La confesión de un femicidio: "Yo la maté, son las 3.45. Ahora me mato yo"

El hombre, de 80 años, asesinó a su pareja, de 78, en Villa Gesell
El hombre, de 80 años, asesinó a su pareja, de 78, en Villa Gesell Crédito: El Fundador
(0)
26 de noviembre de 2020  • 17:10

Un hombre de 80 años mató de un disparo en el rostro a su esposa de 78 en una vivienda de la localidad bonaerense de Villa Gesell y, tras el femicidio, se suicidó luego de dejar una carta en la que admitió el crimen, informaron hoy fuentes judiciales y policiales.

El hecho se registró ayer por la madrugada, en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en una casa situada en Paseo 115 entre avenidas 3 y 4 de la mencionada ciudad balnearia.

Fuentes judiciales y policiales informaron a Télam que la investigación comenzó ayer por la mañana cuando un nieto de la pareja, integrada por Alfredo Poggio y Elsa Beatriz Revellio, ingresó al inmueble.

El hombre encontró a su abuela muerta sobre la cama de una de las habitaciones y a su abuelo en la cama matrimonial, ambos con heridas de arma de fuego.

Efectivos de la comisaría de Villa Gesell arribaron al lugar y constataron que Revellio sufrió un disparo a la altura del ojo izquierdo.

En tanto, Poggio tenía un balazo en la sien derecha y una pistola Bersa calibre 9 milímetros en una de sus manos.

El fiscal de la causa, Walter Mercuri, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 de General Madariaga, dispuso que esta tarde se realizara la autopsia, cuyo resultado confirmó que se trató de un femicidio seguido de suicidio.

Los investigadores ayer tenían casi confirmada esa hipótesis dado que el hombre había dejado una carta en la que escribió: "Yo la maté, son las 3.45. Ahora me mato yo".

Además, le envió un audio de WhatsApp a unos de sus hijos alrededor de esa hora de la madrugada de ayer en el que le dijo que había asesinado a la madre y se iba a suicidar.

"La mujer estaba en la cama de una plaza, aparentemente dormida por la forma en la que estaba ya que tampoco tiene ningún signo de defensa", precisó un vocero encargado de la pesquisa.

Tras ello, el agresor fue a su habitación y se suicidó con la pistola de la que era legítimo usuario para portarla.

"Eran de Buenos Aires, tenían muchas propiedades en Villa Gesell, donde pasaban la mayor parte del tiempo y ante la pandemia prefirieron quedarse en esa ciudad", añadió la fuente.

Si bien los allegados admitieron que la pareja tenía una "pésima relación", los investigadores libraron un oficio para determinar si en la ciudad de Buenos Aires había denuncias previas por violencia de género ya que en la localidad balnearia no había ninguna.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.