Las dos hipótesis sobre el hackeo a la Policía Federal

La portada de la presentación que hizo el hacker anunciando la cantidad de información
La portada de la presentación que hizo el hacker anunciando la cantidad de información
Gabriel Di Nicola
(0)
13 de agosto de 2019  • 14:12

Dos hipótesis para un tema sensible, que aún genera preocupación: la intrusión y robo de archivos informáticos de la Policía Federal Argentina. Para los investigadores podría tratarse o bien de una venganza por las detenciones, dos años y medio atrás, de hackers que se infiltraron en la cuenta de Twitter de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, o de la actividad de un "funcionario policial infiel".

Así lo informó a LA NACIÓN una calificada fuente de la PFA. Oficialmente, desde la fuerza de seguridad explicaron que "la base de datos de la PFA no está comprometida, sino que los archivos que fueron divulgados se encontraban en la nube, subidos por dependencias periféricas, conformando un reservorio [sic] de archivos"

El ataque informático fue adjudicado por un usuario de Twitter que usa el alias de @lagorraleaks, cuya cuenta fue suspendida en las últimas horas. Según informaron fuentes oficiales, la sustracción de información y archivos habría sido hecha a través de "un robo hormiga", luego de entrar en distintas computadoras de personal policial por medio de la modalidad conocida como phishing, que posibilita la obtención de nombres de usuario y contraseñas por medio de un correo electrónico que simulaba ser un mensaje de seguridad informática.

"Las hipótesis son dos: una venganza por la detención de los dos hackers que se habían infiltrado en la cuenta oficial de la ministra Bullrich y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), hechos ocurridos en enero de 2017. La otra pista que analizamos es que @lagorraleaks sea un funcionario policial infiel", afirmó una alta fuente oficial.

El hackeo en la cuenta de Twitter de la ministra Patricia Bullrich
El hackeo en la cuenta de Twitter de la ministra Patricia Bullrich Crédito: Twitter

El hackeo de la cuenta de la ministra Bullrich ocurrió en enero de 2017. La causa fue investigada por el juez federal Sebastián Ramos. En el expediente, el Ministerio Público estuvo representado por la fiscal Paloma Ochoa. Según fuentes judiciales, el caso ya fue elevado a juicio oral y público, y dos imputados estarán sentados en el banquillo de los acusados.

En el caso que se hizo público ayer, el hacker habría obtenido 700 GB de información reservada, entre la que se destacan las asignaciones de agentes encubiertos en investigaciones de narcotráfico, escuchas telefónicas, datos personales y de legajo de cientos de miles de oficiales -incluido el jefe de la fuerza, comisario general Néstor Roncaglia-, ubicación de retenes y puestos de control móviles. Incluso, nombres de oficiales en jefe denunciados por violencia de género y por acoso a personal subalterno que, pese a eso, fueron postulados para un ascenso.

"No entraron en el sistema informático de la PFA. El hacker robó los archivos después de ingresar en computadoras de policías de distintas dependencias como la Superintendencia de Drogas Peligrosas y la de Bienestar", dijo una calificada fuente de la fuerzas de seguridad.

Después del hackeo se hizó una denuncia que, después de pasar por el fuero ordinario y una declaración de incompetencia, recayó en el Juzgado Federal N° 9 de Comodoro Py, a cargo de Luis Rodríguez.

"La PFA informa que a raíz del hackeo de archivos de información de esta fuerza se han iniciado de manera inmediata las investigaciones pertinentes para buscar a sus responsables y ponerlos a disposición de la Justicia", según un comunicado de prensa.

Si bien en el documento que distribuyó @lagorraleaks se sostenía que tenía archivos de la Policía de la Ciudad, fuentes de la fuerza de seguridad porteña lo desmintieron.

Ayer, primero, se conoció el hackeo en la cuenta oficial de Twitter de la Prefecura Naval Argentina. "Hace unas horas, 3 de nuestros buques fueron atacados por misiles británicos. La Fuerza Aérea y la Armada han respondido con éxito a esta violación de nuestro territorio. El presidente Mauricio Macri ya está en camino hacia el lugar. 27 oficiales de prefectura han fallecido", se podía leer en horas del mediodía en @prefecturanaval

El tuit hackeado
El tuit hackeado Crédito: Captura de Twitter

El mensaje que anunciaba un falso ataque de Gran Bretaña a buques de prefectura, además, no fue el único que se emitió desde esa cuenta, invadida por piratas informáticos. Otro de los mensajes apuntaba a la Ministra de Seguirdad de la Nación, Patricia Bullrich, y decía: "Gracias Pato Bullrich por el ginebra (sic) ¡Pegó repiola!".

A las 14.08 la Prefectura publicó: "Informamos que esta cuenta fue hackeada este mediodía. Los comentarios fuera de lugar que se publicaron en ese período no reflejan la opinión de la institución y fueron eliminados una vez recuperado el control de la misma".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.