Indignación en Mendoza. Un preso se despertó prendido fuego dentro de un calabozo

Las consecuencias de las quemaduras sufridas por el preso
Las consecuencias de las quemaduras sufridas por el preso
Pablo Mannino
(0)
25 de noviembre de 2020  • 17:56

MENDOZA. La provincia no sale de la conmoción por lo que ocurrió en una comisaría donde un joven se despertó prendido fuego dentro del calabozo. Por el hecho, que está bajo investigación, ya fueron separados de la fuerza tres efectivos de la seccional. Mientras el hombre es atendido en un hospital por las graves heridas que sufrió, crecen las dudas sobre lo que realmente sucedió en la dependencia.

Leonardo Vergelín, oriundo del departamento de La Paz, en la zona este provincial, en el límite con San Luis, había sido aprehendido en aparente estado de ebriedad en la estación de ómnibus de la comuna, el domingo al mediodía. Fue trasladado a la seccional policial en una patrulla de la fuerza.

Alrededor de las 18, los efectivos le acercaron alimentos, aunque no se descarta que también le hayan facilitado cigarrillos y encendedor o, en todo caso, que no le hubiesen prohibido el ingreso de estos artículos. Los uniformados afirman que de pronto vieron que salía humo de la celda donde Vergelín estaba sobre un colchón, y que alcanzaron a sacarlo del lugar, ya con evidentes quemaduras.

Por ahora, no se descarta ninguna hipótesis, entre las que prevalecen que los uniformados no hayan efectuado una correcta requisa o bien que hayan tenido participación en el hecho de manera directa o indirecta, según denuncian familiares y allegados al joven.

Así, en este tranquilo pueblo se produjo el lamentable hecho que tiene en vilo a toda la provincia. Las imágenes de las quemaduras y las ampollas en el tórax, el brazo izquierdo y la espalda del joven se viralizaron en las redes sociales y no dejan de provocar estupor.

Las consecuencias de las quemaduras sufridas por el preso
Las consecuencias de las quemaduras sufridas por el preso

Según contó Rodrigo Vergelín, hermano de la víctima, el joven sigue bajo cuidados médicos en el Hospital Perrupato, de la comuna de San Martín. Él fue el encargado de que se multiplicara en las redes sociales el mensaje sobre lo ocurrido, en el que denunció la actuación de la policía. "Ayer, 22 de noviembre de 2020, en La Paz, Mendoza, la policía local se llevó a mi hermano Leo Vergelín, que estaba durmiendo en la terminal, en una silla. Luego lo metieron en un calabozo, en el cual siguió durmiendo. Al pasar el tiempo se despertó en llamas: alguien, mientras dormía, lo prendió fuego. Acá les dejo imágenes de cómo está mi hermano, todo quemado; la policía le hizo esto a mi hermano, hagamos algo con las injusticias que siguen pasando en nuestro pueblo.... De milagro está vivo, porque no podía salir del calabozo, ¿la policía cobra para cuidarnos o para hacernos esto?... Por favor difundir, para que esto no quede cajoneado, como sucede siempre en la comisaría del pueblo", reza el posteo, donde también se pueden ver las crudas imágenes.

Las consecuencias de las quemaduras sufridas por el preso
Las consecuencias de las quemaduras sufridas por el preso

A la par de la pesquisa judicial que se realiza para determinar las causas del hecho, la Inspección General de Seguridad (IGS) decidió separar a los tres agentes que estaban de turno en la Comisaría 22a. la tarde en la que Vergelín terminó con su cuerpo quemado. De esta manera, durante un mes los agentes percibirán solo la mitad de sus haberes, y si se determinara su responsabilidad en el caso podrían ser exonerados de la fuerza, más allá de la conclusión del proceso judicial penal, que está a cargo de la fiscal Mariana Cahiza.

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.