Otro detenido por el secuestro del padre de Tevez

Fue uno de los sospechosos que negoció el pago del rescate con el hermano del futbolista; hay 5 presos
Gustavo Carabajal
(0)
13 de marzo de 2015  

"¡Le avisaste a la policía! Si yo no puedo ver más a mis hijos porque me meten preso, vos no vas a volver a ver tu viejo." Quien lanzó la amenaza fue uno de los sospechosos que tenían secuestrado a Segundo Tevez, padre del futbolista de Juventus, de Italia, Carlos Tevez . Diego, hermano del ex jugador de Boca, recibió la advertencia, al tiempo que trataba de explicarle al malviviente que habían cumplido con las exigencias de los secuestradores y no hicieron ninguna denuncia policial. Así comenzaba una de los llamadas extorsivas entre uno de los secuestradores que mantenía cautivo desde las 8.30 al padre del delantero del seleccionado argentino de fútbol y el interlocutor en la familia del futbolista.

Ayer, efectivos de la División Antisecuestros de la Policía Federal apresaron al quinto imputado por el hecho, ocurrido el 29 de julio pasado. Los detectives detuvieron al acusado durante un procedimiento en José C. Paz, que fue ordenado por el fiscal federal de Tres de Febrero, Paul Starc, que siguió con los análisis de las grabaciones de las llamadas telefónicas, luego de que, a mediados de agosto pasado, habían sido apresados los otro cuatro integrantes de la banda.

Con la detención de este nuevo sospechoso, que habría sido identificado por fuentes policiales como Valentín Barrios, son cinco los imputados apresados por su presunta vinculación con el secuestro del padre de Tevez. Para los investigadores, ya no quedan prófugos por el hecho.

En la mencionada llamada extorsiva, el secuestrador que negociaba el monto del rescate con el hermano del futbolista le recriminaba haber avisado a la policía. Para entonces, la noticia sobre el secuestro de Tevez comenzó a ser difundida a través de los medios de comunicación.

Fuentes de la investigación aseguraron a LA NACION que la familia no hizo la denuncia. Un repartidor que circulaba por las adyacencias de Dolores Prats y la Autopista del Oeste, que conocía al padre de Tevez, vio cuando dos delincuentes se bajaron de un Volkswagen Passat blanco y se lo llevaron cautivo y avisó al número de emergencias 911 de la policía.

El padre de Tevez, quien es muy conocido en la zona porque trabaja como constructor, circulaba a bordo de una camioneta Dodge Journey cuando fue interceptado por los delincuentes que lo obligaron a descender del vehículo, que luego abandonaron. Así, el hecho que comenzó como un robo de un vehículo derivó en un secuestro extorsivo.

Tevez fue liberado sano y salvo a las 13.30, cerca del cruce de la avenida General Paz y Federico Beiró, cerca de la colectora del lado de Villa Raffo. Cerca de allí, sobre la avenida General Paz, frente a un hotel alojamiento, un allegado a la familia Tevez, de auto a auto, entregó la bolsa con los aproximadamente $ 400.000 a los secuestradores.

Una semana después del hecho, la investigación recayó en la fiscalía federal de Tres de Febrero, que comenzó de cero la pesquisa. Primero, los policías supervisados por el fiscal Starc siguieron la pista del Volkswagen Passat utilizado para interceptar a Tevez. Así, lograron individualizar a los asaltantes. A mediados de agosto, lograron apresar a tres sospechosos que habrían sido identificados como Juan Carlos Baeza Portillo, Johnatan Romero y Carlos Sebastián Zapata. Los dos primeros habrían integrado la denominada Banda del Oeste, que se dedicaba a cometer secuestros extorsivos y tenía como eje la Autopista del Oeste. El cuarto sospechoso, que habría sido identificado como Sergio Lugo, fue apresado en octubre pasado, en el Hospital Zubizarreta, donde fue llevado con un disparo en el tórax.

Actualmente, los cuatro imputados están presos con procesamientos dictados por la Justicia Federal. Mientras que la captura de Barrios se concretó cuando en la fiscalía un funcionario con una especial habilidad para diferenciar voces, advirtió que en las grabaciones de las llamadas extorsivas aparecían dos secuestradores negociando con la familia de Tevez. Entonces, la voz de ese segundo sospechoso fue comparada con la grabación de otra llamada en la que uno de los imputados hablaba con un cómplice por la compra de un arma. Se determinó que esa voz correspondía al mencionado Barrios, quien trabajaba junto con Zapata en una fábrica envasadora en José C. Paz.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.