La salida anticipada de condenados indigna a familiares de Cromagnon

Se enteraron de la libertad de una funcionaria y del próximo beneficio al ex colaborador de Chabán por la publicación de la novedad en LA NACION; reunión en la ex ESMA
Florencia Halfon Laksman
(0)
15 de julio de 2016  

Están enojados. Sienten bronca, impotencia... Hay familiares de víctimas de la tragedia de Cromagnon que cada vez creen menos en la Justicia. Así lo manifestaron después de enterarse por la edición de LA NACION del sábado pasado, que se adelantará la libertad de algunos de los condenados por el incendio del boliche de Once durante el show de Callejeros del 30 de diciembre de 2004, que dejó un saldo de 194 muertos y cientos de heridos.

"Me siento ofuscado, indignado y engañado por estas medidas auténticamente injustas y ridículas", resumió Raúl Morales, padre de Sofía, una de las víctimas mortales, y de los sobrevivientes Martín y Santiago. La sensación de este miembro de la asociación civil Que No Se Repita surge de la decisión judicial de anticipar la libertad de la ex funcionaria porteña Fabiana Fiszbin, que ya está en su casa, y de Raúl Villarreal -que fue mano derecha del gerenciador del boliche, Omar Chabán, fallecido en 2014-, que comenzará a tener salidas laborales en octubre, seis meses antes del término de su condena.

Cursos con polémica

Ambos consiguieron el beneficio gracias a los cursos de formación profesional a los que asistieron en su primera estadía en la cárcel, entre diciembre de 2012 y agosto de 2014. Todavía esperan una respuesta al mismo pedido el ex director general de Fiscalización y Control de la Ciudad Gustavo Torres, y los ex Callejeros Christian Torrejón, Elio Delgado y Juan Carbone. Patricio Fontanet, ex líder de la banda, empezó a hacer talleres hace poco porque en la detención anterior estuvo bajo estricto tratamiento psiquiátrico. Como siempre, los músicos cuentan con el apoyo de la agrupación No Nos Cuenten Cromañón.

Las características de los talleres son otro punto que irrita a los familiares de las víctimas. Entre los que hizo Fiszbin se cuentan guitarra, canto, muñequería, marroquinería y reparación de PC, mientras que los certificados de Villarreal hablan de producción teatral, peluquería unisex, administración de microempresas y aspectos del derecho penal.

"Nos están tomando el pelo. Atención [Ricardo] Jaime y [Juan Pablo] Schiavi: asistan a algún cursillo de peluquería o producción teatral y sumen créditos, que en meses salen libres", dijo enojado Morales, en un mensaje a los ex secretarios de Transporte de la Nación condenados en primera instancia por el choque del tren en la estación de Once. "Son alimentados y además reciben recompensas por cualquier curso, por ridículo que sea", concluyó.

Sostuvo Nilda Gómez, madre de Mariano, otro de los 194 fallecidos: "Lamentablemente vamos a ir viendo cómo salen en libertad los homicidas". La titular de Familias Por La Vida consideró "necesario trabajar en las leyes para que dejen de ser tan garantistas", aunque aclaró: "Igual, lo importante es que no hubo forma de que probaran su supuesta inocencia. Pero también quedó demostrada la lamentable labor de la Justicia".

Con esa premisa, la madre de Mariano ve con buenos ojos el plan Justicia 2020, la reforma judicial que propone el Gobierno. Contó a LA NACION que el jueves 7 de este mes se concretó en el Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA) la primera reunión de sobrevivientes y familiares de víctimas con Claudio Avruj, secretario de DDHH de la Nación. Fue organizada por ella y no sólo participaron aquellos vinculados a la causa Cromagnon, sino que también formaron parte del encuentro familiares de víctimas de las tragedias de Once, Beara, Kheyvis, de casos de gatillo fácil, mala praxis, violencia institucional y violencia de género, y las Madres del Dolor.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.