, según esta mujer, el hombre se fue a su casa "a pie". Finalmente, Roberto le pidió a Fanny que le llamara un remise para volver a su domicilio, en el kilómetro 32 de la ruta 21, en González Catán.

Esta mujer dijo que la víctima estaba bajo los efectos del consumo de estupefacientes. La hermana de Laura, Johana, había declarado que, efectivamente, la mujer era adicta.

Los investigadores intentan, por estas horas, descifrar el bache temporal entre la hora en la que Herrera dice haber llamado el remise que llevaría a su amiga a la casa y el momento en que, efectivamente, se produjo el arrollamiento de la víctima en la ruta 21 entre El Resero y Carcarañá. Son cinco horas.

También, el hecho de que Herrera dijo que el auto de alquiler era un Ford Falcon azul metalizado, mientras que Roberto cayó del asiento trasero del lado del conductor de un Renault 9. Se intentará develar si hubo un cambio de vehículo o si, eventualmente, la víctima bajó de un primer coche y se subió a otro tiempo después. Los detectives esperan que Ibáñez, en cuanto sea ubicado, pueda declarar para desentrañar este capítulo.

Lo que se sabe es que Laura Roberto, tras salir despedida del auto en movimiento, fue eludida por otros dos coches que iban detrás hasta que un camión recolector la arrolló.

La autopsia reveló que la mujer tenía un embarazo de entre 8 y 12 semanas; el camión la arrastró y le produjo excoriaciones que así lo demostraban. Sufrió una fractura a la altura de la nuca, lesiones internas y sangrado a causa del golpe. Los forenses certificaron que Laura Roberto cayó viva a la calzada y que su muerte se produjo por un paro cardiorrespiratorio por traumatismo encéfalo craneano grave.

En el actual estado de cosas el fiscal de La Matanza Fabián Garante aún no pudo establecer fehacientemente si la muerte se debió a un incidente fortuito (una caída accidental) o si la víctima fue arrojada fuera del vehículo intencionalmente.

El relato del testigo

LA NACION se contactó con Nicanor Ferrari, testigo del hecho, y pudo reconstruir lo ocurrido. "Venía en el auto con mi mujer Johanna, estábamos llegando a mi casa de González Catán y, adelante nuestro, a unos 30 metros venia un auto", comienza. Y continúa: " De repente, vi que se abría la puerta y, como es una calle oscura, hice luces y vi que era una persona"

Ferrari logró ver que se trataba de una mujer "por el pelo rubio largo" y pudo esquivar el cuerpo de Laura ya que, según cuenta, su primera reacción fue "tirarse al cordón y clavar los frenos".

"Me subí a la vereda casi", explica. Pero esa maniobra no logró salvar la vida de la joven, que fue atropellada por el camión de basura que venía detrás.

"Atrás venía un camión a toda velocidad, que no llegó a frenar y la atropello pasándola por arriba", contó, y relató que el auto siguió su camino sin frenar.

Si bien se desconoce si la mujer fue arrojada intencionalmente o se "cayó" del auto, el conductor no frenó ni volvió para buscar a la víctima. "Estuve 3 horas -hasta las 6 de la mañana- como testigo y jamás apareció", dijo sobre el conductor.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.