"¿Quieren grabar una película de terror?, están todos re robados"

Los estudiantes de la carrera de cine estaban grabando las últimas escenas
Los estudiantes de la carrera de cine estaban grabando las últimas escenas
Valeria Presa
(0)
4 de febrero de 2020  • 15:00

"¿Quieren grabar una película de terror?; ¿Quién es el director?, porque están todos re robados". Así, con ese "anuncio", comenzó la pesadilla para los ocho estudiantes de cine de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de La Plata que se disponían a filmar en el Parque Pereyra, de Berazategui. Los jóvenes no viven en la zona: son de Tandil, Rauch, Saladillo y Gualeguaychú, y el fin de semana iban a grabar el último cortometraje, con el que esperaban obtener la aprobación de la materia. Por eso, luego de sus vacaciones volvieron a la capital provincial, donde estudian, y siguieron hasta el gigantesco parque para grabar esas últimas escenas que les faltaban.

Con mucho esfuerzo apostaron todo al último cortometraje. Alquilaron y pidieron prestadas cámaras, auriculares y otros equipos que necesitaban para llevarlo a cabo. Ya no tenían más plata ni tiempo para otro rodaje. El domingo, después de grabar todo el día, esperaban terminarlo.

Pero a las 16, cuando ya les faltaba grabar unas pocas escenas, se cruzaron con un grupo de jóvenes de entre 17 y 18 años. Todo sucedió en un instante: uno sacó un arma de fuego; otro, un cuchillo. En un segundo la banda estaba lista para robarles a los estudiantes todo el equipo.

"Nos rodearon. El que iba primero empezó a preguntar quién era el director, porque estábamos todos 're robados', y ahí sacó un revólver. Mis compañeras salieron corriendo a más no poder; una de ellas intentó salvar la cámara, que era lo más caro, de alrededor de 50 mil pesos, pero le pusieron el cuchillo en el cuello", contó María Bonadeo, una de las estudiantes.

Los equipos que les robaron están valuados en 400 mil pesos aproximadamente
Los equipos que les robaron están valuados en 400 mil pesos aproximadamente

Lo que primero se les cruzó por la mente no fue el miedo a que les pasara algo, sino en todos esos equipos que costaban en conjunto alrededor de 400.000 pesos y que, peor aun, no eran suyos: los habían alquilado con mucho esfuerzo o los habían pedido prestado.

"Me quedé helada. El delincuente me puso el arma en la cabeza y yo le pedí que se calmara. Pero a mi costado vi que estaba una mochila con uno de los equipos más caros, entonces intenté agarrarla y salí corriendo. Pensé que me iba a pegar un tiro", agregó María.

Paula Cáceres, otra de las víctimas, contó que se quedó en shock y que no sabía como reaccionar, si correr, salvar los equipos o quedarse quieta. "Mi mayor miedo era que nos dispararan. Pero salí corriendo y en el camino se me quedó una de las zapatillas en el barro. Grité por ayuda, pero la gente me miraba y nadie hacía nada".

Otra de las jóvenes, en el intento de salir corriendo, se cayó y se lastimó la rodilla, y otra se esguinzó un pie y ahora está con una bota ortopédica. Pero la gran preocupación de los estudiantes sigue siendo lo que perdieron, los elementos que les robaron, que no eran suyos y que tienen un valor económico muy alto.

"Fue todo muy rápido y muy traumático. Vi enseguida que todos tenían armas y, la verdad, no sabía cómo actuar. En un momento me escondí entre los árboles y podía ver cuando le apuntaban y amenazaban a mi amiga. Por suerte no le pasó nada", contó Jazmín Caramp, otra de las estudiantes.

Una vez concluido el lamentable episodio, se encontraron todos y la policía ya estaba en el lugar. Se trasladaron a la comisaría 3a. de Berazategui, pero aún no hay pistas de estos jóvenes ladrones que les robaron todo el equipo.

Se encontraban en Parque Pereyra al momento del robo
Se encontraban en Parque Pereyra al momento del robo

"Queremos hacernos responsables de recuperar el dinero para devolverles todo a las personas que nos prestaron los equipos. Creamos una cuenta de Mercado Pago para que la gente que pueda nos ayude con alguna donación", explicó María. También abrieron una caja de ahorros del Banco Santander, de la filial 0743, con el número 20644/6, a nombre de Paula Mariela Cáceres, una de las víctimas.

Entre lo que les robaron figura una cámara Canon T5i; tres micrófonos corbateros Sennheiser ew100 g3; una oteado cam Zhiyun, modelo Crane Plus, número de serie FCC ID 2AIHFZYYH, modelo CRA01; un objetivo Rokinon 1.5 Full Frame, número de serie E216H2012, Boom rode ntg2; una grabadora Zoom H6; un cable Canon, y auriculares Sennheiser 407.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.