Un menor y un ladrón que quedó libre en julio pasado fueron detenidos por matar a un policía

El oficial intentó escapar de los delincuentes y chocó
El oficial intentó escapar de los delincuentes y chocó Crédito: Captura Google Street View
El uniformado bonaerense trabajaba de manera informal como remisero y fue interceptado cuando estacionó su vehículo en Ciudad Evita
(0)
4 de septiembre de 2019  

Un adolescente fue detenido ayer como sospechoso del asesinato del policía Jonathan Emmanuel Benítez, baleado en un intento de robo en la localidad bonaerense de Ciudad Evita. Junto con el menor fueron atrapados un hombre y una mujer por su presunta participación en el homicidio.

Según fuentes policiales y judiciales, el efectivo, que se desempeñaba en la Policía Local de La Matanza, recibió un mortal disparo frente a un complejo habitacional ubicado en Ciudad Evita. Con la muerte del agente de 30 años, suman 13 los policías asesinados en lo que va del año en todo el país. Siete de los trece uniformados asesinados durante 2019 se desempeñaban en la fuerza de seguridad bonaerense.

A partir de la reconstrucción del violento episodio realizada por los investigadores policiales y judiciales se determinó que Benítez fue interceptado anteanoche, minutos después de las 23, cuando estacionaba su Volkswagen Gol gris estacionado en un playón situado en La Quila y El Tapetí. Investigan si los atacantes simularon ser policías en un control vehicular para obligar a Benítez a detenerse.

Una mujer que llamó al número de emergencias 911 relató que, al menos, tres delincuentes sorprendieron a Benítez, le dispararon, le robaron su pistola calibre 9 mm y huyeron. A pesar de estar herido, el oficial logró conducir su automóvil hasta la rotonda de La Tablada, en Crovara y Camino de Cintura, donde ingresó en el playón de una estación de servicio y chocó contra un Fiat Punto que estaba estacionado.

En ese momento, Benítez quedó desvanecido en el asiento del conductor y fue auxiliado por personal policial que estaba en la zona. Al encontrar la funda de la pistola vacía, los uniformados advirtieron que la víctima era policía.

Al principio, debido a que el policía tenía una herida en la cabeza producto del choque, los efectivos que lo asistieron pensaron que había sido baleado en el cráneo, lo que luego fue descartado por los médicos del Hospital Balestrini.

Cuando los médicos recibieron a Benítez en la guardia, su estado era grave porque había perdido mucha sangre. La investigación quedó a cargo de personal de la Jefatura Departamental de La Matanza y de la Unidad Funcional de Instrucción N° 2, a cargo de Daniel Pagnotta.

Ayer, después del mediodía, los efectivos de la policía bonaerense, supervisados por el fiscal, allanaron algunas viviendas de un complejo habitacional de La Tablada y apresaron como sospechosos del crimen a dos hombre, uno de ellos menor de edad y a una mujer.

Al revisar a los sospechosos, los policías hallaron dos armas de fuego, droga, dos motos con pedido se secuestro por robo. Uno de los imputados es menor de edad, mientras que el otro, tiene 24 años y había sido apresado en julio pasado, acusado de robo agravado por el uso de armas de fuego. Sin embargo, a pesar de la gravedad de la imputación, estaba libre.

Los familiares de Benítez indicaron que el policía realizaba servicios para Uber en su tiempo libre y que posiblemente los autores del homicidio quisieron asaltarlo para robarle el dinero de la recaudación, pero cuando advirtieron que era un policía, lo mataron.

Además de la muerte de Benítez, en los últimos diez días dos mujeres policías, en esos casos de la Ciudad, fueron baleadas por ladrones que les robaron sus armas reglamentarias. Uno de esos violentos episodios ocurrió el 29 de agosto, cuando la inspectora principal de la Policía de la Ciudad Soledad Marina Ontivero, de 35 años, fue baleada en la espalda. Tres días antes, la oficial Karina Castillo, de la misma fuerza, recibió dos tiros en el rostro y esta internada en el Hospital Churruca.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.