Suscriptor digital

Narcos policías en la conexión mexicana

Tres federales, en una célula del cartel comandado por el "Chapo" Guzmán
(0)
17 de mayo de 2014  

Trabajaban en la sede del Departamento Central de la Policía Federal y formaban parte de una banda de narcotraficantes que envió 1200 kilos de cocaína a México. Un comisario y dos suboficiales de la mencionada fuerza de seguridad federal fueron apresados en las últimas horas, acusados de integrar la organización que traficaba la droga diluida en 2600 litros de aceite aislante que estaban colocados en dos transformadores secuestrados, hace dos semanas, en Puerto Progreso, en el estado mexicano de Yucatán.

Según informó el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, la banda de narcotraficantes tenía vinculaciones con el cartel de Sinaloa, una de las principales organizaciones dedicadas a la comercialización de estupefacientes del mundo y que, hasta hace unos meses, comandaba Joaquín "Chapo" Guzmán. Las autoridades argentinas creen que el grupo desbaratado en las últimas horas era una célula del cartel mexicano instalada nuestro país. Los uniformados acusados de integrar el grupo que había inaugurado la nueva ruta y metodología para simular los embarques de cocaína se desempeñaban en el área de la Mesa de Entradas del Departamento Central de la Policía Federal.

Fuentes de la investigación indicaron que los policías aportaban apoyo logístico, protección y documentos para que los narcotraficantes pudieran moverse por el territorio argentino sin que los detuvieran.

La operación fue desbaratada por efectivos de la Gendarmería y de la Policía Federal por instrucciones de la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, que se trasladó a México e intervino en el secuestro de la droga. Del viaje también tomaron parte Berni y el director de la Aduana, Carlos Sánchez. Durante los operativos, los investigadores apresaron a nueve sospechosos y secuestraron una importante cantidad de armas.

"Nos trasladamos a México para comprobar que los transformadores que habían pasado por la Aduana argentina llegaron a la aduana mexicana con la cocaína que sospechábamos", expresó Berni.

Los transformadores que contenían la cocaína líquida y el aceite habían sido transportados desde Buenos Aires en un barco de bandera israelí que amarró en Puerto Progreso.

Al ser consultado sobre el origen del estupefaciente, Berni respondió: "Como llega normalmente el 90% a través de Bolivia y Paraguay, por tierra". Además, el funcionario estimó que el valor de la droga secuestrada ascendería a US$ 40.000.000. En tanto que la principal hipótesis indicaba que el destino de la droga era Europa.

El mexicano detenido, identificado sólo como "César" y de 42 años, fue el químico que se encargó de diluir los mil kilogramos de cocaína en aceite aislante. El imputado fue apresado durante un allanamiento a un departamento de Amenábar al 1900, en Belgrano.

Agentes presos en Río Negro

Dos efectivos de la policía de Río Negro fueron detenidos en Viedma acusados de su presunta vinculación con una banda de narcotraficantes. La investigación que derivó en las capturas de ambos uniformados comenzó hace dos meses.

En el mismo procedimiento fue detenido un civil y que será indagado por el juez federal de Viedma. Los policías apresados son un oficial y un suboficial que trabajan en una comisaría de la capital provincial.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?