Protesta policial: robos y menos detenidos, la otra cara del reclamo

Muchos patrulleros quedaron fuera de servicio al ser utilizados para reforzar la protesta policial
Muchos patrulleros quedaron fuera de servicio al ser utilizados para reforzar la protesta policial Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi
Gustavo Carabajal
(0)
12 de septiembre de 2020  • 23:31

Pasaron casi ocho años para que en Cañuelas volviera a ocurrir un homicidio en ocasión de robo. Ese asesinato cometido durante un asalto después de tanto tiempo se registró en medio de la protesta de los efectivos de la policía bonaerense que reclamaban aumento de sueldo. Mirta Barcia, una empleada municipal, de 64 años, fue asesinada por dos delincuentes que le robaron el celular, mientras estaba en la puerta de su casa.

Aunque los representantes de los uniformados en las protestas afirmaron que no se dejaron de cubrir las zonas asignadas a los patrullajes, en el conurbano se registraron otros cuatro asesinatos. Y favorecidos por la falta de uniformados en las calles proliferaron los asaltos, especialmente cometidos por ladrones en motos.

El miércoles pasado, a las 17, a quince cuadras de la plaza Alsina, de Avellaneda, donde se realizaba una protesta policial y a cuatrocientos metros de la comisaría 4a. de ese distrito, dos asaltantes a bordo de una moto interceptaron a una joven que caminaba rumbo a su casa y le robaron el celular.

El asaltante que cubría su rostro con un casco la sometió a una feroz golpiza. Aunque la víctima estaba en el piso, indefensa, el ladrón continuó aplicando golpes en las costillas y cambió los puños por las patadas. A pesar que el hecho ocurrió a pocos metros de una seccional policial, en Brandsen, entre Ferré y Acha, no apareció ningún uniformado.

En Lebensohn y Reconquista, en Bernal, a cinco cuadras de la seccional de Barrio Parque, un grupo de ladrones aprovechó la falta de uniformados en una de las zonas más custodiadas del partido de Quilmes para amenazar a los automovilistas que circulaban por una de las avenidas más importantes del distrito. La escena de los delincuentes que intentaban asaltar a la gente en esa esquina quedó grabada por las cámaras de seguridad. En este caso, tampoco apareció ningún policía.

Fuera de las zonas de patrullaje, los móviles policiales fueron la escenografía de la protesta
Fuera de las zonas de patrullaje, los móviles policiales fueron la escenografía de la protesta Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez

Un día antes, en la zona rural de La Plata, en el Camino Real, un grupo de productores agropecuarios que se dedica a la explotación de ganado vacuno en la modalidad feedlot sufrió el robo de hacienda, en medio de la protesta policial. Los productores estimaron en más de $ 1.500.000 las pérdidas por los hechos cometidos por cuatreros en establecimientos instalados entre La Plata y Berisso.

A pesar de la repetición de episodios de violencia, fuentes del Ministerio de Seguridad bonaerense indicaron que "las protestas policiales no impidieron que se desarrollara con normalidad la tarea de patrullaje y que se cumpliera con el servicio de seguridad. Se hicieron secuestros de drogas y se detuvieron a sospechosos".

Si bien no se conocieron todavía las estadísticas oficiales para establecer si crecieron las denuncias por robos durante la protesta de los policías bonaerense, fuentes judiciales de diversos distritos judiciales del conurbano advirtieron una leve merma en la cantidad de detenidos durante las casi 96 horas en las que se desarrollaron las manifestaciones. A medida que crecía la convocatoria para que los policías se movilizaran a distintas jefaturas departamentales del conurbano, también se producían los asaltos a vecinos.

Por ejemplo, el martes pasado, en Isidro Casanova, en el partido de La Matanza, tres delincuentes armados asaltaron a un padre y a su hijo cuando estacionaban su automóvil Volkswagen Gol Trend rojo, en la puerta de la casa del mecánico. Momentos después de haber detenido la marcha del vehículo, en Canadá y Don Segundo Sombra, tres asaltantes rodearon el automóvil y, a punta de pistola, exigieron a padre e hijo que descendieran del rodado. Un día antes en Jofré al 5000, tres delincuentes, a bordo de un Volkswagen Polo blanco asaltaron a un repartidor de una empresa de venta por internet y le robaron la camioneta.

Los policías bonaerenses reclamaron en las calles
Los policías bonaerenses reclamaron en las calles Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez

Cuando trascendió la noticia de los robos, los vecinos de dicha esquina reclamaron la presencia de policías en el barrio, debido a la sucesión de robos que sufrieron en los últimos días. La protesta de los vecinos por seguridad en el barrio se produjo al mismo tiempo que aumentaba la cantidad de efectivos de la policía bonaerense que se concentraban en la sede de la Jefatura de Coordinación Operativa, en Puente 12, también en La Matanza.

Uno de los focos de la protesta policial fue la sede la Jefatura Departamental Almirante Brown. Allí, desde el lunes pasado, se concentró una gran cantidad de efectivos. El martes pasado, durante la protesta policial, en Glew, un vecino, de 68 años, fue herido con un cuchillo en el cuello por un adolescente que intentó robarle la mochila. Según el relato del hombre asaltado, que habría sido identificado como Félix Rodríguez, el ataque ocurrió en la esquina de Vernier y Las Heras. Malherido, la víctima fue llevada a un centro de atención médica en Longchamps, donde le salvaron la vida.

En medio de las protestas policiales, un vecino denunció que un ladrón intentó robarle la moto. Ante la falta de uniformados en la zona, los vecinos reaccionaron y le propinaron una paliza al delincuente, que huyó sin concretar el asalto.

En tanto que, entre el lunes y martes pasado, la zona de Melchor Romero fue escenario de dos homicidios. En el primero de los sangrientos episodios, un adolescente, de 17 años, que habría sido identificado como Nicolás Domínguez, fue asesinado a balazos a pocos metros de una plaza situada entre los barrios Don Fabián y Santa Ana.

Pocas horas después, otro joven, de la misma edad, que habría sido identificado por fuentes policiales como Martín Barboza, fue asesinado de una puñalada, en la esquina de 155 y 528. A raíz de ambos homicidios, los vecinos de los dos barrios reclamaron la presencia policial para tratar de frenar la sucesión de asesinatos.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.