La Corte de EE.UU rechazó tomar el caso Saldaño y cerró los caminos para evitar la ejecución

Saldaño cumplió años hace unas semanas; lleva 24 en el corredor de la muerte.
Saldaño cumplió años hace unas semanas; lleva 24 en el corredor de la muerte. Fuente: LA NACION
Gabriela Origlia
(0)
18 de noviembre de 2019  • 14:10

CÓRDOBA.- La Corte Suprema de Estados Unidos denegó la última instancia de apelación al argentino Víctor Saldaño: no aceptó tomar su caso en revisión. El cordobés fue condenado a muerte en Texas y lleva 24 años en el "corredor de la muerte". Ahora solo resta que la defensa del acusado pida clemencia y que las autoridades norteamericanas decidan ejecutar la sentencia por medio de una inyección letal.

El abogado Jonathan Miller, que representa los intereses de la Cancillería ante los tribunales norteamericanos, confirmó hoy a LA NACION: " Certiorari fue denegado; la Corte no va a tomar el caso". La referencia es a la presentación hecha en julio, el último recurso posible en el sistema de Justicia estadounidense. En abril, Saldaño le dijo a su mamá que sería ejecutado este mes.

"Lo normal sería darnos tiempo para pedir la clemencia. Es probable que haya otras ejecuciones que se van a realizar primero antes de que pongan una fecha para Víctor", explicó Miller a este diario.

"Es triste; hemos hecho lo que teníamos que hacer -afirmó a LA NACION Lidia Guerrero, mamá de Víctor-. Soy la madre en las buenas y en las malas, y él está muerto en vida, como se los dicen por los altoparlantes de la cárcel. 'Escuchen, estamos ejecutando.'. Fue condenado a muerte ilegítimamente. Hasta último momento tengo fe en Dios; será lo que él disponga".

La mujer se enteró por LA NACION de la resolución de la Corte Suprema; ahora espera la definición del Gobierno estadounidense ante el pedido de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que le ordenó hace tres años conmutar la pena y sacar a Saldaño del corredor de la muerte. El miércoles pasado el caso fue nuevamente tratado en la asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA). Allí, los representantes norteamericanos insistieron con que el sistema judicial de su país tiene los mecanismos necesarios para corregir errores; nunca dijeron que acatarían la resolución de la CIDH.

Miller, el abogado que representa al Gobierno argentino, siempre desmintió que él le hubiera transmitido a Saldaño la posibilidad de una ejecución este año. La presentación ante la Corte fue discutida en la reunión del viernes y hoy el cuerpo anunció su decisión. Scott Smith, designado por los Tribunales Federales de Estados Unidos, es quien representa al cordobés en Texas.

En la petition for writ of certiorari se repasó el caso y se ratificó que Saldaño registra problemas de salud mental por el tiempo que lleva en el corredor de la muerte, a la espera de la ejecución. El texto sostiene que el Quinto Circuito, al rechazar el amparo, "contraviene" el precedente de la Corte Suprema norteamericana en el caso Buck, ya que los motivos para considerar peligroso al cordobés pecan de "vaguedad".

En 1995, junto al mexicano Jorge Chávez, asaltó, secuestró y mató de un tiro al comerciante Paul Ray King. Cuando lo detuvieron, él tenía el arma homicida y el reloj de la víctima. Su compañero confesó y evitó la condena a muerte. El cordobés fue condenado en un primer juicio, en 1996 y esa sentencia se anuló por estar viciada de racismo; en un segundo proceso, también lo condenaron a muerte.

El caso ante la CIDH lo lleva adelante Juan Carlos Vega, quien dejó de representar a Saldaño en Estados Unidos pero cuenta con toda la "confianza" y "agradecimiento" de la madre del cordobés. Después de la audiencia del miércoles, la Comisión emitió un comunicado en el que "insta" al gobierno estadounidense a "cumplir" con su resolución de consultarle la pena a Saldaño y sacarlo del corredor de la muerte. Sobre la decisión de la Corte, Guerrero agregó: "Era una posibilidad remota; lo único que queda es que Estados Unidos responda algo a la CIDH. También sabemos que es difícil; sabrán ellos lo que van a hacer". La mujer no está bien de salud; en la conversación con LA NACION agradeció a la Cancillería que le ha permitido ir a ver a su hijo en estos años.

Si la Corte aceptaba tomar el caso iba a ser la segunda vez que se ocuparía del cordobés, en el 2000 en un fallo inédito, anuló la primera condena a muerte y admitió que la sentencia fue discriminatoria porque consideró como agravante la condición de hispano de Saldaño. En un segundo proceso, para el jurado no hubo dudas de la "peligrosidad futura" que representaba el cordobés. Nuevamente, fue condenado a muerte.

Miller había admitido a este medio que era difícil que la Corte aceptara la revisión: "Toma alrededor del uno por ciento de los casos presentados y la mayoría de los que acepta son por un conflicto entre tribunales de apelaciones sobre la jurisprudencia correcta en un tema de derecho federal".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.