Policías tucumanos arrojaron en Catamarca el cuerpo del hombre desaparecido en un operativo

El Ministerio Público Fiscal de Tucumán llevó adelante la investigación que derivó en el hallazgo del cuerpo de Luis Espinoza
El Ministerio Público Fiscal de Tucumán llevó adelante la investigación que derivó en el hallazgo del cuerpo de Luis Espinoza
Fabián López
(0)
22 de mayo de 2020  • 17:32

SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- Los investigadores tienen más certezas que dudas: Luis Armando Espinoza , el hombre desaparecido hace una semana en el sur tucumano durante un violento operativo por una carrera clandestina de caballos, habría sido asesinado por los policías, quienes luego trasladaron el cuerpo hasta Catamarca y arrojaron el cadáver en un acantilado , donde hoy fue descubierto.

Por el hecho, están detenidos nueve efectivos que prestan funciones en la Comisaría de Monteagudo y un vigía comunal, quienes en las últimas 48 horas prestaron declaración ante la fiscal de la causa, Mónica García de Targa. Se trata del subcomisario Rubén Montenegro, el oficial José Morales, los sargentos René Ardiles y Víctor Salinas; los cabos José Paz, Claudio Zelaya y Miriam González; el agente Esteban Rojas González y el vigía ciudadano de la comuna de Monteagudo, Sergio Santillán.

Según fuentes de la causa, dos de los policías habrían roto el pacto de silencio que mantenían desde el viernes de la semana pasada para confesar que Espinoza fue herido por uno de ellos durante el operativo y que luego se deshicieron del cuerpo. La declaración de estos dos policías no coincidiría con la del resto de los detenidos, quienes habrían negado el hecho.

Los peritos encontraron el cuerpo de Luis Espinoza en una zona de monte ubicada en territorio catamarqueño
Los peritos encontraron el cuerpo de Luis Espinoza en una zona de monte ubicada en territorio catamarqueño

El viernes de la semana pasada, Luis Espinoza y su hermano, Juan Antonio, pasaban a caballo por la zona del paraje Melcho, 70 kilómetros al sur de la capital tucumana, donde se llevaba a cabo un festival de carreras de caballos organizada en plena cuarentena y se detuvieron a observar. Minutos después, efectivos de la Comisaría de Monteagudo llegaron al lugar para dispersar a los participantes de la "cuadrera" clandestina y se produjeron violentos incidentes.

Juan Espinoza declaró que se cayó del caballo y que los policías comenzaron a golpearlo, al igual que a su hermano, quien, según dijo, fue arrastrado por los uniformados hacia el monte, hasta que se escucharon disparos. Fue la última vez que Luis Espinoza fue visto con vida.

Testigos aseguraron que el trabajador rural fue subido a la camioneta de uno de los policías. Los familiares de Espinoza creen que Luis fue asesinado y que hicieron desaparecer el cuerpo. El escandaloso hecho generó conmoción política en Tucumán y derivó en el desplazamiento de las autoridades de la Unidad Regional Sur de la Policía. Además, la oposición en la Legislatura realizó una presentación para que sean citados a dar explicaciones el ministro de Seguridad, Claudio Maley, y el jefe de Policía de Tucumán, Manuel Bernacchi.

Allanaron una comisaría

La fiscal García de Targa recibió autorización del juez Mario Velázquez para realizar esta madrugada el allanamiento de la Comisaría de Monteagudo, ciudad ubicada 90 kilómetros al sur de la capital tucumana. En esa sede policial, peritos del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales buscaron restos de sangre, ante la hipótesis de que Espinoza pudo haber sido trasladado a ese lugar antes de su desaparición.

En otro allanamiento, concretado durante las primeras horas de hoy en una vivienda, fue detenido un civil (sería familiar de uno de los detenidos) y encontraron ropas con manchas de sangre, además de un arma, entre otras pruebas que podrían aportar información a la causa.

Peritos del Ministerio Público Fiscal buscaron encontraron pistas en la zona donde desapareció Luis Armando Espinoza
Peritos del Ministerio Público Fiscal buscaron encontraron pistas en la zona donde desapareció Luis Armando Espinoza

En el marco de la investigación, que incluyó la realización de allanamientos en las localidades de Simoca, Monteagudo, Atahona y La Trinidad, fueron secuestrados varios vehículos, además de armas de fuego, teléfonos celulares y prendas de vestir y zapatos con manchas pardo rojizas, que están siendo sometidos a peritajes.

Con los avances investigativos concretados en las últimas horas, el juez Velázquez ordenó el traslado de los detenidos a la cárcel de Villa Urquiza, a excepción de la cabo González y del vigía ciudadano Santillán.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.